15

THE CLEANERS FROM VENUS - (2014) Return to bohemia

THE CLEANERS FROM VENUS - (2014) Return to bohemia
...el trovador salvaje de Wivenhoe, una de las instituciones musicales más desconocidas y apreciadas como artista británico de culto, ha demostrado otra vez más cómo se puede sonar moderno y fresco...

En pleno fragor veraniego, cuando el calor del umbral de agosto golpeaba con mayor crudeza e inclemencia, se despachaba bien a gustito my dear Lord del Cierzo apuntándome material novedoso, sospechando que podía ser de mi interés a fin de, en cierto modo, combatir el bochorno reinante. 

No iba mal encaminado en sus sugerencias con el regreso de Martin Newell al candelero. A la primera de cambio no tuve dudas, parece mentira pero otra vez, en esta ocasión con más de 60 tacos a sus espaldas, el trovador salvaje de Wivenhoe, una de las instituciones musicales más desconocidas y apreciadas como artista británico de culto, ha demostrado otra vez más cómo se puede sonar moderno y fresco, a mucha distancia de lo que hacen en la actualidad bastantes propuestas de las nuevas generaciones y de las que por supuesto omitiré nombres. Eso sí, no está de más decir que más de uno se podría mirar al espejo mientras suena Return to bohemia, el nuevo trabajo, el regreso del incombustible Mr.Newell al mando de sus CLEANERS FROM VENUS, otra de las numerosas e interesantes bandas semi-ocultas de finales de los ochenta. Asimismo apuesto que algún que otro mozalbete aficionado a la música popular que ignora la trayectoria de estos “limpiadores de Venus” se echará las manos a la cabeza al escucharlos (tal cual he visto el caso en un estupendo chaval veinteañero con buenas dotes de intrépido explorador) cual si hubiese descubierto el tarro de las esencias más vanguardistas o cual si se tratase de un nuevo y excitante indie-pop que se está gestando. Claro, todo sea dicho, si ven el careto del Sr.Newell, curtido en mil batallas y con bastantes problemillas de salud en los últimos años, es también probable que alguno diga de ir a otra cosa, mariposa. 

MARTIN NEWELL - THE CLEANERS FROM VENUS - (2014) Return to bohemia
Insisto, Return to bohemia suena actual, genuino y lozano como pocos, incluso en ocasiones me recuerdan a los inolvidables Dukes of Stratosphear, el proyecto psicodélico paralelo de XTC a mediados de los ochenta, o incluso a Elvis Costello. Ojo, no digo ni mucho menos que sea el mejor disco del año en curso para el que suscribe pero es un artefacto harto interesante donde el pop onírico juega un papel determinante y donde las guitarras se muestran impecables en unas melodías muy elaboradas. Incluso podría llegar a entender a aquel fan que lo ubique en el podium de esta añada. La única pega que le veo, muy subjetivamente hablando, es la falta de uniformidad en la segunda mitad del disco cuyos temas no están a la altura de los imbatibles seis primeros (salvando, claro está, esa maravilla posterior tituladaThe king of the sixties). 

Abre una explosiva y arrebatadora Cling to me, la mejor del disco a mi gusto en dura pugna con la ulterior He’s goin’ out with Marilyn (collons, qué temazo más chulo con ese pegadizo estribillo que induce a tararearlo una y otra vez). A continuación una balada que quita el hipo, The days of May, la cual posee una descomunal carga melancólica con esas notas de piano que le dan la puntilla en los instantes más adecuados. 

The Royal Bank of Love podría definirse como una especie de himno a medio camino entre el glam-rock y el sixtie-pop onda Kinks. El acercamiento a la banda de los hermanos Davies se intensifica todavía más en dos temazos exquisitos de la talla de Mrs. Gale and her new lover o A european girl con el que llegamos al ecuador tras una primera parte sublime. 

A partir del séptimo corte, Welcome to Bohemia, pierden a mi gusto y criterio ese brillante resplandor anterior y temas como Time we talked”, “Imaginery seas”, “The band plays Delilah o I wanna stay in, a medio camino entre Beatles y Beach Boys guardan demasiado las distancias con sus influencias. Sea como sea, alrededor de un 60% de este retorno al mundo bohemio es de sobresaliente, y eso es mucho, demasiado en estos tiempos. Giles Smith y su odisea pop en forma de libro (“Lost in music”) debe continuar agradecido al viejo lobo, el Sr.Newell. Ah, y los suficientes de nosotros también porque nos atraen los malditos perdedores. 



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

15 comentarios :

  1. Gracias por colocarme farolillos en el camino, para no perderme en la noche de los tiempos. La verdad es ni idea de este hombre, pero el condenado suena bien: por lo menos en el "clip/posit" musical que has colgado.

    ResponderEliminar
  2. Me da un cierto toque a las baladas más eléctricas de Nikki Sudden. Desconocido totalmente. Le seguiré la pista aunque solo sea como una nueva referencia.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  3. Es un discazo, la bendita columna derecha del Cierzo tuvo la culpa de mi gran disfrute de este disco. Pero para mi no tiene fisuras, si aacaso ese tema bizarro que se esconde a los tres cuartos de disco. Fue y es tal mi entusiasmo que le escribí al sr. Newell para ver si lo plastificaba y me dijo que no había planes para ello. Yo creo que el disco es cojonudo, un soplo sixties en este siglo que vivimos. Abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Pues suena de lujo este tema que has puesto. Me lo agenciaré. Tiene una pinta genial.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Ni idea de este disco.... pero ya me ha picado el gusanillo.... y mira que tengo discos pendientes..... Joder, y ese Jesús, es una mina!!! Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Este tema tiene mucho de Costello y carga psicodélica sixtie...me gusta; me los apunto e investigo sobre las referencias que nombras. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Incombustible y siempre genuino Mr. Newell.
    Desde los 70 en la carretera y con un bagaje discográfico que supera los tropocientosmil discos.
    Una carrera, con sus altos y bajos, a la que se le puede tildar de lo que sea, menos de genuina y plena de credibilidad.
    No he escuchado todavía este último trabajo, pero en cuanto pueda me pongo con ello (este año he agarrado las vacaciones a plazos, llendo y viniendo, y aunque llevo aquí ya un par de semanas, tengo que ponerme al día jejeje...).

    Y es que cuando el destino une a Mr. Johnny y Maese Jesus, solo puede surgir algo, en forma de recomendación, de carácter superlativo jejeje...

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  8. Ostras, maese-brother Bboyz1970, de mucha gente habría imaginado que no los conocía pero de ti siempre habría pensado que podrías ser una excepción. Dale caña, creo que te gustará bastante.

    Es cierto ahora que lo dices, mi querido amigo Javier, recuerda algo al gran Nikki Sudden. Abrazo.

    No lo descubrí a partir de esa columna de Jesus, apreciado tocayo Ned, sino en una de nuestras frecuentes charlas privadas, es un pillo y sabe lo que más me puede gustar, jejeje. A ver, que diga que el disco baja no quiero decir que tenga fisuras, es un discazo, un auténtico soplo actual, la segunda parte para mí está bien, normalilla, pero es que la primera es cojonuda + ese “The King of the sixties” que cada día me gusta más. Abrazos.

    A por él, masterfriend Evánder, intuyo que te gustará mucho. Abrazo.

    Yo creo, my King Nikochan que conociendo tus gustos este disco te puede gustar mucho. Y cuando digo mucho es mucho. De Jesus qué te puedo contar, un grande de España, qué digo de España, del Universo. Abrazos.

    Efectivamente Antonio, como menciono en el texto hay una abundante carga de Costello y de psicodelia sixtie. A por él. Salud.

    Correcto, gran Ficus, con sus altos y bajos pero una trayectoria genuina y de mucha credibilidad. Una alegría volver a leer tus comentarios por aquí, querido amigo. Recíproco abrazote.

    Se agradece la deferencia en dejar comentarios, amigos. Salud para todos.

    ResponderEliminar
  9. Por ciwertom uqe las antiguas grabaciones del grupo se han reeditado en formato de 3 box sets Un poco excesivo pero con bcosas fenomenales. Si he de escoiger hay un recopilatorio creo que en el antiguo sello tangerine magnifico y sobre todo EL IMPRESCINDIBLE disco de MARTIN NEWELL Greatest living englishman

    ResponderEliminar
  10. Si que suena bien este tema. Bendita sea su "vuelta a la bohemia". Me gusta esta música que suena a los 60 pero hecha ahora. Buscaré el nuevo disco.

    Gracias.

    Saludosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  11. No conocía este proyecto pero si tu lo recomiendas y encima viene con DO del Cierzo, como siempre me lo pongo como imprescindible y con poco margen de error, contaremos my friend.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. El comienzo de este regreso a la bohemia es de traca , una implacable sucesión de temas del MEJOR POP BRITÁNICO que la bellísima de The Days of May adorna y apacigua con su vena melancólica , Newell conoce a la perfección los secretos de la mejor canción , esa que estimula y hacer hervir nuestros circuitos emocionales ; enhorabuena por la entrada querido Johhny , has clavado el disco y suscribo todas tus palabras ; el 100 % de sobresaliente lo alcanzó en realidad en su disco Greatest Living Englishman mencionado por Bernardo , un incunable , un tratado del mejor pop del de toda la vida de este beautiful loser .
    Permíteme que lance la caña y recomiende tres discos que estoy escuchando estos días y que me parecen muy buenos , cada uno en su estilo : Classic Zeus de ZEUS , This is The Young Sinclairs de THE YOUNG SINCLAIRS y Way Out Weather de STEVE GUNN ; éste último quizá requiera mayor colaboración por parte del oyente pero una vez metido en su personalísima propuesta quedas atrapado irremediablemente .
    Feliz fin de semana y recuerdos a la familia !
    ABRAZO AMIGO !

    ResponderEliminar
  13. Gracias por la información Bernardo. Conozco ese de Martin Newell en solitario pero nunca le presté la atención que al parecer merece.

    Creo que te puede gustar mucho Bab, hay mucho del sonido sixtie que más aprecias. Abrazos.

    A por él, mysuperfriend Addison, es bastante interesante , ya me contarás. Abrazos.

    Gracias Jesus por lo de la entrada. Estoy en deuda contigo por esto y por otras tantas cosas. Me estáis despertando Bernardo y tú mucho interés por ese de Martin Newell en solitario. Anoto tus recomendaciones y un fuerte abrazo, incluido para la family.

    Gracias a los cuatro por la deferencia en dejar comentarios. Mucha salud para todos.

    ResponderEliminar
  14. Otro nombre para llevarnos a la boca de los descubrimientos. A por él que voy. Saludos

    ResponderEliminar
  15. No lo dudes Carlos, un gran disco. Salud.

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER