3

JOHN PRINE - The tree of forgiveness (2018)

JOHN PRINE - The tree of forgiveness 1
Título: The tree of forgiveness
Intérprete: John Prine
Año: 2018
Formato: Álbum
Sello: Oh Boy Records
Canciones:  1. Knockin' On Your Screen Door / 2. I Have Met My Love Today / 3. Egg & Daughter Nite, Lincoln Nebraska, 1967 (Crazy Bone) / 4. Summer's End / 5. Caravan Of Fools / 6. The Lonesome Friends Of Science / 7. No Ordinary Blue / 8. Boundless Love / 9. God Only Knows / 10. When I Get To Heaven

...las cosas son como son, el disco es enorme, la mítica expresión de que la arruga es bella se cumple en todo su espectro y aquí hay sencillo magisterio...

Por Johnny JJ

Las nuevas composiciones de todo un clásico como John Prine, más reconocido por compañeros de profesión que a nivel popular, han visto la luz trece años después de publicar "Fair & square" y de superar un cáncer a nivel personal. Eso sí, dentro de su habitual intermitencia discográfica supimos de él en el 2016 con unos duetos de versiones junto a voces femeninas que llevaron por título "For better, or worse".

JOHN PRINE - The tree of forgiveness 2
Con una lírica memorable, posee maravillosas representaciones alegóricas que evocan a la estación veraniega. Tal es el caso de la inaugural "Knockin' on your screen door" o de "Summer's end", esta última elegida para la promoción previa y a la que se podría calificar como exquisitez cargada de humanidad, tan dulce como afligida. Los trajes de baño se están secando, la luna, las estrellas, esa foto caminando, el final del verano llegó más pronto de lo que deseábamos.

Hay colaboraciones de Brandi Carlile, como en "I have met my love today" donde se puede aprender a conocer el verdadero amor. Precisamente amor sin límites, dentro de la rica herencia dylaniana, es lo que despunta en "Boundless love". A tener en cuenta también otras participaciones en las composiciones, sobre todo de Pat McLaughlin, y más esporádicamente de Roger Cook, Dan Auerbach, Keith Sykes o hasta incluso Phil Spector en "God only knows", pura big music, una composición que data de la década de los 70, rescatada ahora junto a Jason Isbell y Amanda Shires.

Mención expresa para mi favorita "Egg & daughter nite, lincoln nebraska, 1967 (crazy bone)". Tiene raíces, es hogareña, los nietos crecen, la eternidad se acerca y aquí hay un viejo que está dando el callo.

Más joyas. Profundamente oscura y bella es "Caravan of fools",  reflexiones íntimas cotidianas afloran en "Lonesome friends of science" y suceden muchas cosas en una fracción de segundo, tantas como en los casi tres minutos de "No ordinary blue".

JOHN PRINE - The tree of forgiveness 3
Las cosas son como son, el disco es enorme, la mítica expresión de que la arruga es bella se cumple en todo su espectro y aquí hay sencillo magisterio, tal y como dirían el Tete Joserra o mi otro apreciado amigo Jesús del Cierzo. Y digo esto cuando no acostumbro a darle mucha bola a novedades de clásicos, pero es lo que tiene rendirse ante la evidencia tras la insistencia de íntimos con, a mi juicio, gran criterio musical.

Por supuesto no podemos eludir ese emocionante colofón que es "When i get to heaven". En el cielo habrá saludo a Dios y habrá que buscar a papá, a mamá, al hermano Doug y al primo Jackie. Habrá vodka, habrá gin-tonic, habrá un cigarrillo, habrá un beso a una chica, habrá una guitarra y habrá una banda de rock 'n' roll. Porque la vida pasa y quedan cosas mientras hay memoria, porque hay canciones que subyacen el inexorable e implacable transcurso del tiempo. Sí, "The tree of forgiveness" es el mejor testamento.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

3 comentarios :

  1. Un disco entrañable, me enganchó en su primera escucha. Las colaboraciones le quedan de lujo, no me sobra nada de él. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un gran disco, de un artista imprescindible, contado con la pasión y precisión de un maestro.

    Gracias JJJ

    ResponderEliminar
  3. La arruga es bella en su máxima expresión, lo tengo presente y a punto, a mi también me lo han recomendado y eso que como tu cada vez hago menos caso a los clásicos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER