Buscar

Cargando...
9

WILKO JOHNSON - Ice on the motorway (1980)

WILKO JOHNSON - Ice on the motorway (1980)

"...con ese blues-pub-rock característico, el mismo que puso los cimientos de los Feelgood y con el que demostraba que él fue el alma de los mejores tiempos de la histórica banda británica..." 

Mucho se ha hablado en los últimos tiempos del cáncer de páncreas de Wilko Johnson, mucho se ha disertado siempre de su pasado con Dr. Feelgood, y mucho se ha comentado a lo largo del último año sobre su enérgico y vital artefacto pub-rockero junto a Roger Daltrey, el mítico vocalista de The Who. Pero lo que nunca (o casi nunca) leo ni oigo es sobre el pasado del gran Wilko más allá de la mítica banda de Canvey Island, en el condado de Essex. 

Y ni Wilko se volatilizó entre 1977 al 2014, ni pasó a engrosar las filas del paro, ni tampoco se dedicó a hacer bodrios o a comer la sopa boba viviendo de rentas (como hacen otros). A ver, está claro que aquellos tres primeros años del Doctor Feelgood no tienen parangón y que como cantante dista tanto de Lee Brilleaux como del mencionado Sr.Daltrey pero tampoco es cuestión de que su pasado sea ninguneado o que solamente se hable de él por culpa de la puta maldita enfermedad. 

WILKO JOHNSON - Down by the waterside (single)Tras sus diferencias con los miembros de Doctor Feelgood, el Sr.Johnson montó un proyecto fugaz en el 78 que llevó por nombre Solid Senders, con álbum homónimo como único legado. En pleno fervor de la new wave se une a los Blockheads como banda acompañante de Ian Dury y contribuyendo a la publicación del álbum “Laughter” en 1980. Casi paralelamente ese año veía la luz el disco que nos ocupa, el primero en solitario del gran Wilko Johnson

Como single promocional deIce on the motorwayse utilizaronDown by the watersidey All right”, dos temas marca de la casa con ese blues-pub-rock característico, el mismo que puso los cimientos de los Feelgood y con el que demostraba que él fue el alma de los mejores tiempos de la histórica banda británica . 

Abre el disco un pepinazo rocanrolero comoBootle up and go” y por aquí desfilan estupendas coplas de barra de bar como Cairo Blues,Ice on the motorway”, “Keep it out of sight oLong tal Texan así como excitantes sensaciones de rhythm&blues blanco sixtie como When i’m gone o una excelente revisión del Leave my women alone de Ray Charles. 

WILKO JOHNSON - Ice on the motorway (1980) 2
Menciones aparte para “The whammy, la versión de Screamin Jay Hawkinks en esa especie de blues lisérgico entre alaridos cual si fuera una jam session, y también para la dylanesca Can you please crawl out your window”, el tema que compuso y popularizó el de Minessotta pero que fue grabada inicialmente por el grupo de doo-wop The Vacels unos meses antes de 1965. 

La carrera del siempre grande Wilko no ha sido muy prolífica en cuanto a publicaciones pero ha sabido dosificarse oportunamente a lo largo de los siguientes treinta y tantos años. De este primer disco en solitario se puede decir que es una de las múltiples rodajas sónicas que merecen la pena en la brillante década ochentera, de esas que están agazapadas y nunca obtuvieron el reconocimiento ni la popularidad merecida. Porque no todo fueron los Feelgood ni su dueto con Roger Daltrey, porque nunca es tarde si la dicha es buena, o eso dicen.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

9 comentarios :

  1. Magníficos los discos de Solid Senders y su participación con los Bloockheads del Dury (aunque prefiero su primera etapa). Quitando su disco con Daltrey (una de las joyas del año pasado) el resto de las grabaciones del gran Wilko no han pasado por mi mano, lo cual lamento vivamente. Grande Wilko Johnson, un verdadero animal del rock and roll del que, seguro, todos nos alegramos de su recuperación. No puedo ir a verle esta noche en Madrid, ¡porca miseria!
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  2. Interesante la disección de su carrera más allá de los Dr.Feelgood, yo esta noche por fin le veré en directo, si todo va bien. Ya os contaré.

    Brazzzzzos.

    ResponderEliminar
  3. Buenos discos en soilitario, este el mejor . La pena es que como cantante bueno cantar no es su fuerte por eso brilla mucho con Brilleaux

    ResponderEliminar
  4. Como bien dices, otro ejemplo más de que en los ochenta hubo mucho bueno, pero muy oculto. No tan esencial como la de Dr, Feelgood, la obra en solitario de Johnson hay que reivindicarla siempre, esa guitarra nunca dejó de sonar fenomenal hasta llegar a la soberbia colisión con Roger Daltrey. Muy necesaria tu labor de recuperación, eres la voz de los perdidos del rock, el Pepe Mujjica de la blogosfera rock.

    Un abrazo, Johnny.

    ResponderEliminar
  5. No conozco sus discos en solitario. Me encantan los riff de Wilco Johnson , son secos y potentes. Veremos si se recupera y nos regala muchos más.

    Saludosssssss

    ResponderEliminar
  6. Justo reivindicara al Wilko fuera de Dr. Feelgood, como bien dices no se volatilizó y grabo excelentes discos, tal vez este sea el mejor, aunque me gusta mucho Barber Wire Blues a pesar de lo deficiente de su voz, tremendo disco y me alegra ver a Wilko por otros asuntos...
    Una pena no ser Savoy para poder verlo en directo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Dices bien, Javier, un animal del rock and roll. Este primer disco es una gran joya, para mí lo mejor sin contar su paso por los Feelgood o el dueto con Daltrey.

    Es que, brother Savoy, la carrera después de los Feelgood ha sido muy ninguneada.

    Coincidimos plenamente, Bernardo, como generalmente. Para mí también es el mejor en solitario y evidentemente Brilleaux era un vocalista en otro nivel.

    Jajaja, qué grande Gonzalo, el Pepe Mujica del rock. Los ochenta es una cueva de tesoros increíble, y lo sabes.

    Parece ser que se está recuperando bien, Bab. Ojalá haya nuevo material pronto.

    Es que, querido Addison, parece como si se hubiese volatilizado su trayectoria en ese período de años. Un lujo debe ser poder verlo en directo.

    Se agradece la deferencia en dejar comentarios. Abrazos a tutiplén.

    ResponderEliminar
  8. Sí, es un buen disco, le falta la magia de los Feelgood, esa estupenda regularidad en todos los temas. Añoro mucho a Brilleaux, insustituible, hasta que apareció Daltrey.

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, apreciado Antonio, con Brilleaux brillaba, pero yo soy de los que opina que sin Wilko los Feelgood no habrían sido ni la mitad de lo que son en la historia. A mí este primer disco en solitario me parece muy bueno aunque no llega al nivel de la aventura con Daltrey, y mucho menos del Doctor. Abrazo.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER