5

DANNY DE LA MATYR - Crybaby (2017)

DANNY DE LA MATYR - Crybaby 1

...manual de orfebrería, auténtico elixir mágico que absorbe jugosos concentrados de Elliott Smith, Beatles, Big Star, Dwight Twilley, Raspberries, Phil Seymour, The Posies,… 

Enorme y gratamente sorprendido por el descubrimiento de este manjar musical a cargo de un casi desconocido artista tejano. Y ello gracias al fichaje realizado por el recomendable sello discográfico alicantino Pretty Olivia Records. Decía desconocido porque solamente algunos pocos intrépidos exploradores que se prodigan en ocultos terrenos musicales de calidad conocían anteriormente a Danny de la Matyr. Desafortunadamente no era ese mi caso hasta ahora y, por tanto, había que documentarse sobre su trayectoria. 

DANNY DE LA MATYR - Lines - How can it be - SingleEl talento del de Dallas se condensa en bandas como The Days que en 1996 publicó “In the mystery of the watched pot”, o The Sheers, con un exclusivo y recomendable álbum del 2006 y que llevaba por título “Goodbye World”. A ambos habría que sumar sus colaboraciones con Rhett Miller de los Old 97’s o con Luther Russell de Those Pretty Wrongs. Precisamente este último es el productor del primer álbum en solitario de Danny, el que nos ocupa y que lleva por título Crybaby

El punto de partida del mismo data del 2014 con el single que contenía Lines y How can it be, dos piezas incluidas en el disco con las que ya se podía vislumbrar el potencial de su compositor y su querencia hacia el powerpop melódico, especialmente de los clásicos setenteros. 

Con ambrosías como Drift away”, “Waterslide oCrybaby se abre este manual de orfebrería, auténtico elixir mágico que absorbe jugosos concentrados de Elliott Smith, Beatles, Big Star, Dwight Twilley, Raspberries, Phil Seymour, The Posies,… 

DANNY DE LA MATYR - Crybaby 2Si Skeleton key es la que más se aproxima a los Fab Four, Misfire se postula como heredera del mejor powerpop de finales de los 70 y principios de los 80. 

Ahora bien, la perla absoluta para el que suscribe es una preciosidad como Sure do need you que, a buen seguro, tiene la bendición de orfebres como Ken Stringfellow o Jon Auer si les ha llegado a sus oídos. 

Un himno popero como Fade to grey donde el piano es el gran protagonista instrumental, un arrebato guitarrero como Rippin’ my soul outy dos bellísimas baladas como Voice in the trees y The Fall completan un trabajo que se podría catalogar como cósmico. Crybaby apunta alto, hacia el espacio sideral de esta añada. Estamos ante una asombrosa y fascinante gozada estelar. 



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

5 comentarios :

  1. Un disco mayúsculo, sideral, estratosférico.
    Un disco digno de una reseña del gran JJJ.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. si alguien me dice hoy no se hacen grandes discos y menos como antaño pues me basta tirarle este disco a la cara para que pueda retractarse ( lo de a la cara es figurado claro esta )

    ResponderEliminar
  3. Hace varias semanas que tengo pendiente esta reseña. Pretty Olivia records nos esstá dejando joyas pop y jangle pop en los últimos tiempos.
    Fantástico disco ciertamente.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Suena muy bien, este me lo apunto.
    Últimamente no ando escuchando novedades, estoy colgado del pasado, en lecturas y música, pero cuando se me pase la fiebre tengo que revisar muchas de las entradas del blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Una gozada de disco. Como diced Bernardo quien diga que no salen buenos discos es que no han oido esta joya. Abrazos.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER