5

THE JESUS & MARY CHAIN - Darklands (1987) - 30 años de luz, lluvias y tinieblas

The Jesus & Mary Chain - Darklands - 30 años

...entre influencias surferas de Beach Boys, guitarras afiladas a lo Bo Diddley y esa parte más experimental que cabalgaba entre el krautrock de nombres como Can, el post-punk de Joy Division y la neo-psicodelia más oscura de los primeros Echo and The Bunnymen... 

Para apreciar el enorme valor que posee el segundo álbum en estudio de THE JESUS AND MARY CHAIN es preciso tener en cuenta ciertos antecedentes biográficos de vital importancia en el devenir de los escoceses. Hablo de aquellas primeras actuaciones anfetamínicas en garitos británicos, de espaldas al público, entre distorsión y acoples, con una escasa duración y con incidentes que derivaron en ser encumbrados por los medios musicales especializados de la época como unos nuevos Sex Pistols. Todo lo expuesto, junto al primer single "Upside down", desembocó en un LP de debut como “Psychocandy”, quizás la obra más rupturista y una de las más influyentes de la década ochentera. 

The Jesus & Mary Chain - April skies
Sin embargo esa frecuente violencia en sus conciertos se convirtió en un handicap. A ello se sumó la salida de Bobby Gillespie para impulsar su proyecto musical de Primal Scream. La querencia más acústica de los hermanos Reid fue fundamental para no meterse en un callejón sin salida, propiciando de ese modo una accesibilidad a mayor número de aficionados musicales.

En el verano de 1986, el extraordinario EP que contenía “Some candy talking”, “Taste of Cindy”, “Hit” y “Psychocandy” sentó las bases definitivas de Darklands, la obra maestra que hoy, 31 de agosto del 2017, cumple su 30 aniversario. 

Una canción invernal sobre un corazón roto y un mundo que se resquebraja sería la avanzadilla y la línea conceptual a seguir en el resto de canciones que formarían parte del susodicho álbum. Para colmo “April skies era resultona entre influencias surferas de Beach Boys, guitarras afiladas a lo Bo Diddley y esa parte más experimental que cabalgaba entre el krautrock de nombres como Can, el post-punk de Joy Division y la neo-psicodelia más oscura de los primeros Echo and The Bunnymen. No en vano, de las tres primeras referencias citadas anteriormente se realizaron sendos homenajes en la cara b del single mientras que de Ian McCulloch heredaron además los pelos y algo de pose e indumentaria.


The Jesus & Mary Chain - Happy when it rains
Como si estuviera conscientemente muy calculada la senda a seguir llegó el single previo, Happy when it rains”. De nuevo la adictiva voz de Jim Reid, la melancolía, la psicodelia, el post-punk y el noise-pop por bandera, así como otra vez el amor perdido de aquellos labios de miel y los dolorosos sentimientos en días lluviosos. 

El molde estaba preparado. Llegó Darklands, quizás la mejor combinación de luces y sombras pop-rockeras que se ha perpetrado en la historia, con melodías que transitaban entre lo tenue y lo intenso, en un mundo onírico donde unas veces estaban más cerca del cielo y otras del infierno, jugando con los contrastes. No hubo más remedio, aunque tamaña obra haya quedado injustamente semi-sepultada en el tiempo, los medios especializados y los aficionados volvieron a rendirse ante la evidencia de la calidad que atesoraba el nuevo eslabón de The Jesus and Mary Chain.


Tres fueron las canciones donde el principal vocalista fue William Reid, la que daba título al disco y tercer single, la escalofriante y bellísima Nine million rainy days y una canción que atrapa irremediablemente como es On the wall (por cierto, aprovecho para recomendar la extraordinaria versión “porta studio demo” que se incluyó en el recopilatorio de b-sides “Barbed wire kisses”. 

The Jesus & Mary Chain - Darklands (Ep)
Más temazos. Deep one perfect morning es profunda, estremecedora, crepuscular. Down on mees cañera, trascendental, todo un mar de dudas. Fall es otoñal y, al mismo tiempo, el derrumbe personal. Cherry came too es la más luminosa del disco, una maravillosa declaración de amor.  Y finalmente About you como cierre ideal, una preciosa balada acústica que condensa el haber disfrutado de un disco intenso bajo la lluvia, donde ha sido necesario el pesimismo para hallar la esperanza. 

En definitiva, The Jesus And Mary Chain habían vuelto a poner nuevos cimientos en el shoegaze de bandas como My Bloody Valentine, Spiritualized, Spacement 3,... así como en todos aquellas propuestas posteriores etiquetadas entre el noise-pop y el indie, empezando por sus paisanos Teenage Fanclub. Y es que Darklands es una obra maestra soberbia, imperecedera, para paladares selectos, empezando por aquellos a los que marcó en los días de lluvia cuando el corazón estaba más roto que nunca por culpa de aquel inolvidable amor.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

5 comentarios :

  1. Extraordinario analísis cronológico. Yo conocí a la banda unos años más tarde, lo cierto es que en aquél 1987 yo andaba en otras historias, pero la siguiente década tuvo como protagonistas destacados a The Jesus and Mary Chain (entre otros).
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. A mí me gusta mucho, pero lo veo inferior a "Psychocandy", uno de los discos más esenciales de los ochenta. Escuchando ahora "Happy When It Rains" te das cuenta cómo suena a la década en que fue parida y, al mismo tiempo, cómo solo Jesus And Mary Chain podía haberla grabado. El otro día lo comentaba contigo: cuánto buen álbum salió de aquel 1987.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Compré Psychocandy "a ojo" en el Discoplay de la época, sin saber qué me iba a encontrar pero atraído en extremo por la portada, el nombre del grupo (desconocido para mí), y ese título que prometía caramelos psicodélicos.
    Debo decir que acerté de lleno y que, habiéndoles seguido posteriormente, en mi opinión y estando de acuerdo con Gonzalo, no han superado con ninguno de sus discos el acertado equilibrio de la mezcla de dulzura y ruido que ofrecía y sigue ofreciendo tamaño trabajo con el que año tras año (y van...) sigo deleitándome.
    ¡¡Salud y gracias por estas buenas crónicas y análisis que te curras!!

    ResponderEliminar
  4. Joder que tiempos de conciertos dando la espalda al público, de electricidad que rompía timpanos, de vinilos que comprabamos para rellenar de suciedad nuestro aire demasiado limpio. Grandes los Jesus y enorme articulo recuperando a uno de esos grupos que nunca debemos olvidar

    ResponderEliminar
  5. Gracias amigos por los comentarios. Es un disco que me atrapa y que me trae muy buenos recuerdos. Abrazos.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER