Buscar

Cargando...
12

TEENAGE FANCLUB - Here (2016)

TEENAGE FANCLUB - Here 1

...sin experimentos con gaseosa ni limonada, con su sonido característico que emana tanto de las aves migratorias como de las estrellas que brillan en el firmamento y hasta incluso echando un trago en la pila bautismal de la mejor iglesia aussie...

Por fin ha llegado el día, 9 de septiembre del 2016, fecha de la publicación oficial del esperado trabajo de mis siempre alabados TEENAGE FANCLUB. Aunque todo sea dicho, ni mucho menos el que suscribe ha sido el único que ha catado la totalidad de su contenido a lo largo del último mes desde que a principios de agosto trascendiera este trabajo a través de diversas plataformas digitales. 

TEENAGE FANCLUB - Here 2
Intentaré ser lo más explícito y objetivo posible sobre la rodajilla sónica que nos ocupa teniendo en cuenta el confeso aprecio que siento por los escoceses. No, Here nunca se podrá equiparar a ninguna de las magnas POMS noventeras, eso estaba cantado, también tengo dudas y no creo que supere al anterior “Shadows” del 2010 (mucho mejor disco de lo que se le reprochó desde algunos sectores, tiempo al tiempo), pero tanto el buen estado de forma en otras aventuras de algunos de sus miembros como Norman Blake con The New Mendicants durante el 2014 o como Gerard Love con Lightships en el 2012, así como el halagüeño adelanto de I’m in love durante el pasado mes de junio, hacían presagiar un notable nivel en este retorno teenagefanclubero. 

A destacar que a partir del susodicho temazo inicial el disco continúa como un cañón con auténticas delicatessens tales como Thin air”, “Hold on”, The darkest part of the night(mi favorita con esa onda tan bucólica y tan norteña) o “I have nothing more to say (pieza sublime que entra cual si fuera una flecha de Cupido y que incluso podría rememorar a la "Verisimilitude" del Gran Premio) pero a partir de aquí no es menos cierto que parece como si se hubiesen vaciado y el disco da la sensación de desanimado o abatido en el resto de cortes (I was beautiful when I was alive”, “The first sight”, “Steady state”, “It’s a sign”, “With you y Connected to life) con la salvedad de "Live in the moment" que parece tocada por la varita mágica de Arthur Lee y sus Love.

TEENAGE FANCLUB - Here 3
Ojo, con esa especie de languidez o desfallecimiento que mento en el párrafo anterior no digo que Heresea mediocre. Ya les gustaría a muchos llegar a la altura de sus caderas. Es más, salvando la excepción de los Dinosaur Jr y sin emocionarme exageradamente con este nuevo álbum no veo rival alguno entre los abundantes retornos que se han dado cita hasta el momento a lo largo del año en curso (no citaré nombres por evitar aquí polémicas que no van a ningún lado, lo que tenga que decir lo diré en presencia de mi Abogado, de unas birras o en petit comité). 

Considero que los egregios señores Blake, McGinley, Love y McDonald han hecho el disco que tenían que hacer, acorde a sus años en la pomada, sin experimentos con gaseosa ni limonada, con su sonido característico que emana tanto de las aves migratorias como de las estrellas que brillan en el firmamento y hasta incluso echando un trago en la pila bautismal de la mejor iglesia melódica aussie. 

TEENAGE FANCLUB - Here 4
Se podría decir en cierto modo que Here” es un “no os olvidéis que aquí estamos vivos y coleando” y, al fin y al cabo lo más importante, que se trata de un disco para oir y escuchar, con menos estribillos pegadizos de lo que nos tienen acostumbrados, sin excesivos riesgos pero que gana en sucesivas audiciones. 

¿Qué más les podemos pedir entonces a los Teenage Fanclub? Poco o nada más, nos podrán contaminar o contar pamplinas con críticas despiadadas pero ellos han vuelto a confeccionar un buen disco, y eso a estas alturas de la vida es mucho. Hace tiempo que su legado es mayor que el de sus fuentes aunque afirmar eso sea una temeridad (ufff, que los rayos y centellas caigan sobre mí). La escuela emocional que los escoceses han creado no es moco de pavo, desde hace décadas aparecen tributos, réplicas y casi calcos a lo ancho y largo del planeta, algunas de grandísimo nivel y todos citan a los escoceses sin temor de que caiga sobre ellos la espada de Damocles. Sin ir más lejos este año han destacado trabajos tan recomendables como Dropkick, Swedish Polarbears, Cheap Star,… Por algo será. La leyenda de los Teenage Fanclub continúa.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

12 comentarios :

  1. Lo he escuchado de manera intermitente, no estoy muy centrado últimamente, pero la impresión que tengo la describes perfectamente con la frase: Se podría decir en cierto modo que “Here” es un “no os olvidéis que aquí estamos vivos y coleando”.
    De todas formas le debo más escuchas al disco y mas concienzudas antes de opinar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. me ha parecido un buen duisco adulto. mantiene alguna nota de vivacidad de sus primeros trabajos pero han optado buscar nuevos caminos. me ha gustado mucho gannando con el tiempo

    ResponderEliminar
  3. Mis rayos y centellas, Johnny: las fuentes de los escoceses son los Beach Boys, Big Star, Neil Young, los Byrds o Sonic Youth, y, por mucho que nos guste Teenage Fanclub, su legado es inferior al de semejantes monstruos. Y te habla alguien que, como tú, adora "Bandwagonesque" o "Songs From Northern Britain".

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Es evidente que esto está a años luz de sus joyas noventeras. Pero bueno, por lo menos están vivos.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  5. No pidamos más... I´m in love, again.

    Abrazo, Master.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Johnny. Yo también soy un aficionado a la banda de Blake, y para mi gusto,es uno de los discos más flojos de su carrera. Si, se les intuye que están,pero se esconden, falta punch, un paso al frente, algo más de frenesí, aunque este sea tranquilo. Abrazos fuertes

    ResponderEliminar
  7. Es un disco bonito, una delicia volver a escucharlos y poco más que decir. Me ha encantado tu reseña, hecha con sabiduría y cariño, como debe ser. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. He leído varias críticas muy positivas acerca de este disco, y ahora la tuya viene a corroborarlas. Me haré con él ya mismo. Ese tema que has puesto es un auténtica POM.

    Un abrazo, master!

    ResponderEliminar
  9. Bastante de acuerdo , salvo que "The First Sight" es temazo!. Que guitarras!, son gloriosas, por Dios...

    ResponderEliminar
  10. Como algunas otras bandas de los 90, por ejemplo The Jayhawks, los escoceses tuvieron su década dorada en esos años, pedirles que siempre fabriquen un "Bandwagonesque" o "Songs from the Northern...." no creo que sea el tema . Esta canción me ha gustado y espero que el resto del disco también. Lo mejor ya lo hicieron y de que manera!.
    Y entre los retornos del año te recomiendo el de Dodgy, gran disco!

    ResponderEliminar
  11. El tema que enlazas es espléndido. Su trayectoria es exquisita. Una gran canción que me recuerda que, yo también, es enorme estar enamorado.

    Gracias JJJ

    ResponderEliminar
  12. Sí, sin ser una obra maestra es un buen disco que demuestra madurez, amigos Addison, Bernardo, Savoy, Sergio, Antonio, Evánder, anónimo y Alberto.

    Es muy posible que haya sido bastante exagerado grandmaster Gonzalo, pero salvando a Neil Young creo que los TF tienen tan buen legado como el resto que mentas. Otra cosa es que sin ellos nunca habrían salido los escoceses. Por cierto mi favorito es el Grand prix.

    A mí Carlos me gusta más que los publicados en la década 00, igual o menos que el Shadows del 2010 y evidentemente menos que los noventeros.

    Exacto, Jordi Digital33rpm, lo mejor ya lo hicieron con un nivel exagerado. Escucharé lo de Dodgy.

    Gracias por el aporte de opiniones. Abrazos.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER