Buscar

Cargando...
6

8 días a la semana con THE BEATLES (del director Ron Howard)

Eight days a week THE BEATLES 1 

...no entraremos a polemizar con la frase de Lennon de que son más famosos que Jesucristo pero lo cierto es que la leyenda de los Beatles continúa y poquitos, quizás contados con los dedos de una mano, les podrían disputar el cetro y la corona de la popularidad...

La canción Eight days a week fue compuesta por John Lennon con Paul McCartney y se incluyó en el álbum “Beatles for sale” de 1964. En febrero de 1965 alcanzó como single el número 1 en Estados Unidos junto a su cara b "I don't want to spoil the party". Ahora esa canción es el título de un reportaje que consigue, si cabe un poco más, hacer más grande el mito.

Eight days a week THE BEATLES por Ron Howard 2

Entre el pasado 15 y el próximo 22 de Septiembre va a estar en la cartelera de cine española. Ni ocho días va a durar, al menos podían haber tenido ese detalle. Y sí, la hemos catado y lo podemos confirmar, no aporta mucho más de lo que se sabía acerca de un tema tan explotado como es THE BEATLES pero resulta una delicia que alguien realice un trabajo detallista y minucioso que nos pueda servir para refrescar la memoria, para regenerar esas neuronas que puedan andar alejadas de la cultura pop y, en su caso, para introducir la beatlemanía como cultura de masas sobre aquellos que nunca han comulgado, con alusión expresa a las nuevas generaciones que, entre tanta morralla y desperdicios musicales de reggaeton o similares que imperan en el ambiente, ignoran cuántos beneficios ha aportado a la Humanidad el grupo más famoso de la historia del rock. A título personal un orgullo haber puesto una semilla más al visionarla junto a una de mis hijas con la que, a pesar de la preadolescencia, pude comprobar que disfrutó de lo lindo.

Eight days a week THE BEATLES por Ron Howard 3
Chapeau por tanto para el oscarizado director Ron Howard y sus estrechos colaboradores en Eight days a week - The Touring Years que, a modo de documental, relata las andanzas de los Fab Four entre el 62 y el 66, con mención especial para sus conciertos en directo y un breve repaso discográfico hasta el “Sgt.Peppers”. 

Cierto es que por tratarse del período más lozano de los de Liverpool parece como si casi todo fuese perfecto, todavía no habían comenzado problemas ni disputas, todos parecían ir a una como en Fuenteovejuna en un ambiente de camaradería incluso hasta en la recta final del film donde comienzan a estar desbordados por el acoso de los medios y de algunos sectores sociales de diversos países donde tenían que realizar conciertos. 

Me quedo principalmente con los testimonios de actrices de cine como Whoopi Godberg o Sigourney Weaver y lo que para ellas supusieron los Beatles, también con un crack musical como Elvis Costello, muy interesante lo que dice sobre la publicación de “Revolver”, de sentirse traicionado a totalmente abducido por el álbum en unas semanas. Pero por encima de todo considero para destacar el detalle de lo que significó la cohesión de la banda en un tema espinoso de aquella época como era la segregación racial. Quizás muchos no lo habíamos valorado en su justa medida hasta ahora pero aquel concierto en Jacksonville (Florida) fue una ayuda y un punto de inflexión para cambiar sociedades xenófobas e intolerantes como la americana. Me encantó, por ejemplo, escuchar las reveladoras declaraciones de la profesora e historiadora Kitty Oliver

Eight days a week THE BEATLES por Ron Howard 4
Eso sí, por supuesto para un melómano y amante del pop-rock como el que suscribe lo más interesante de la cinta es la segunda parte con treinta minutos de actuación en el Shea Stadium de Nueva York durante el 15 de agosto de 1965, un documento inédito con imágenes exclusivas de Apple y una labor tremenda de restauración y remasterización para que las canciones no quedasen con poca intensidad por debajo de las enloquecidas fans y donde además se puede comprobar que a pesar de la locura reinante los cuatro miembros mantenían el sentido del ritmo y de la melodía. 

Pues eso, no entraremos a polemizar con la frase de Lennon de que son más famosos que Jesucristo pero lo cierto es que la leyenda de los Beatles continúa y poquitos, quizás contados con los dedos de una mano, les podrían disputar el cetro y la corona de la popularidad. Larga vida a los fabulosos.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

6 comentarios :

  1. Tal y como ando de horarios de trabajo, escribo esto desde el curro, no se si podré verla antes del día 22, la verdad es que lo veo dificil, me conformaré con leer vuestras reseñas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Esta semana voy a ir a verla. Ya te contaré.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Crep q quedara para el video pero ahi si de forma irremisible sera vista

    ResponderEliminar
  4. Qué envidía, seguro que no la pillo en ningún cine por estos lares...Para mí son muy grandes, sus discos siempre se mantienen frescos, y, aunque sea un tópico, sin ellos no existiría el pop/rock tal como hoy lo conocemos, eso seguro. No sé si más grandes que Jesuscristo, pero a mí, personalmente, me han aportado más, pero mucho más que todas las prédicas del famoso profeta. Salud Johnny!

    ResponderEliminar
  5. yo me divertí viéndola, y justo cuando estaba más a gusto... zas el tajo.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  6. Me parece muy recomendable aunque no aporte mucho más de lo que se sabía. Eso sí, me sentí feliz al ver que mi hija disfrutó al verla, tenía mis dudas antes de entrar. Abrazos, friends.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER