17

NEIL YOUNG - (2014) Storytone

NEIL YOUNG - (2014) Storytone
...un disco que gana con cada audición, no se le recordará como una de sus grandes obras maestras, de las de la primera división zona Champions, pero es de esos que dicen que son para oir y escuchar...
Con NEIL YOUNG siempre es difícil. Qué decir, qué aportar de un artista al que tengo allá arriba, en el pedestal de una subjetiva pirámide jerarquizada, como ejemplo de dinosaurio que continúa sobreviviendo a los impactos de cometas o asteroides que se vienen repitiendo desde el período cretácico de la era mesozoica rocanrolera. El gran maestro me infunde demasiado respeto y admiración pero por qué no un acto de valentía, de consideración y de deferencia hacia alguien que tanto nos ha dado. 

NEIL YOUNG - (2014) Storytone - 2Storytone, el nuevo y trigesimoséptimo (se dice pronto) disco que ha publicado en este 2014 posee connotaciones como mínimo sorprendentes al estar acompañado de un coro y una orquesta de 92 miembros. Y digo sorprendentes aunque tampoco sean para tanto porque a estas alturas de la vida, o mejor a estas alturas de la década 10, ya no desorienta ni pilla de imprevisto tras haber grabado un disco tan arriesgado como controvertido, entre la experimentación y la tradición, titulado “Le noise” (exquisito a mi gusto, todo sea dicho), una “Americana” repleta de canciones tradicionales clásicas de folk, un brillante pildorazo psicodélico que se abre con un tema que dura casi media hora y cuyas dos de mis coplas preferidas oscilan alrededor de los 16 minutos, y/o un también controvertido pero valiente (a mi gusto infumable) disco de la cabina titulado “A letter home”. 

Aquí, en el que nos ocupa, el tito Neil emociona en otra muestra más de agradecimiento a la madre naturaleza hasta convertir el misticismo en arte. En Plastic flowers contempla desde la orilla cómo se dibujan líneas en el agua, cómo fluye la corriente del río, acaso la vida que discurre. Incluso observar un simple puñado de arena entre los dedos puede ser un acto tan simple como vital en el sentido más existencialista. Y de la abstracción o recogimiento a la denuncia, hay que proteger la tierra de la codicia del hombre. Algún día no muy lejano, antes de que sea demasiado tarde, debería retumbar de uno al otro confín del planeta una copla como Who’s gonna stand up. No estaría mal que más de uno, y más de mil, fuesen encadenados y obligados a escucharla durante varias horas, una y otra vez, para ver si comprenden algo, aunque sea un poco. 

NEIL YOUNG - (2014) Storytone - Who's gonna stand upEn I want to drive my car me recuerda al Neil Young ochentero del “Everybody’s rockin” o del “This note’s for you”, ese que quería, con mayor o menor acierto, controlar su dirección artística explorando y buscando combustible para hallar inspiración. 

El viaje continúa, los duros golpes de la vida, el amor y los nuevos sentimientos que asoman en Glimmer”. Ídem de lo mismo en Tumbleweed y esa vida llena de pequeños trucos, todo alma, todo espíritu, toda armonía. En ambas la voz del gran maestro mantiene tras tantos años todas sus virtudes, tan nasal, tan aparentemente frágil y quebradiza que parece que se romperá en algún gorgorito. Se le puede acusar a este corte (y a otros) del Storytone de poseer unos arreglos con demasiado sabor a Disney tal y como he leído en algún lado. Puedo llegar a entender desde la perspectiva más purista que una vez más Neil Young proporcione algún shock entre cierto sector de sus fans pero al final creo que bendita Disney, por qué no, al fin y al cabo factoría de tantos sueños. 

NEIL YOUNG - (2014) Storytone - 3
Tampoco es lo suyo, se supone, el swing, a modo de clásicas big bands, pero volvemos a lo mismo, me parece muy interesante como resuelve el presunto aprieto o dificultad enSay hello to Chicago. Incluso le da un nuevo sentido, armónica en mano, al disfraz de crooner en Like you used to do. Entre teclas de piano, evocando matices del soberbio “Prairie wind” del 2005, me quedo principalmente del I’m glad i found you con ese intenso y emotivo final de “…so many people don’t understand, what it’s like to be like me, but i’m not different from anyone else, i’m glad i found you,…”

Turno para la perla, con todo el sabor a la grandeza de un viejo corazón de oro, When i watch you sleeping y la historia de un destino, repitiendo carreteras y repitiendo temores hasta llegar al final del trayecto, ese que se encuentra en All those dreams, en el hogar, observando como duerme, observando como sueña ella. 

Creo que Storytonees un disco que gana con cada audición, no se le recordará como una de sus grandes obras maestras, de las de la primera división zona Champions, pero es de esos que dicen que son para oir y escuchar. El viejo maestro ha arriesgado con unas letras más directas, con unos arreglos cargantes o brillantes, según dependa del instante en que sean escuchados, pero sobre todo ha conseguido que tenga más interés que nunca prestar atención a unas versiones desnudas y acústicas que acompañan el formato “deluxe”. Por ello y por todo es una enorme alegría que el más grande siga tan vivo, tan inquieto y tan creativo.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

17 comentarios :

  1. A mi me pasa igual, con cada escucha es mucho mejor, y qué coño, que el Tito Neil arriesga con dos cojones y esa valentía con 70 palos le hace ser muy grande,
    Viva Tío Neil!!!

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  2. Yo aun no lo he comprado, Johnny. Espero hacerlo este fin de semana y disfrutarlo con calma.

    Me imprimo tu reseña para cuando llegue el momento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No es de lo mejor de el pero si estaba por encima de la media me gusto más la parte acustica

    ResponderEliminar
  4. Bueno veo que estamos de acuerdo y tenemos la misma opinion!
    A+

    ResponderEliminar
  5. Pues no sé si sonaran a Disney eixos arreglos, però a mi m'agrada com queden, al menys a la cançó del video que has posat. Gran el Neil Young, molt gran. Que en ple 2014 encara puguem gaudir de nous treballs d'aquest home és és una grandíssima sort, som molt afortunats.

    Abraçada, amic. Tinc ganes de vore't.

    ResponderEliminar
  6. Es uan cosa curiosa lo que me pasa con este disco, lo considero doble, claramente: en uno es mi Neil y en otro se ha endomingado, en unas con traje Armani chulo y en otras con traje de Farruquito. Ya te lo he dicho por el caralibro, me encanta lo que dices, como lo dices y amén. Lo escuchamos juntos por primera vez de camino a la ciudad de Valencia en un día de verano de Octubre. Ibamos a tomar una horchata con fartons. Eso no se olvida.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, ya lo dije con motivo de la reseña del master Tsi, el disco, ya a la primera escucha, me pareció una autentica delicia.

    Un saludo, mastero of little

    ResponderEliminar
  8. La parte acustica me parece notable, de lo otro hablaremos con calma jajajaja...hay momentos que son pepitas de oro.
    Muy buena reseña Johnny, muy atinada y sabia.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Es un disco para digerirlo despacio, creo yo. De esos discos a los que le vas encontrando matices añadidos cada vez que lo pones.

    Coincido contigo, master. Felicidades por el post. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Deseando poder escucharlo quedo...
    Mientras tanto el texto leído anima.

    ResponderEliminar
  11. me parece un buen trabajo, que habría estado mejor sin la presencia de la orquesta, pero ha estado más inspirado que en los últimos discos de estudio, desde Le Noise. Felicidades por hacer una crítica tan completa tan rápido, Woodyjagger.

    ResponderEliminar
  12. El artista es el que corta el bacalao. El público el que oye y decide si le gusta o no. A mi me gusta ese arreglo orquestal, creo que es de categoría y le va que ni pintado al tema, envolviendo ese voz aguda de N. Young. Habrá que oír el resto de temas para ver por donde tira la cosa en versión orquestal.

    Saludossssssssss

    ResponderEliminar
  13. Efectivamente, brother Savoy, es un osado que se la pela todo.

    Ya te digo Silvo.

    No me cabe la menor duda, Santiago.

    Ya me contarás, my friend Mansion. Imprimida, guau, qué honor.

    No sé cual es mejor, Bernardo, las dos me gustan dependiendo del momento. Estoy de acuerdo que no es lo mejor de Neil Young pero sí que está por encima de la media.

    Totalmente de acuerdo, master Tsi, ya te lo dije.

    Així ho veig jo, Juanvi, som afortunats que aquí hi ha amb aquest nivell. Jo també tinc ganes de veure't, porte més de dos mesos sense anar a la terreta per una sèrie de causes. Et crido quan vaja. Abraçada.

    Este disco, tete Joserra, estará inevitablemente unido a aquella horchata y aquellos fartons de aquel gran finde. Me parece un gran disco.

    Es una delicia, master RTHB, que crece poco a poco.

    Gracias por lo de la reseña, mysuperfriend Addison. Sí, tiene pepitas de oro que solamente puede hacer el más grande.

    Correcto, masterfriend Evánder, tiene un puñado de matices que se van descubriendo.

    Intuyo que te gustará, my friend Millan65.

    Pues a mí Felix, lo de la orquesta me gusta casi más que sea así aunque reconozco que la desnudez de sus composiciones acústicas es su esencia. A mí los anteriores me gustaron bastante, salvo el “A letter home” que con una audición y media tuve suficiente para siempre. Gracias por lo de la crítica, lo de la rapidez es porque en realidad llevaba ya casi dos semanas o veinte días escuchándolo en el Ipod con detenimiento.

    A mí también me gusta esos arreglos orquestales, Bab, si no me equivoco solo lo había hecho en un par de temas sueltos y creo que era una cosa que le rondaba y le apetecía.

    Se agradece la deferencia en dar un plus al artículo con comentarios tan saludables. Abrazos y salud a tutiplén..

    ResponderEliminar
  14. Lo tengo ya pedido y espero escucharlo en breve (antes de fin de año, dado lo que se retrasa últimamente mi dealer en conseguir el material que le pido...) Yo a este tío le sigo y le adoro aunque saque un disco de versiones de jotas.
    Muy buena entrada Johnny.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  15. Y yo, Javier, aunque sacara un disco de versiones de jotas, jajaja. Abrazo grande, crack.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER