11

LNZNDRF – S/T (2016)

...de minimalismo, de krautrock y del post-punk más oscuro en el impronunciable proyecto de Brian y Scott Devendorf (miembros de The National) junto a Ben Lanz, componente de Beirut... 


De indecible denominación entre consonantes pero enorme y gratamente sorprendido con el resultado de LNZNDRF, álbum homónimo de debut de una propuesta tan tentadora como excéntrica. 

Hablamos de minimalismo, de krautrock y del post-punk más oscuro en el impronunciable proyecto de Brian y Scott Devendorf (miembros de The National) junto Ben Lanz, componente de Beirut y también colaborador en la banda de Sufjan Stevens). 

Se trata de ocho canciones que al parecer fueron grabadas de forma repentina en una iglesia de Cincinnati. He leído algo acerca de que el grupo se autoproclama como portador de un "sonido maximalista". No sé yo si ello está derivado de una consciente y meditada etiqueta de promoción para llamar la atención a partir del "más es más" entre emisor y receptor. Lo que sí está claro es que en el disco se produce una combinación de instrumentos acústicos y electrónicos junto a pronunciadas líneas de bajo. Asimismo se deduce de esta obra un esfuerzo y que el ilusionante objetivo sería, en teoría, la expansión entre múltiples destinatarios aunque, todo sea dicho, lo habitual en estos casos es que se restrinja a un aprecio o adoración por parte de un reducido grupo de aficionados dentro de lo que muchas veces se conoce como música de culto. 


Lo dicho, ocho cortes donde algunos se aproximan más a Joy Division (Beneath the black sea), otros se acercan más al indie pop alternativo del post-punk industrial ("Mr. Storm", Kid things”, "Monument") y, los más excitantes y espesos para el que suscribe, los que podrían evocar al formidable grupo alemán Neu de la década de los setenta (Future you", "Hypno-skate”, "Stars and time" y "Samarra"). En conclusión, un trío altamente recomendable para los que valoran la grandeza de las anteriores tres mencionadas referencias.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

11 comentarios :

  1. Execelente recomendación la tuya, un disco que me gusta mucho. En mi opinión un artefacto con clara vocación de gustar e intención de apertura de dichos estilos a audiencias más amplias, equilibrado a su vez por grandes dosis de calidad. Te dejo la reseña que hice hace exactamante un mes. http://www.ontheroutemag.com/2016/02/lnzndrf-2016.html
    Un saludo y abrazo incluido.

    ResponderEliminar
  2. pues mira que me suena mucho a lso primeros discos d OMD me gusta lo escuchado por lo que procedo a tenerlo bajo mi brazo

    ResponderEliminar
  3. No conocía este proyecto, pero me apetece un montón, pero que mucho, mucho...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Ya las referencias indicadas, kraut + post-punk, me la ponen tiesa (pocas cosas lo hacen ya). A mí estas propuestas un poco, o un mucho, fuera de la normalidad siempre me han tirado mucho. Queda apuntado y gracias por el descubrimiento.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  5. Ummm....me ha gustado..me lo apunto para oír este finde...que es cuando oigo música mas ecléctica y poco ortodoxa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Le daremos cancha, un proyecto que parece diferente, con referencias pos-punks que siempre me seducen, veremos my friend suena bien.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me va a costar, y me estoy obligando a escucharlos, y sus melodías son estupendas, pero no soy mucho de este palo amigo. Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Suena genial. Me ha gustado mucho, aunque no tanto como a Javier de Gregorio, jeje. Dos acordes tan sólo como estructura y mira lo que dan de sí.

    Un abrazo, master!

    ResponderEliminar
  9. Sí, Chals, recuerdo perfectamente tu excelente reseña que como te comenté me pilló cuando más lo estaba disfrutando.

    Pues ahora que lo dices Bernardo es verdad que algún tema recuerdan a los primeros OMD.

    Cierto, e que si estas cosas son buenas apetecen por variar de lo habitual, my friend Lou.

    Intuyo que vas a coger una buena trempera, Javier, porque aquí hay calidad en esa onda.

    A por él en el finde, Victor.

    Es bastante diferente a lo habitual que escuchamos. A mí me ha sorprendido muy gratamente, mysuperfriend Addison.

    Yo fui muy de este palo hace muchos años, apreciado Antonio, pero no es menos cierto que hace bastante tiempo que no me seduce casi nada en esta onda y, sin embargo, este disco me está encantando.

    Buen análisis masterfriend Evánder. Jajaja, por lo que veo no se te pone tan tiesa como a Javier.

    Se agradece siempre la deferencia de dejar comentarios. Abrazos a tutiplén.

    ResponderEliminar
  10. A mi, lo del Krautrock nunca me entusiasmó, aunque soy fan absoluto de Can. Pero esto no me suena mucho a krautrock. Consiguen crear un ambiente curioso, un pelín axfisiante. No es de las cosas que más me gustan de las que pones por aquí.

    Saludosssssssssssss

    ResponderEliminar
  11. Yo creo Bab que hay varios temas que tienen claras influencias de Neu. Abrazosssss.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER