2

ADRIAN LEVI - Unexpected (2018)

ADRIAN LEVI - Unexpected 1
Título: Unexpected
Intérprete: Adrian Levi
Año: 2018
Formato: Álbum
Sello: Autoeditado
Canciones: 1. Red monsters / 2. Soft rain-eyes / 3. Forgive this time / 4. A boy named Sue / 5. Tower of control / 6. Stay / 7. Days are gone / 8. Don't fail / 9. Put the blame on me

...sin dejar la melancolía o esas atmósferas marca de la casa se han incorporado elementos electrónicos que ahondan la finura de una propuesta digna de las mejores críticas y elogios...

Por Johnny JJ

Vengo siguiendo con especial consideración y admiración a Jordi Llopis desde que liderase la banda Crow Jane en aquel excitante álbum "Contradiction" del 2014. Y con más fervor, si cabe, desde el inicio de su proyecto musical más personal como ADRIAN LEVI, primero en aquel manual de belleza y emoción que fue "My hidden pockets" del 2015 y un año después con las sugestivas "Under songs". Tras su retorno del año en curso con un disco de estudio cuyo título es "Unexpected" se completa una estimable trilogía.

De avanzadilla promocional del mismo se eligió hace unos meses "Forgive this time", tan sutil como reconfortante, entre la empatía y el perdón. De sus arreglos más electrónicos se vislumbró un leve giro para el álbum venidero. Se confirmaron las sospechas y, sin dejar la melancolía o esas atmósferas marca de la casa, se han incorporado elementos electrónicos que ahondan la finura de una propuesta digna de las mejores críticas y elogios y que, en líneas generales, me ha recordado detalles del exquisito "White ladder" que en 1998 grabó el cantautor británico David Gray. 

ADRIAN LEVI - Unexpected 2
Si debemos morir lo haremos cantando, toda una declaración de intenciones para comenzar este trabajo dentro del intenso verso central de "Red monsters" que, entre efectos y teclas de piano, implora por fantasmas enterrados y almas de cristal. En una línea similar y casi como cerrando el círculo está ese final de dolor y fustigación personal que es "Put the blame on me".

En el corazón del disco, donde más se ubican sentimientos, deseos y pasiones, destacan refulgentes melodías como "Soft rain-eyes" y "Stay" cual si fueran manos que se tienden para asirse a ellas, "Tower of control" como liberación de los sentimientos que esclavizan o las apasionadas "Days are gone" y "Don't fail" con respectivas colaboraciones de Sáez y de Lucía Pardo. Mención especial para una llamada al respeto de los transexuales, "A boy named Sue" parece inspirada en la vergonzosa campaña de HazteOir y aquel funesto autobús naranja del que tanto se habló en los medios.

Por supuesto no nos olvidamos de la contribución instrumental y en la producción de Carlos Soler, ni del extraordinario diseño de la portada a cargo de Javier Sáez, todo en perfecta sintonía del buen camino que, paso tras paso, continúa trazando Adrian Levi.

==


Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

2 comentarios :

  1. Aún no conozco este, pero tras esta reseña y lo que ofrecieron los dos anteriores discos, lo catará en breve con grandes expectativas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bonitas canciones, sin duda, aunque no comulgue con la producción excesivamente "electrónica" del disco, imagino un paisaje de guitarras como un fondo más alentador para canciones tan brillantes. De todas maneras un disco que habrá que escuchar de cabo a rabo. Saludos

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER