Buscar

Cargando...
9

PETE ASTOR - Spilt milk (2016)

Disco Peter Astor - Spilt milk

...elocuencia y elegancia sin afectación, clase y estilo el de Pete Astor…y el de James Hoare. Aprender enseñando, adquirirá estatus con el tiempo.


Siempre ha suscitado en mí curiosidad aunque en realidad nunca haya pasado de ser un adepto superficial; quizá sus paseos experimentales con cachivaches electrónicos me alejaron de su estela aunque a PETE ASTOR le hayan servido en su intención de madurar conceptos y asentarlos. Al fin y al cabo Pete Astor es profesor en la Universidad de Westminster, un estudioso de la música y la psicología de su escucha….. y un experto hoy en la destilación de estilo, en la depuración de sonido; así llega "Spilt Milk" que viene a expresar y reforzar la idea de cómo no tan sólo el tiempo ejerce de filtro cualitativo sino cómo éste es capaz en ocasiones de nivelar lo deliberado y lo involuntario, lo premeditado y lo impulsivo siempre que un creador evoque desde el nivel adecuado, adoptando la mirada desde su propio momento sin falsear otro que ya pasó sin hacer mohín de nostalgia e impostando momentos pasados,Weather Prophets, The Loft, Wisdom of Harry siempre a rescatar . 

Disco Peter Astor - Spilt milk 2
Astor es un hombre inteligente: cree en el intercambio de ideas y sabe muy bien que el saber no es tan sólo teórico sino que precisa ser enriquecido con savia nueva; es su antiguo alumno James Hoare (Ultimate Painting , Veronica Falls) en la universidad Goldsmiths de Londres quién le convence para tocar juntos en ratos libres en el estudio casero de éste último. Así nace este "Spilt Milk" de fértil colaboración , que tiene no pocas conexiones en su facturación , en su concepción rítmica con "Green Lanes". 

El amable jangle de "Really Something" con el que lo inicia es folk inglés enchufado a la corriente eléctrica limpio y transparente en el que subyace ese optimismo meláncólico tan característico ("Spring Rain" es alargada… ) y en la que se desprende una urgencia otoñal que casi no reconocemos; algo ha pasado, no es el Pete Astor de vena introvertida e intimista de "Songbox" pero bueno, deberíamos estar ya acostumbrados con quien ha sido siempre un especialista desorientador de críticos dando constantemente pasos arriesgados e inesperados y que es lo que le ha hecho ser quizá demasiado poco visible . 

Disco Peter Astor - Spilt milk 3
A partir de "Mr. Music", una suerte de perfecto autohimno y melodía imbatible con sha-la-la seductor y cadencia rítmica persistente , el muestrario que ofrece es una sucesión de suficiencia y solvencia con la que resuelve el reto personal propuesto de jugar con unas reglas poco exigentes y ambiciosas, leche derramada es un trabajo vocacionalmente sincero y cercano, casi familiar, que llega sin hacer demasiado ruido ni aspaviento . 

Es sincero porque el que fuera talento importante de la Creation es un hombre maduro que expresa sin tapujos la idea de que vamos fraguándonos con el tiempo aunque tal vez nunca nos hagamos del todo; "My Right Hand", una suite hipnótica de punteo preciso y deje Lou Reed que sostiene un onanismo con pocos eufemismos que recuerda no poco a la fluidez rítmica de The Feelies y la impecable pieza ascendente de noble caligrafía pop "Good Enough" (una de las varias favoritas) donde acepta su error y duda si realmente puso todo de su parte en aquella ecuación para salvar aquella relación aunque supiese de antemano el desgaste que disolver tu individualidad en otro supone, son ejemplos de que Astor ya no está a estas alturas muy por la labor de adornar su biografía ; lo hace además con ese modo tan británico de la descripción de varias cosas en una sola frase (Ray Davies lo enseñó todo) evitando con flemática habilidad el vergonzante exhibicionismo de la intimidad; es eso que a los griegos les permitió hablar de igualdad de palabra, de franqueza al hablar una vez establecieron la virtud igualadora de la lógica y la edad; llega un momento en que uno debería permitirse hacer lo que le dé la gana y a Astor le ha llegado el suyo. 

Disco Peter Astor - Spilt milk 4
Es cercano porque en su sonido , aunque sobrio y casi transparente (irónica "Perfect Life") anida una relativa calma melódica y una tensión rítmica que logra vertebrar lo que en realidad se antoja como un espontáneo y sentido homenaje a Velvet Underground como estilo seminal, en esta ocasión fijada su retina en el periodo que reune los años 69 y 70 , y desde el que tanto Astor como Hoare en este trabajo compartido establecen viejas y nuevas conexiones, unas más sutiles que otras pero todas limpias, de pulcritud admirable; una admiración común (la mía también) por aquella actitud, sonido y manera de hacer que facilita la (casi) definitiva destilación del talento de Pete Astor concentrado en este "Spilt Milk" al que no he logrado acercaros del todo; quizá todo se concentre en ese pegamento "Oh You" que lo corona y cuya cadencia, melodía, letra y ritmo insistente encajan y se ensamblan a la perfección, dando como resultado un equilibrio y una unidad muy superior a la suma de sus partes; eso es acercarse o debería acercarse a la idea, siempre intangible por la de factores que la afectan, de lo que es una buena canción . 

Elocuencia y elegancia sin afectación, clase y estilo el de Pete Astor…. y el de James Hoare. Aprender enseñando, adquirirá estatus con el tiempo.

     * Texto: Jesús Cierzo   



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

9 comentarios :

  1. Una gozada de disco, hoy lo hago sonar en la radio. Enganche es poco...

    ResponderEliminar
  2. Un disco estupendo, reseñado de forma admirable.
    "Oh You" es, en efecto, candidata a canción del año.

    Gracias JJJ y JC

    ResponderEliminar
  3. Un análisis perfecto querido Jesús, de uno de esos discos y esas músicas por las que estamos tan unidos. "My right hand" suena a los mejores Feelies y "The getting there" que no la has citado me atrapa absolutamente, creo que es junto a "Really something" las mejores del disco. Desde que me lo descubriste no dejo de escuchar y lo que sí que creo es que a mi gusto hay un par de temas en la recta final que no están a la altura del resto para redondear totalmente este gran álbum. Un abrazo y gracias por descubrirme estas cosas que tanto me gustan.

    ResponderEliminar
  4. También lo pude disfrutar desde que el Señor del Cierzo me lo descubrió; se escucha con agrado y con la mente puesta en los omnipresentes V.U. No es un disco pequeño aunque sí con humildes pretensiones y a la vez muy honesto. Volveré a escucharlo muchas veces a lo largo del año. Saludos

    ResponderEliminar
  5. lo tengo desde el fin de semana y ha sonado repetidamente

    ResponderEliminar
  6. Me pasa lo de a ti, "adepto superficial". Buena ocasión la aparición de este disco para renovar el interes por este curioso creador de sonoridades raras

    ResponderEliminar
  7. Por aquí lo tengo y ya le he dado alguna primera escucha, y si bien no he seguido demasiado al autor, las primeras tomas de contacto han sido satisfactorias, ganas de profundizar en él.
    Gracias y abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Vaya joyitas nos deja siempre el señor del Cierzo. Suena de escándalo este tema, master.

    Un abrazo a ambos!!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tener buenas nuevas de Pete Astor, con Songbox ya tuve una deliciosa recaida. Y no hay mejor forma de empezar este año con estas líneas tan acertadas y diseccionadoras de Jesus. Texto excelente, de un disco que aunque todavía no le he incado el diente, por lo emotivo del texto seguro me volverá a enganchar.
    Un saludo, dúo!!

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER