Buscar

Cargando...
5

Crónica concierto 30 aniversario de La Gran Esperanza Blanca (Loco Club, 23-4-2016)

...el 30 aniversario de LGEB fue un show medicinal donde hubo folk, donde hubo blues y donde también hubo rock 'n' roll...
Tratándose de una conmemoración como la que nos ocupa había que estar, aunque para ello hubiese que recorrer carreteras, cielos o montañas. No es moco de ningún pavo el legado de esta banda valenciana que a pesar de los méritos realizados nunca ha obtenido el justo reconocimiento entre lo mejor del pop-rock nacional.

Como era de preveer, el repertorio que ofrecieron los señores Cisco Fran, Spagnolo Ferocce, Chuso Al y Chiti Chitez  fue un recorrido por todas las etapas de la trayectoria de LA GRAN ESPERANZA BLANCA


"Aquí estoy (en vía muerta)", toda una declaración de intenciones, abrió la caja de los truenos. De esa copla tan reciente por ser el primero de los vagones del "Tren fantasma" a la más antigua "Perdido en el océano" del primer Ep publicado, dibujando una iimperceptible línea del tiempo en el Loco Club de Valencia que abarcaba 30 años, justamente los que allí se solemnizaban.


No faltaron de los años noventeros el "Blues del perdedor", "Entre Brooklyn y tú", "Noche de bodas", "En la tierra de Efraím" (espectacular, con la que más disfruté), "Esta es la canción", "La cadena de marfil" (fulgurante esta última que además contó con la egregia participación de toda una institución del rock patrio como es Manolo Bertrán de Doctor Divago) y "Catfish" (a la armónica otro de los Divago como el siempre apreciado Chumi).


Otros invitados ilustres que pasaron por el escenario fueron Raúl Tamarit de Los Radiadores en "Cuchillada" y Micalet Landete de Senior i el Cor Brutal en "Nora".


Entre los temas más modernos a nivel cronológico de publicación desfilaron "Música antigua", "La última copa", "El chico del tren" (quedó extraordinaria junto a Rafa Adrian y May Ibañez de Badlands), "Lento", "Tren fantasma" o "Ruptura".  Ah, y por supuesto mención para "Nostalgia de Bell Ville", siempre ansiado y esperado el himno al gran 'Matador" Mario Alberto Kempes.


Tampoco escasearon las sorpresas, como la gran desconocida para el que suscribe "El huelguista salvaje" y joyitas de los primerísimos tiempos como "La colina del arroz" o "El alcalde asesino" acompañadas ambas por Pepo Granero. También y, muy probablemente para darle mayor trascendencia a aquellos inicios de La Gran Esperanza Blanca el concierto sería rematado con "Colmillo blanco", con "Columbia, 20 de junio" y con un emotivo tema inédito de exaltación de la amistad por parte de Cisco Fran y dedicado muy especialmente a sus compañeros y a la gente que lo ha apoyado.    

Eché de menos muchas cantinelas a las que recurro con frecuencia ("Estrella de mar", "Los años de felicidad", "En algo acerté", "Cenicientas, aspirinas y alcornoques", "A este lado del cristal", "Escapada", las adaptaciones al castellano del "One too many mornings" o del "Idiot wind" de Bob Dylan,...,)  pero lo que se dice sobrar, no sobró ninguna. 


Entre muchas caras conocidas y amigas creo que pocas se quedaron sin disfrutar. Doy fe de que el 30 aniversario de LGEB fue un show medicinal donde hubo folk, donde hubo blues y donde también hubo rock 'n' roll. Larga vida a La Gran Esperanza Blanca!!!



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

5 comentarios :

  1. Una fiesta como se merecen estos clásicos del rock nacional, a por otros 30 años más! salud amigo.

    ResponderEliminar
  2. Conciertazo, alegría de ver a la parroquia valenciana y muy alegre por allí.
    Es una banda de las que se necesitan para el bienestar emocional. Te comparto el vídeo en mi crónica con tu permiso.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  3. Inolvidable y muy, pero que muy contento de haber sido testigo, como siempre el tiempo con amigos es siempre corto, y claro, resulto cortísimo. LGEB es un grupo que me ha ganado en poco más de dos años como pocos lo han hecho, aún desconozco gran parte de su repertorio, histórico.
    Abrazos y agradecimientos a millones.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que lo pasarais bien en tan merecido homenaje. Una pena no haber podido ir. Ya coincidiremos en otra ocasión.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Fue una velada muy especial. LGEB merecía el afecto de los fieles defensores que pudieron asistir. Abrazos.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER