9

AMBROS CHAPEL - The last memories (2014)

AMBROS CHAPEL - (2014) The last memories

...la clave y lo más atractivo de estos 'últimos recuerdos' es que profundizan elegantemente en vías poco exploradas de la segunda oleada del post-punk...

El nuevo disco de AMBROS CHAPEL vio la luz en diciembre del 2014, más o menos en plenas fiestas navideñas, casi como otro manjar para digerir entre tanto turrón, mazapán y demás viandas típicas. Se trataba del tercer disco de estos valencianos, ahora con cambios en su formación y tras aquel debut titulado “Rome” del 2009 o “Constants are changing” del 2011. A ellos se les debería añadir también un Ep de cuatro canciones titulado “Electric eye” que data del 2012. 

AMBROS CHAPEL - (2014) The last memories 2
Para estos artefactos sónicos tan particulares que enlazan con una corriente musical que actualmente no está de moda creo que hay que buscar los momentos adecuados para que comiencen a abrirse paso de forma implacable. Bueno, eso le pasa al que suscribe, quizás el impacto a fulanito sea ipso-facto o quizás también pueda ser que a menganito nunca le produzca querencia o atracción. Además, todo sea dicho de paso, no creo que en un abrir y cerrar de ojos se pudiera captar por parte del oyente de turno el verdadero valor de auténticas obras maestras de la historia del rock pertenecientes al post-punk, de esas que no son de “aquí te pillo, aquí te mato”. Nombro cinco casos que me vienen en estos momentos a la chola pero podrían ser varias docenas: “Closer” de Joy Division, “Pornography” de The Cure, “Script of the bridge” de los Chameleons, “From the lions mouth” de The Sound o “In the flat field” de Bauhaus. 

Leía en On the route (véase enlace) por parte de mi amigo y kamarada Chals (uno de esos críticos independientes que siempre da gusto ojear pues imprimen un sello personal muy característico en las reseñas musicales) algo que me ha parecido muy acertado sobreThe last memories y es que a nivel general “se decantan por los medios tiempos y desestiman cualquier atisbo bailable de pretensiones modernistas”

AMBROS CHAPEL - (2014) The last memories 3
Sigo pensando tal como hace tres años escribí sobre Constants are changing que lo más sencillo sería mencionar como referente a Joy Division (ojo, fijo que Broken dice ha recibido la bendición de Ian Curtis desde el infierno) pero creo que la clave y lo más atractivo de estos "últimos recuerdos" es que profundizan elegantemente en vías poco exploradas de la segunda oleada del post-punk, muy especialmente de Andrew Eldritch y sus primeros Sisters of Mercy (X) de Ian McCulloch (“Situation” o “Black dress”) o de Peter Murphy (Cellophane). 

A tener en cuenta por separado tres temas de una impresionante intensidad atmosférica gradual como I don’t”, “Brazil y The lonely fair. Finalmente dos cortes como Future line o Solitary man se podrían encuadrar con vínculos indies o glam-poperos más cercanos en el tiempo, podríamos decir que a medio camino entre The National y Suede. 

The last memories no debería limitarse como un disco de culto para minorías muy específicas. Por una parte no estaría de más que sirviera para que aquellos anclados en la nostalgia de los años ochenteros con mayor popularidad de este estilo se actualizasen y buscasen vías tan interesantes como la que nos ocupa y, por otra, se convirtiese en un buen nutriente de sedientos exploradores pertenecientes a nuevas generaciones que andan saturados de tanto indie-pop, indie-folk o de cantautores que son demasiado más de lo mismo. Pues eso, una buena oportunidad para abrir el espectro.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

9 comentarios :

  1. No les había escuchado nunca, y suenan muy bien.
    Gracias por la recomendación, ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. gran reseña my mestre, ya sabes que en cuanto a las referencias que citas tienes mayor recorrido y conocimiento de causa, por eso se agradece la mención y sobretodo me alegra que hayas entrado en estas canciones, es un disco portentoso de un sonido único mirado desde el prisma actual, y esa frase final tan lapidaria como cierta. Esperemos que lleguen donde tengan que llegar, donde se merecen, tienes que verlos en directo. Saludos my mestre-friend

    ResponderEliminar
  3. Personalidad es seguir camino evolucionando, saludos

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado el disco, ese aire a Joy Division y también a The National en algunos momentos. Yo también les dediqué una merecida entrada.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  5. Muy curioso el sonido que consiguen. Y extrañas las melodías. Muy apetecible estas innovaciones. Si que vienen bien en estos momentos.

    Gracias.

    Saludossssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Cierto amigo Johnny, con el paso de las décadas -igual que con las modas del vestir- solo se han rescatado ciertos aspectos de los 80 ; los que mejor se venden a nuevas generaciones o los que dan el pego. Y es una pena que sean pocas las bandas que buscan en las verdaderas raices del postpunk, del siniestrismo o de la oscura; como se le quiera llamar.
    AMBROS CHAPEL suenan a puro masaje de seda y de bellú a contrapelo. Y ya sabes lo mucho que me gustan a mi estas cosas amigo!! Nunca he sido un siniestrillo de pro, pero fue allí donde aprendía a amar esas delicias subterráneas, sucias, densas y sugerentes. La verdad es que no los conocía y lo que has puesto me encanta.

    ResponderEliminar
  7. Como algo de nostalgico ochentero tengo y me gusta abrir espacios me pongo con ellos, valencianos ya es una buena seña de calificación positiva.
    No los conocía, pinta bien, se me amontona el trabajo camarada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. He leído cosas de ellos por varios sitios. La verdad es que tienen un sonido muy personal. Escucharé el disco completo.

    Un abrazo, master!

    ResponderEliminar
  9. Puro masaje como dice BBoyz1970. No os lo perdáis amigos, un disco y una banda muy interesante. Se agradece la deferencia en dejar comentarios. Abrazos y salud para todos.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER