13

THE WAVE PICTURES - Great big flamingo burning moon (2015)

THE WAVE PICTURES - (2015) Great big flamingo burning moon

...mantienen la espontaneidad, la richmanía, eso estaba cantado, la llevan en el ADN, como el influjo de los Violent Femmes, de los Feelies o de los Jazz Butcher, pero digamos que esta vez se prodigan en unos terrenos más rústicos y pantanosos...

Incontinentes, desenfrenados, incluso visiblemente viciosillos a pesar de sus caras de buenos chicos. Sigo pensando que este trío británico es lo más insólito y al mismo tiempo interesante que se ha parido a nivel musical en la Pérfida Albión durante los últimos 10 años. 

Que el bagaje artístico ascienda a más de un disco por año de media y a un sinfín de giras y conciertos por todo el mundo dice mucho de este atípico caso de inquietud, desasosiego y, también, por qué no decirlo, inspiración, trabajo, creatividad, tesón y persistencia. Pero lo todavía más asombroso del caso es que cuando los WAVE PICTURES daban la sensación de que las fuerzas comenzaban a flaquear (el “City forgiveness” del 2013 fue un buen trabajo pero saturaba algo eso de ser un disco doble o de reincidir en exceso sobre los mismos patrones musicales) van y se cascan un treceavo álbum donde lo primero que me viene a la cabeza es que se han pasado por el forro eso de que el trece sea un número maldito. 

Visto lo visto, o mejor decir que oído lo oído, creo que nos encontramos ante el álbum más destacable de los chicos más activos de la pequeña y tranquila localidad inglesa de Wymeswold, incluso por encima del que hasta el momento era mi preferido, el “Beer in the breakers” del 2011. Resaltaría con carácter genérico del Great big Flamingo burning moon que lo veo más redondo, con más sustancia y, sobre todo, más abierto a nuevas vías en el marco de sus influencias, quizás por la colaboración del polifacético pintor, poeta, cantante y guitarrista Billy Childish tanto a nivel de composición como de producción. 

The Wave Pictures - I could hear the telephone - singleA ver, mantienen la espontaneidad, la richmanía, eso estaba cantado, la llevan en el ADN, como el influjo de los Violent Femmes, de los Feelies o de los Jazz Butcher, pero digamos que esta vez se prodigan en unos terrenos más rústicos y pantanosos, desde el beat y el garage sixtie al rock de raíces californiano, por acercarnos a un ejemplo que lo explique mejor, desde los Troggs a la Creedence Clearwater Revival pasando por The Who o los Flamin’ Groovies. 

Y por supuesto también perduran los estribillos pegadizos, la urgencia, la imperfección, la inmediatez, la latente sensación de que improvisan. Abren fuego con el tema que da título al álbum y todo nos suena a algo, en este caso como si Willy DeVille se hubiese colado en una fiesta de Paisley Underground. El jolgorio aumenta, mientras el espíritu de David Byrne en sus primeras aventuras nuevaoleras con los Talking Heads se exhibe en el segundo single I could hear the telephone, la consistencia e importancia de Gordon Cano se muestra de forma inexorable en la cadencia de una balada como At dusk you took down the blinds o en el sarcasmo de "Frogs sing loudly in the ditches

Por su parte a John Fogerty le podría desconcertar inicialmente Katie antes de surcar el viejo río verde y quedarse perplejo y seguro que también complacido con las suculentas versiones que han materializado del "Sinister purpose" o del "Green river". 

The Wave Pictures - Pea green coat - single
Pero hay más, en "All the birds lined up dot dot dot" se apropian de la chispa más velvética de los Modern Lovers, una línea que perdura aunque se dirige con descaro hacia el garage y el protopunk sixtie en Fake fox fur pillowcase”, “The golsfish o We fell asleep in the blue tent, y que se acentúa en un nervioso y excitante pildorazo tituladoThe fire alarm”, o en ese final apoteósico, incendiario, mi preferida,Pea green coat”, que con su endiablada armónica y su riff contagioso fue el tema que sirvió de adelanto como single en diciembre del 2014. 

Es curioso (o quizás no sea tanto y ya estamos acostumbrados) pero muchas veces poseen más virtudes aquellos que no aparentan ser virtuosos. Algo muy grave tendría que pasar, o mucho se tendrían que esmerar el resto de artistas y bandas de rock de todos los parajes del planeta, para que el que suscribe no incluyese el álbum de David Tattersall y compañia entre sus elegidos del año en curso.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

13 comentarios :

  1. Hace algunos años me pasaron un disco suyo que me sonó a gloria, "Susan Rode The Cyclone"; ahí encontré músicas de Modern Lovers, Velvet o Violent Femmes. Desde entonces les perdí la pista. Me encanta el tema que he escuchado, los voy a recuperar. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. tu efusividad me abruma y empuja a su escucha my mestre, tu olfato no suele fallar y apunto la referencia, tengo muy perdidos a The Wave Pictures, nunca es tarde. Saludos

    ResponderEliminar
  3. No los conocía , de principio cuando los escucho me suenan más americanos que ingleses , en varios momentos suena a Nueva York segunda mitad de los 70, Modern Lovers etc etc , pero también hay esos espacios que recuerdan su origen inglés procedente de la campiña , también alguna guitarra suena a The Fall de principios, bueno en realidad suenan a tantas cosas. Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Hombre el tema desde luego suena de lujo, habrá que verlos en su visita a la capital.

    Brazzos y cuando puedas por la senda.

    ResponderEliminar
  5. Entre ayer y hoy me lo he merendado de camino al trabajo, y del trabajo a casa...parece que me has leído el pensamiento Johnny. El arranque es tremendo, escuchaba Great Big Flamingo y cerrando los ojos casi podía darle la mano a Joey Ramone, "A could hear the telephone" bestial de las que más me han gustado con "Frogs sing loudly" y "Green river". La verdad es que el adelanto de hace un mes con "Pea Green Coat" ya anunciaba aspereza de la buena.
    Sino uno de sus discos más destacados por lo menos el más musculoso, suena todo encajado, en su sitio, no pierden de vida su esencia y la sazonan sin perder identidad. El bajo de Roziky suena a gloria bendita nene, creo, que me va a elevar más de lo que ya lo ha hecho esta semana, lo necesitaba, doy fe.

    ResponderEliminar
  6. El single me parece excelente me voy a buscar esto ya que hace tiempo que no escucho algo de tal estilo y me va siendo hora

    ResponderEliminar
  7. No los conozco, pero tío, de la manera que les cuentas, con esas alusiones a CCR, Groovies, Who o David Byrne entre otros, con esos adjetivos que tanto me atrapan cuando de canciones se trata, si me hablas de garaje o de brit y con esas versiones...que voy a probar a la mayor brevedad, teniendo en cuenta antecedentes me temo que pasaran a formar parte de mis escuchas habituales rápidamente.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Yo tampoco los conozco, pero los conoceré en breve.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. La crónica del disco en el Ruta 66 de Febrero también los pone de lujo, disco excelente y gente a seguir, no solamente para aquellos avezados seguidores que ya lo hicieran desde hace tiempo. No me encuentro yo entre ellos. Las primeras referencias las he tenido con las lecturas de la revista y de tu entrada y, leído lo leído, y escuchado el vídeo, no pintan nada mal. Iré a su concierto y posiblemente me haga con el artefacto.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  10. Hago mio el comentario de Chals. Saludos y un abrazo Mestre!

    ResponderEliminar
  11. Bueno, pues le di una escucha rápida anoche en spotify y me encantó. Ahora voy otra vez a oirlo. Un descubrimiento tocayo. Gracias por ello!

    ResponderEliminar
  12. Cierto Silvo.

    Precisamente ese no lo tengo casi controlado, Antonio.

    Es un magnífico grupo a mi gusto, Chals, por este espacio han pasado bastantes publicaciones suyas anteriores. Nunca es tarde, claro.

    Muy recomendables, Jordi Digital33rpm, siempre suenan a cosas que recuerdan a alguien pero lo hacen con gracia. Seguro que te gustarán.

    Por la senda caminarán, este disco es de los tuyos, Savoy.

    Ahí das en el clavo, BBoy<1970, el disco suena musculoso, todo encaja, ese es el gran mérito. De lo mejorcito del año por ahora.

    A por él, Bernardo.

    Prueba, prueba, mysuperfriend Addison, creo que te puede molar.

    No lo dudes, Evánder.

    Vaya, leo poco el Ruta, Javier, ni ningún medio especializado de los grandes, pero ya que lo dices haré por leerlo. Me alegra que lo pongan bien porque este grupo siempre ha tenido más tirón entre el mundillo indie, creo. Te gustarán.

    De lujo, apreciado tocayo Ned, me alegra que se esté abriendo paso.

    Se agradece la deferencia en dejar comentarios. Abrazos para todos..

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER