19

THE KINKS - The Kink Kontroversy (1965)

THE KINKS - The Kink Kontroversy (1965)
...se trata de rendir pleitesía a una obra maestra clásica e imperecedera que cumple 50 años y que podría insertarse sin complejos ni prejuicios como patrimonio de la Humanidad...

Han pasado 50 años, se dice pronto. Si en un año suceden muchas cosas difícil imaginar cuántas en medio siglo. Como mero espectador el Kink kontroversy las ha visto acontecer de todos los colores y, sin embargo, pocos artefactos sónicos pueden hacerle competencia en cuanto a modernidad, versatilidad, colorido, tonalidades y demás. 

THE KINKS - The Kink Kontroversy (1965) 2
Si contemplamos la portada es puro beat sixtie y si atendemos al título había mucha socarronería para disimular la fama de chicos polémicos y controvertidos que tenían los miembros de esta célebre banda londinense debido a tensiones e incidentes durante alguna actuación, como por ejemplo la legendaria pelea entre Mick Avory y Dave Davies en la capital de Gales que derivó en ser considerados como personas non gratas a nivel de conciertos en Estados Unidos. 

THE KINKS - The Kink Kontroversy (1965) 3
En cuanto al contenido se dice, se cuenta, se comenta habitualmente que el tercer álbum de los KINKS (quinto si computamos ediciones exclusivas americanas del 65 como “Kinks-Size” o “Kinkdom”) fue un trabajo de transición donde mantenían la esencia de sus primeras canciones y donde también se vislumbraba un progreso, una evolución que se vería refrendada al año siguiente con el single de Dedicated follower of fashiony Sittin’ on my sofá (dos temas que se incluirían en los bonus tracks de la edición digital del disco que nos ocupa) donde hicieron gala de un sentido del humor mordaz y agudo que serviría de referente para muchísimas bandas británicas que tendrían que llegar. 

Como referencias que conectaban con el pasado más inmediato de la banda podría citarse principalmente Milk cow blues, original de Kokomo Arnold, bluesman de los años 30 aunque fueron más populares las versiones de Elvis Presley, Ricky Nelson, Eddie Cochran o Scotty Moore. A su vez podría decirse que la versión de los Kinks, auténtico prodigio garagero con primitivos detalles hard-rockeros, acabaría siendo una fuente de dirección dispar, con numerosas versiones en todas las décadas, desde Chocolate Watchband a Aerosmith, pasando por los suecos The Nomads, por los Flamin Groovies o incluso hasta por mi apreciadísimo amigo el incombustible Babelain (véase enlace pinchando sobre BabelKinks), entre otras. También se podrían vincular al rhythm&blues blanco más precedente en el tiempo cortes como Gotta get the first plane home o What’s in store for me

THE KINKS - The Kink Kontroversy (1965) 4
Más cosas. No podía dejar la oportunidad de hacer una mención especial para una exquisita balada como Ring the bell, para una impecable It’s too late (por cierto, al loro con la versionaca que se cascaron los gloriosos Fleshtones en un tributo del 89), para esa composición redentora de Dave Davies tituladaI am free o para perlas bastante desconocidas a nivel popular del cancionero de los KINKS como When i see that girl of mine”, “The world keeps going around”, “I’m on an islando You can’t winque podrían emparentarse más con las futuras composiciones de Ray Davies. 

Además se incluyen las dos canciones del single que apareció como sabroso aperitivo antes del THE KINK KONTROVERSY. Hablamos por una parte de Till the end of the day con esa maravillosa intensidad melódica que fue de vital importancia como punta de lanza para desarrollar el powerpop más orfebre de los setenta en bandas como Big Star y, por otra, de Where have all the good times gone, quizás mi canción preferida de los Kinks junto a “Lola” y “I’m not like everybody else”, un himnazo atemporal que versionaron magníficamente tanto David Bowie en sus “Pin ups” de 1973 como los Van Halen en 1982 retratando a la perfección ese refrán que dice que “los tiempos pasados siempre fueron mejores”. 

THE KINKS - The Kink Kontroversy (1965) 5

En definitiva, no se trata de afirmar que “Kink kontroversy” es mejor o uno de los mejores álbumes de los KINKS, y máxime si tenemos en cuenta el repóquer que se avecinaba en años sucesivos. Se trata de rendir pleitesía a una obra maestra clásica e imperecedera que cumple 50 años y que podría insertarse sin complejos ni prejuicios como patrimonio de la Humanidad. God save The Kinks!



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

19 comentarios :

  1. No es mi disco favorito de los Kinks, pero admito que tiene 4 temazos de la vida mínimo que son imprescindibles en su carrera y con eso está todo dicho.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  2. Un disco magnífico, Johhny. Como bien dices, no se trata de si lo que vino después fue mejor, sino de corroborar que la obra de los Kinks está llena de piezas magistrales y bien diferenciadas, lo que le hace uno de los grupos más importantes y originales que el rock and roll haya conocido. Esperemos que el sábado el querido Savoy nos regale alguno de sus "kontrovertidos" temas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un gran post para un grupo que realmente lo desconozco...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. 99% de acuerdo. A mki los KInks me generan el problema de los primeros discos En este es cuando por varios de los temas que citas dónde verdaderamente explotan y crean su Universo que les hace grandes pues en materia de r'n'b los habia muchisimo mejores por las Islas en aquelos tiempos

    ResponderEliminar
  5. Este disco me encanta. Empecé comprando los E.Ps en su momento y luego me hice con el L.P. (más tarde con el CD y si hay más formatos, me los compro también).

    Formó parte de mi adolescencia y se me metió hasta el bulbo raquídeo. No hay quien me lo saque de ahí. (Por eso he intentado hacer tantas versiones desde la más absoluta humildad y respeto antes estos monstruos. Solo por el placer de meterme dentro de ellas, con mis muchas limitaciones)

    "The world keeps going around”, "Where have all the good times gone" (también de mis preferidas),
    "Dedicated follower of fashion", esa versión magistral de "Milk cow blues" tan complicada de versionear y la mejor que he oído del tema de K. Arnold (gracias por la mención, Johnny).

    En fin, que no tiene desperdicio el disquito de marras.

    Me quito el sombrero ante el artículo (como siempre).

    Gracias Johnny.

    Saludosssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Fantabuloso álbum (y entrada). Acudiendo a la manida y poco original comparación 'beatle', se podría decir que es su Help o su A Hard Day's Night.

    ResponderEliminar
  7. Estupenda entrada para celebrar uno de los mejores discos de lo de Muswell, precisamente de la primera época, la que particularmente más me gusta de los londinenses. Le he hecho propuesta a mi almohada de no escuchar absolutamente nada de la banda hasta la llegada de la III KK. Quiero llegar virgen e incólume al tálamo nupcial.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  8. Los Kinks son como una palabra sagrada. Ray y su hermano fueron unos de los creadores del garaje sesentero y eso es una contribución a la chulería mundial que no se puede olvidar. Yo lo tengo presente todos los días. All the day and all of the night.

    ResponderEliminar
  9. Que sí, que hablamos de cosas muy grandes. Este disco es diferente, y tenía lo de su tiempo: blues, rock, teddy...pero ya se notaba ese toque genial a lo Davis; escucha esa manera de tocar "It's too late". Insuperables; en lo más alto.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que hace tiempo que no escucho este disco , también es cierto que siempre he puesto más atención en discos posteriores de los Kinks , con la buena descripción y las fotos que has colocado da ganas de escucharlo de nuevo y esos es lo que voy a hacer . Saludos,

    la entrada magnífica Johnny.

    ResponderEliminar
  11. Justa reivindicación de un gran disco, no sé si el mejor (no conozco en profundidad toda la discografía).

    Feliz fin de semana, y feliz convención.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Se nota que adoras a los Kinks, amigo Johnny, y no es para menos. A mi tambien me encantan.
    Voy a pegarle un repasillo al álbum, me han entrado ganas.

    Buen post. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Grandísima reivindicación, en el fondo y en las formas. Siempre se cita como su mejor periodo desde Something Else hasta Lola, y la verdad es que no cambiaría nada de toda su discografía antes y después de ese periodo de gloria, llena de matices y mucha calidad. Saludos my mestre-friend

    ResponderEliminar
  14. ¿Solamene 4, brother Savoy.

    Sin duda uno de los más importantes, Gonzalo.

    Nunca es tarde para descubrir un grupo de esta categoría, Peter.

    Yo creo que estamos al 100% de acuerdo, Bernardo.

    Sin desperdicio. Gracias a ti, Babelain.

    Así lo veo yo, aunque las comparaciones son odiosas pero más o menos como el “Help” en los Beatles, Agente Cooper.

    Cómo te gusta llegar virgen, Javier, jajaja.

    Palabras sagradas, Pinch Klub. All day and all of the night!

    “It’s to late”, es una gozada total, Antonio. Sí, el Kontroversy fue el primer Kink diferente.

    A recuperarlo y a gozar, Jordi Digital33rpm.

    Para mí no es el mejor Evánder pero podría ser considerado patrimonio de la Humanidad, no?

    Seguro que lo disfrutas, amigo Antonio.

    Todo gloria, Chals, y lo sabes.

    Gracias por la deferencia en dejar comentarios. Abrazos a tutiplén..

    ResponderEliminar
  15. Sinceramente, inmólame porque no he escuchado este álbum entero, tan sólo sus singles. Tuve una época muy 'sixties' pero bien es cierto que a los Kinks los tengo demasiado arrinconados teniendo toda su discografía física a mi disposición en uno de mis pecadores cajones de cd's.

    Vuelves a picarme la curiosidad con los Davies. Gracias por una reseña tan acojonante.

    ResponderEliminar
  16. Con este disco hago una similitud con el A Hard Days Night en cuanto a que me parece el auténtico principio del inicio del despegue, osea importante y como se dice por ahi arriba con algunos temazos de pánico, cierto que otros (pocos) igual bajan un poco el nivel general, pero siempre hablando de obras magnas.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  17. No te extrañes, le pasa a mucha gente con los Kinks. Dales caña Pupilo, estamos hablando de uno de los más grandes de la historia del rock, de los que miran desde arriba a los demás. Gracias por lo de la reseña, my friend.

    Sí, es posible, apreciado Addison, aunque a mí me gusta más el "Kontroversy" que el "A hard days night" y puestos a comparar le veo más similitudes con el "Help". Un abrazo, crack.

    ResponderEliminar
  18. No es de mis albumnes preferidos de la banda, pero si era importante porque era cuando Ray Davies empezaba a ser un gran compositor e iba a ser lo que fué, estar a la misma altura de Lennon, Mccartney, Dylan Y Townshend y por eso comento de que este album era importante porque se le empezaba a ver su gran capacidad para componer. Abrazo

    ResponderEliminar
  19. Fue el album de transicion de la banda. Fué el puente de la enorme evolución creativa de Ray Davies que dió paso a enormes albumnes desde Face To Face a las meritorias Operetas Preservations (Todas ellas obras maestras, aunque fueran subestimadas).

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER