Buscar

Cargando...
5

Al calor de LOS RADIADORES (16 Toneladas, 16-5-2015)

Al calor de LOS RADIADORES (16 Toneladas, 16-5-2015)

...en todo momento los cuatro miembros demostraron ser una banda compacta que se había preparado a conciencia para la parroquia valenciana, destilando honestidad y actitud en esto del rock ‘n’ roll... 

Noche con temperatura estival en la vía pública de una ciudad que había sufrido en la última semana una brutal ola de calor sahariano y que además lleva bastante tiempo soportando el bochornoso y sonrojante “caloret” institucional. 

Al calor de LOS RADIADORES (16 Toneladas, 16-5-2015) 2
Foto cortesía de Bronco Farelli
Por fortuna la Sala 16 Toneladas de Valencia tenía bien climatizado el recinto y todo era cuestión de caldearlo con rock 'n' roll. Las preliminares correspondieron a PUNKA!, emergente grupo valenciano que como telonero del evento sorprendieron gratamente con su tralla directa, ramoniana, sin concesiones. 

Y llegó el turno del plato fuerte de la velada. LOS RADIADORES presentaban "Gasolina, santos y calaveras", el nuevo disco con el que se han asentado definitivamente en el panorama rocanrolero nacional. El aullido del lobo, las tormentosas guitarras de La voz de los presentes y Bienvenido sirvieron de tarjeta de presentación y de saludo a, como reza la susodicha tercera copla, “todo un mundo de ilusión”

Al calor de LOS RADIADORES (16 Toneladas, 16-5-2015) 3
Foto cortesía de Bronco Farelli
El discurso “radiador” iba adquiriendo consistencia. Con On y off fueron directos al grano, sin virtuosismos ni afecciones excesivamente elaboradas, demostrando su carácter primitivo y canallesco como buenos hijos putativos del punk-rock hasta encomendarse en Sin dejar de sonreira los santos. O mejor dicho, a las estampas de sus elegidos mártires. 

Manual de supervivencia, la canción que dio título al álbum del 2013, sonó implacable, heredera del mejor y aguerrido post-punk , tanto que el que suscribe notó la transformación, esa que siempre se recuerda porque fue sentida en lo más hondo del alma, esa que algunas veces sucede durante un concierto de rock. 

Al calor de LOS RADIADORES (16 Toneladas, 16-5-2015) 4
Foto cortesía de Bronco Farelli
Y a partir de ese momento considero el resto como demoledor, un concierto de los que dejan plenamente satisfecho al personal porque consigue superar las expectativas de lo que se había ido a buscar.Hasta el final, A cabezazosy Tiempos de destrucción sonaron feroces, con la actitud combativa de los Clash, pero es que en Quiero ser tu perro se destapó el tarro de las esencias de “El acto”. Fue en ese instante cuando algunos lo vimos claramente, Raúl Tamarit se adueñaba del espíritu de Don Eduardo Benavente y colocaba al legendario líder de los gloriosos Parálisis Permanente en el altar de sus calavera/santos. En cierto modo con la adaptación de los Stooges nos estaban diciendo que ellos, Los Radiadores, no renunciaban a sus influencias, las cuales procedían principalmente de la tradición del buen rock realizado en el idioma castellano, con todo el mérito que ello conlleva. 

Seguimos recordando cositas que pasaron. Tras Gasolina, santos y calaveras y Un viejo robotsorprendieron con una adaptación del Police on my back, el clásico sixtie de los Equals, más popular por la versión de los Clash en el “Sandinista!” de 1980. Después No me achantaré yUn nuevo imperiodarían paso a uno de los momentos más espectaculares de la noche, aquello fue droga dura con la adictivaChinese rock”, el clásico de Dee Dee Ramone que grabaron inicialmente los Heartbreakers de Johnny Thunders en el 77 antes que la banda neoyorkina lo incluyera en su “End of the century”. 

Al calor de LOS RADIADORES (16 Toneladas, 16-5-2015) 5
Ilustración cortesía de Cristina
Y otro momentazo. Los Radiadores nos atraparon en la telaraña cuando rescataron un auténtico himno semi-oculto de la mejor escuela rocanrolera de este país. Fue una auténtica gozada escuchar la endiablada versión deNancy”, el único éxito de los madrileños Zoquillos allá por el año 1983. Justo después llegaría la ansiada versión de otro clásico de la década de oro del pop-rock español. El hospital berlanguero/pegamoide fue espectacular con mención especial para El Joven que elevó la temperatura con su guitarra hasta cotas insospechadas. Finalmente rematarían la faena a lo grande, superando un pequeño traspiés inicial, con Círculos concéntricos, un tema que no me cansaré nunca de reivindicar. 

Más de media docena de veces he visto a Los Radiadores desde sus inicios y a lo largo de los últimos 4 años. Lo de 16 Toneladas me pareció el mejor concierto de su trayectoria y no soy el único al que escuché tamaña afirmación. En todo momento los cuatro miembros demostraron ser una banda compacta que se había preparado a conciencia para la parroquia valenciana, destilando honestidad y actitud en esto del rock ‘n’ roll. Ah, y el colmo de los colmos fue el intrépido DJ Savoy Truffle que hasta altas horas no cesó de pinchar rock & roll tal y como deberían de mandar siempre los cánones. 

     * Surca hoy el Espacio un megatemazo de la talla de "Quiero ser tu perro" en una actuación de la Sala Veneno Stereo (Castellón).



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

5 comentarios :

  1. Estuvo fabuloso, gran velada y un disfrute absoluto por fin de un concierto largo de esta gran banda. Como mandan los cánones...

    Brazzzzos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno por aquí nos acordamos de todos vosotros y lo vivi un poco en la distancia, viendo a los Burning y leyendoos. Era de esperar que el bolo seria la hostia y me alegro de que todo fuese tan bien, yo tampoco me canso de Circulos Concéntricos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Fue un gran concierto de rock, Los Radiadores son un grupo consolidado y a tener en cuenta para los restos, gran velada la del Sábado. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me alegro mucho de que disfrutarais del ambiente, de los prolegómenos, del concierto en sí...

    Me acordé mucho de vosotros.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Un gran concierto, una gran noche. Abrazos, friends.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER