7

JONATHAN RICHMAN - Ishkode! Ishkode! ‎(2016)

JONATHAN RICHMAN - Ishkode! Ishkode! ‎1
...demuestra una vez más tener un talento único, incomparable e intransferible a pesar de una humilde producción, con unas imaginativas melodías que pueden tener aspecto sencillo y simple... 
Me llama poderosamente la atención ese brutal ninguneo al que está sometido por los medios de comunicación musicales, desde los especializados hasta los que no son tanto, un clásico de la talla de JONATHAN RICHMAN. Y máxime teniendo en cuenta la grandeza de un legado donde ha demostrado sobradamente una perseverante resistencia y una constante calidad a lo largo de su extensa trayectoria. Sinceramente, no acierto a encontrar una explicación lógica para tanta desconsideración.

JONATHAN RICHMAN - Ishkode! Ishkode! ‎2
Ojo, no digo que sea analizado y enjuiciado de la misma forma que nombres sobrevalorados por la crítica a cada paso que dan, tipo U2 o Bruce Springsteen por citar un par de ejemplos entre muchos otros y que generan importantes debates de partidarios o detractores, sino más bien de tenerlo mucho más en cuenta. Al fin y al cabo estamos hablando del fenómeno de los Modern Lovers, del creador de un sonido muy personal como atípico trovador en solitario y de un tipo que tanto en estudio como en directo genera sonrisas en abundancia y muchísimo buen rollo.

Todo lo anteriormente expuesto a modo de introducción venía al cuento porque siendo una gozada Ishkode! Ishkode!, su nuevo trabajo del 2016 tras seis años de sequía discográfica, existen poquísimas valoraciones críticas en la red de redes, tanto a nivel nacional como internacional. Sin ir más lejos he explorado por Internet y, qué me corrija alguien si me equivoco, solamente he localizado dos breves menciones españolas (por cierto, una de ellas la de mi buen amigo Bernardo en el Tocadiscos Dual).

JONATHAN RICHMAN - Ishkode! Ishkode! ‎3
Con un título tan llamativo y peculiar (Ishkodees una palabra que significa “fuego” en el idioma de los ojibwa, uno de los pueblos indios nativos más importantes de Estados Unidos y Canadá), se constituye por diez coplas marca de la casa, repartidas entre ocho composiciones propias más dos sorprendentes versiones, por una parte Longtemps del padre de la canción francesa Charles Trenet, y por otra una excentricidad con sitar como broche de oro, el “Mother i give you my soul del yogui y gurú hinduista Paramahansa Yogananda.

En líneas generales este trabajo me parece el mejor disco que ha grabado en los últimos quince años, concretamente desde aquella infravalorada joyita del 2001 que fue “Her mystery not of high heels and eye”. Esta vez se atreve todavía más, si cabe, a flirtear con los sentimientos a través de su voz y su guitarra como principales protagonistas. Abre fuego con Whoa! How different we all are, poseedora de ciertos matices taciturnos y donde destacan los coros femeninos (de fantasía cuando suena eso de “Yeah, we are”), tal como de la misma manera sucede con el tema más jazzístico que da título al disco, con Without the heart for chaperone o con Outside o' duffy's”.

JONATHAN RICHMAN - Ishkode! Ishkode! 4
A tener en cuenta también que Tito Jojo vuelve a hacer incursiones en lengua española con su singular acento. La humanidad debería cantar al unísono ese estribillo de “como un niño distraído que arrastran de la mano, que arrastran de la mano por la fiesta de este mundo” en unWait waitcon connotaciones latinas. También cae algún verso más de nuestro idioma en una preciosidad como But then ego went away. Asimismo, del folclore español parece recibir influencias otro corte como Oh sun!”.

Por último mencionar que se introduce en el idioma italiano con la suave balada semi-playera a nnammurata mia o que con el amor como fuente principal de inspiración en Let me do this right!  evoca ciertos rasgos musicales de los primeros Violent Femmes.

Jonathan Richman ha demostrado una vez más tener un talento único, incomparable e intransferible a pesar de una humilde producción, con unas imaginativas melodías que pueden tener aspecto sencillo y simple. Su verdadero mérito es que hay que hacerlas y saber hacerlas bien, tanto que siempre sonarán modernas.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

7 comentarios :

  1. No me puedo creer que un disco de mi admirado Jonathan se me haya escapado, desde luego lo rectifico al instante, incluso se me escapó la reseña de bernardo del que soy seguidor...bueno bueno!!!
    Un abrazo my friend.

    ResponderEliminar
  2. Pues ni yo mismo me acordaba de la resena . Lo he vuelto a escuchar y ha ganado desde que cayo en mismanos. No es de lo mejor del bardo pero si de lo mejor en anos . es más esa combinación de influencias musicales le han ganado un mejor lugar que en su día le otorgue ( un 7) creo que ganaría medio punto. Ah y una pena q haya pasado asi sin pena ni gloria maxime cuando Johnattan tenioa mucho predicamento por este país. Aún recuerdo un concierto sólo en Santiago álla por los anos 80 o en Madrid por esa década memorables ( aún conservo fotos y entradas )

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el aviso. No me había enterado, Soy fan de toda la vida del "chavalillo" este.

    Este si que va por libre, como a mí me gusta.

    Saludossssssssss

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que ya hace muchos años que no sigo la carrera de Jonathan Richman, me quedé en la época de los Modern Lovers y algo más de su carrera en solitario en los 80.
    Sus 70's es un periodo de gran influencia para muchos grupos posteriores aunque (como dices) nadie de los medios hace demasiada o ninguna referencia.
    Vamos a ver como suena esto nuevo.
    Abrazos,

    ResponderEliminar
  5. Los medios son cortitos de mira mi querido Johnny, no puedes esperar a que te pongan delante ningún trabajo que no haya pasado antes por caja; estos días lo vemos con la publicidad del próximo discos de los Stones, por cierto todo blusero y con un sonido muy prometedor, aquí sólo se habla de quien pasa por caja. Afortunadamente desde la blogsfera algunos le habéis dado la vuelta a esto. Y no por este tipo que no necesita presentación ni mostrar credenciales, es muy bueno, joder. Hablo de gente que estaría destinado al mayor de los anonimatos si no fuera por el esfuerzo que por amor al arte otros hacéis. No he escuchado el disco pero me lo pienso enchufar esta tarde, seguro que lo disfruto. Salud

    ResponderEliminar
  6. La verdad, amigos, es que me parece increíble el pasotismo que hay por Jonathan Richman. Mucho mejor disco que la mayoría de tantísimos retornos que han habido este año a mi gusto. Gracias por compartir vuestras impresiones, Antonio tus palabras me congratulan hoy muchísimo más. Abrazos.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER