4

THE OUTSIDE HOURS - Red runs the river (2017)

THE OUTSIDE HOURS - Red runs the river 1
...porque resulta tan sincera como cruda, porque combina el punk y el blues con calidad como pocas veces se ha visto por estos lares. Y, para colmo, está infectado de garage psicodélico y de rock ‘n’ roll primitivo... 
Fue en Rock and more by Addison, uno de los espacios musicales más independientes, interesantes y recomendables de Internet, donde descubrí hace algunos años esta banda catalana con sus anteriores trabajos “The devil’s right hand” (EP del 2012) y el álbum “Gone” (2014). 

THE OUTSIDE HOURS - Red runs the river 2
Reflexionando ahora sobre ambos discos era evidente que apuntaban maneras, tantas que podrían ilusionar con nuevas ediciones. Y así ha sido, puesto que Red runs the rivercolma sobradamente las expectativas depositadas en este trío barcelonés compuesto por Pere Casabella (voz y guitarra), Fresno Hugo (bajo) y Víctor Calderón (batería). 

Si conecto enormemente con esta obra creo que es en primer lugar porque resulta tan sincera como cruda, porque combina el punk y el blues con calidad como pocas veces se ha visto por estos lares. Y, para colmo, está infectado de garage psicodélico y de rock ‘n’ roll primitivo. Vamos, que aquí hay mucho Cramps, mucho Gun Club, mucho Nick Cave, mucho Jon Spencer Blues Explosion o mucho Stooges. Y claro, ante todo ello un servidor se siente muy atraído. 

ConOn the fringe comienzan a reptar cual si Lux Interior les estuviera indicando el camino a seguir desde las cavernas del infierno. Hasta zombies y vampiros serían capaces de bailar después al son de Click clack junkmano Life ain’t as pretty (as it used to be)". Por supuesto en lo más oscuro de las catacumbas de acceso al abismo retumba el blues conRed runs the river”, “Crows of Vladislav”, “The wolf downstairs oCrawling under the neon lights

THE OUTSIDE HOURS - Red runs the river 3
Quizás más accesible por los contagiosos riffs sea “Better watch your happy home, la cual se postula como un himno. Por otra parte, las variaciones del vozarrón de Pere se convierten en todo un referente conDon’t die on me, rock and roll. Ah, y por supuesto no nos dejamos ese cierre a lo Nick Cave, de órdago es la intensa The last time i saw Berlin

Nunca les he visto en directo pero estoy convencido que debe ser un gran disfrute. Esperemos que llegue el día. Mientras tanto disfrutemos de un trabajo con el que pocos, muy pocos discos en su estilo pueden competir en esta añada. Ahí queda.

* Se puede catar y agenciar este álbum en el siguiente enlace de Bandcamp.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

4 comentarios :

  1. En directo son más underground, más oscuros, igual de subyugantes. Desde el primer momento sabía que esta peña era perfecta para tus gustos. Gracias por la alusión y el cumplido.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. he de ponerme en serio cin ellos puews los he ido postergando postergando y al final se mme va a pasar el arroz

    ResponderEliminar
  3. Suena a cine negro de los 90..............me gusta.......
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. A mí me parece de los 5 o 6 mejores discos nacionales de este año por ahora, amigos. Un lujo siempre leer vuestras opiniones. Abrazos.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER