42

COTTON MATHER - (1997) Kontiki

COTTON MATHER - (1997) Kontiki

Sucedió en el año 1997 después de Cristo. Jamás se había visto algo semejante. Aquella mágica conjunción astral fue catalogada por algunos astrónomos como una espectacular aurora boreal repleta de luz y de brillo a la que se unió una lluvia de estrellas y meteoritos procedentes de un cometa que pasaba por el exterior del Sistema Solar y que se cruzó en la órbita terrestre. 

Pero según un escaso grupo de ciudadanos terrícolas que visionaron el espectáculo, allí hubo mucho más que el posible influjo de la diosa romana del amanecer. 

Cuentan que entre rayos de luz, estrellas, espirales, arcos y ondas de múltiples colores, sonaron las melodías de un nuevo disco llamado Kontiki, y que en pequeñas zonas del cielo se dibujaron los caretos sonrientes de John Lennon y de Chris Bell. Y cuentan también que los pájaros, incluidos unos halcones americanos que revoloteaban por allí, se posaron en la superficie de la Tierra para disfrutar de la mágica exhibición, mientras que unos afortunados eternos adolescentes allí presentes no daban crédito a lo que acontecía. 

COTTON MATHER - (1997) Kontiki 2
Fue el día en que salió al exterior el espíritu de buena parte de la flor y nata del rock más melódicamente perfecto, el cual se había apoderado de un desconocido trío de Texas formado por Robert Harrison, Whit Williams y Dana Mizar. También fue el día en que los COTTON MATHER hubiesen merecido que con gesto de admiración alzaran el dedo pulgar al unísono gente como Bob Dylan, George Harrison, Paul McCartney, Roger McGuinn, Arthur Lee, Alex Chilton, Tom Petty, Matthew Sweet, Gary Louris, Mark Olson, Norman Blake, Raymond McGinley, Gerard Love,…, pero, curiosamente sin embargo, sería Noel Gallagher de Oasis el que algún año más tarde descubriría al mundo con sus manifestaciones este preciado tesoro sonoro.

A día de hoy, Kontiki se mantiene como una de las mayores joyas ocultas de la historia del rock a la espera de su progresivo rescate. En ella se aglutina la esencia de la pureza melódica y en ella se culmina y se lleva al máximo esplendor los modelos rockeros con cadencia más armónica. 

Cuando nada está a la altura de las circunstancias ahí está la magia y  la grandeza de “Kontiki” como método autoestimulante, con sus guitarras tan crudas como poperas, tan contundentes como refinadas. Para la eternidad permanecerán piezas que a buen seguro habrían destacado en discos de los Beatles como “Revolver”, “Sgt. Peppers lonely hearts club” o “Rubber soul” (se dice pronto pero a las pruebas me remito enHomefront cameo”, “Spin my wheels”, “My before and after”, “Private ruth”, “Aurora bori Alice”, Animal show drinking son” o Autum’s birds), retazos mayúsculos a lo Big Star como "Lily dreams on" o Password”, pasajes breves psicodélicos como Prophecy for the golden age” o powerpoperos como "Church of Wilson", lindezas a lo Byrds como Camp hill rail operator o She’s only cool” y espectaculares cargas dylanitas como Vegetable row”.

Obra absoluta de la que se podría llegar a afirmar que a veces los hijos están a la altura incluso de lo que hicieron sus ancestros aunque no se les reconozca. Es difícil hallar un diamante mejor pulido. Y sucedió en un año de artesanía rockera como fue 1997, quizás el último año de surtido orfebre más glorioso de la historia en el que vieron la luz otros trabajos maestros como “Ok computer” de Radiohead, “Still burning” de Mike Scott, “Show World” de Redd Kross, “Marchin aready” de Ocean Colour Scene, “Songs from Nothern Britain” de Teenage Fanclub, “Sound of lies” de Jayhawks, ... y "Kontiki" de Cotton Mather. Crème de la crème. Imprescindible.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

42 comentarios :

  1. Jajajjaa, me ha gustado la aclaración del "después de Cristo", así lo he situado mejor en el tiempo, incluso habría pasado para mí inadvertida de no ser por ti. Ahora sí, con la joya bien vista a la luz, reluce.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos aspectos, Sergio, son importantes de reseñar y en Occidente parece que cronológicamente todo tiene que colocarse después de Cristo, pero lo importante es sobre todo que esta joya reluzca como merece. Gracias a tí por comentar.

      Eliminar
  2. Wow! Sona increiblement bé, amic Johnny. Hi haurà que fer-se amb aquest disc promte, per a un amant de la melodia com jo açò sembla imprescindible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crec que t'atraparà, estimat Juanvi, i després és molt possible que se't converteixi en un imprescindible. Anirà per la via que vam parlar anit. Abraçada.

      Eliminar
  3. Joder, y tan escondida la joyita, por lo que veo!!!! Como bien me dijiste anoche, me ha encantado, imposible que algo así no me llegue, demasiadas influencias que me gustan juntas, sí que recuerda a esa vertiente más beatlelera del britpop (al final la que más me gusta...). Tienes razón que gran año 1997, cuantísimos buenos discos salieron.

    Mil gracias por el descubrimiento y por el aviso!!!!

    Molts besets!!!!

    PD: me has recordado lo del cometa, qué bueno!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un disco, querida Atticus que recoge parte de la mejor esencia del legado beatlemano entre otras virtudes. 1997 fue para mí un año glorioso a nivel musical, quizás el último muy grande. Y recuerda lo que hablamos, es muy posible que este disco se puede convertir en un imprescindible de tu vida más pronto o más tarde. Més molts besets.

      Eliminar
  4. La verdad es que es absolutamente bello, encantador, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente Silvo, absolutamente. Saludos.

      Eliminar
  5. Suscribo lo de Sergio, lo de después de Cristo, maravilloso jaja. ¡Me apunto el disco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues suscrito quedas, Alex, y mejor que apuntarlo es degustarlo sin césar.

      Eliminar
  6. Desconocía este disco, grandísima recomendación, auténtico, delicia melómana, me gusta mucho esta canción. Muy bueno, como todo lo que pasa por este blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un discazo del copón en la historia, my mestrefriend Chals. Abraçada.

      Eliminar
  7. Leerte así de entusiasmado, así de entregado, así de plácido y lleno en la redacción... es como la música de CottonMather...crack!
    Achuchones!!!

    Pd.- No veo por qué no (a tu pregunta en el chat) ;-) Nos ponemos en cuanto podamos, sí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, my little India. Es un disco que me gusta mucho, mucho, mucho, y por eso me apasiono más todavía. Hablamos sobre el tema. Chuches.

      Eliminar
  8. Qué decir de este disco. Salvo que es uno de los más absolutamente imprescindibles para quien busca emoción!
    Soberbio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Red River, sabía tu aprecio por este disco, todavía recuerdo lo feliz que me hiciste cuando le dedicaste un post. Disco ultra-soberbio!!!

      Eliminar
  9. amor a primera escucha, irresistible, vaya tres temas, celestiales! y yo, ignorante, sin saber nada de esta gente. gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irresistible total, querido masterSones Raúl. No creas que eres el único, se trata de una de las obras maestras de uno de los grupos más desconocidos. Gracias a tí por comentar.

      Eliminar
  10. Una reseña preciosa, tanto como la calidad que atesoran esos videos que la acompañan. Ha sido un gran descubrimiento para mí.

    Un abrazo de Pep.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pep, por valorar tanto la reseña. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Me superas master of little....

    Por cierto, no viene a cuento, pero ya sabes que suelo ir a mi bola, y sí de eso va. Ponte en situación: Partido de dobles. Campeonato interclubs de veteranos, (sí, uno tiene una cierta edad y ya lo han metido en la liga de veteranos) Bola dividida con muy mala leche por parte de la pareja rival, y la falta de comunicación con mi compañero hace que los dos vayamos a la bola y.... pammmm.... la raqueta de mi compañero impacta directamente en mi pierna. Vamos que casi me rompe. Dolor intenso, pero yo aguantando. Pude terminar el partido, pero diez días sin jugar recuperándome... ja, ja..

    Un saludo master of little.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veterano RTHB, como te gusta ir a tu bola. Mira, el martes pasado yo solito me pegué un raquetazo en la frente para salvar una pelota, buen chichón, aunque lo tuyo es peor si hay que recuperar tantos días. Que te mejores, master of rock&racket.

      Eliminar
  12. Buffff!! Rock y Melodía a partes iguales, una mezcla que me apasiona y me hace pensar en Todd Rundgren. Escuchada en spotify, y a la lista de la extra. GRACIAS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta rock y melodía, Mario, este disco te puede enganchar. Gracias a tí por comentar.

      Eliminar
  13. No tengo ni idea amigo, pero claro, lo recomienda Johnny, haber quien se resiste, voy por el...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dale caña, querido Addison, te aseguro que esto no lo olvidarás. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Pues no los conocía, y me alegra haberlo hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayan gustado, Odiealex

      Eliminar
  15. Suena muy bien y buena letra.Gracias por la recomendación...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un disco excepcional, Flordeloto. Gracias a tí por comentar. Besos.

      Eliminar
  16. Ese año aluciné con el temazo Big star incluido en el Sound of Lies, el trallazo que fue Show World de Red Kross, el Songs from the... (que me pareció lo mejor que habían hecho Teenage desde la publicación de Bandwagonesque) pero de esta maravilla, es la primera vez que oigo hablar.
    Ya mismo me pongo a buscar esta joyita por la red.

    Como siempre Johnny, genial aportación y thanks a lot por el descubrimiento.

    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Ficus, aquel 1997 fue una caña, aunque si no recuerdo mal tanto el "Sound of lies" de Jayhawks como el "Show world" de Redd Kross los descubrí en los dos o tres siguientes, por cierto que dos maravillas. En cuanto a los Teenage Fanclub, bueno, eso son palabras mayores para mí, aunque mi preferido es el "Grand prix", anterior al "Songs from the nothern britain". Estoy segurísimo que el "Kontiki" de Cotton Mather te puede atrapar profundamente. Recíproco abrazote.

      Eliminar
  17. Tomando nota y descargando. Ya lo tengo en mi poder. Gracias por la recomendación Woody.
    Por cierto, sigo recibiendo flash-azos intermitentes cada vez que entro aquí.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora a disfrutarlo mucho, amigo Karlam. Joer, nadie me lo ha dicho, sigo sin saber que pueden ser esos continuos flashazos intermitentes, y no sé como solucionarlo. Saludos.

      Eliminar
  18. rescatemos este disco, sobre todo para descubrirlo en mi caso, que viniendo de ti, ya se que tienen medio camino ganado. Un abrazo my friend

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parece un disco impresionante, my friend Nortwinds, te lo recomiendo encarecidamente. Un abrazo.

      Eliminar
  19. Llego hasta aquí a raíz del post de los mejores discos de 1997. Tal y como lo pintas este disco tiene que ser tremendo, así que voy a pegarle una escucha de inmediato.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás, JmHulme, para mí es un disco fundamental. Saludos.

      Eliminar
  20. Acojonante, Johnny, de verdad.

    Ni idea de quiénes eran estos, pero rastreo pistas de gente conocida (que mencionas), de música de guitarras y de calidad a borbotones.

    Un gustazo, gracias sinceras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo podías definir mejor el disco, Alberto. Es un disco acojonante que se abre paso hasta convertirse en fundamental absoluto a través de los tiempos. De los que siempre se acuden a él. Gracias a tí. Un abrazo.

      Eliminar
  21. Hoy, 20 años después, termino de escuchar al completo este disco esencial.
    Y creo que ya no me cansaré nunca de hacerlo.

    Gracias JJJ

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER