20

THE JAYHAWKS - (1997) Sound of lies

THE JAYHAWKS - (1997) Sound of lies - A
…con la melodía más orfebre por bandera… la gran obra de Gary Louris como artesano autor, la más profunda, la más sensible, la de mayor madurez lírica…
Es difícil hallar en los anales de la historia un año como 1997 donde la perfección melódica alcanzó cotas insospechadas. A los hechos me remito si cito obras maestras inagotables y vitalicias de la talla del “Ok computer” de Radiohead, del “Marchin’ already” de Ocean Colour Scene, del “Kontiki” de Cotton Mather, del “Show World” de Redd Kross, del “Songs from Northern Britain” de los Teenage Fanclub, del “Still Burning” de Mike Scott (supuestamente en solitario sin sus Waterboys), del Sound of lies de los Jayhawks, del “Blue sky on mars” de Matthew Sweet , del “I can heart beating as one” de Yo La Tengo, del “Joya” de Will Oldham,…, e incluso hasta Bob Dylan se sumó a la fiesta melódica con su espléndido “Time out of mind”. Cada uno en su estilo, cada uno en su parcela, sin rivalizar, unos más, unos menos, pero todos ellos con la melodía más orfebre por bandera. 

Para valorar en su justa medida la grandeza del Sound of lies no hay más remedio que hablar de datos biográficos y de momentos puntuales cronológicos sobre esta fundamental banda americana de Minneapolis, la ciudad más poblada del estado de Minnesota. Y es que el futuro no pintaba prometedor para los JAYHAWKS a pesar de haber facturado dos maravillas nunca suficientemente admiradas, reverenciadas o reivindicadas como “Hollywood town hall” y “Tomorrow the green grass”, del 92 y del 95 respectivamente. A Mark Olson, fundador de la banda, no le agradaban muchas cosas acerca del éxito y del negocio que rodeaba el mundillo musical pero sobre todo dejaba estos menesteres para dedicarse al cuidado de su mujer, afectada por una enfermedad neurodegenerativa. Por otra parte Gary Louris, el otro líder, compositor y vocalista, tampoco pasaba por su mejor momento personal debido a la separación y divorcio con su esposa aunque finalmente decidiría la opción de no tirar la toalla y asumir el mando. 

THE JAYHAWKS - (1997) Sound of lies - B
Se diga lo que se diga sobre Sound of lies, desde poco reconocido a disco de transición o caprichoso por parte de su principal compositor, es a mi gusto y juicio la gran obra de Gary Louris como artesano autor, la más profunda, la más sensible, la de mayor madurez lírica. Ojo, con ello no digo que es el mejor trabajo de los Jayhawks (o quizás sí), soy de los que piensan que el disco más sobresaliente de esta banda es el que se está escuchando en el preciso instante de hacerlo, el que suena en tiempo presente. Es lo que tiene una discografía ejemplar, sin morralla, esa que abandera la mejor escuela emocional. 

Nunca mejor dicho pues, el también arquitecto Gary Louris proyectó de forma introspectiva en su característico estilo musical las circunstancias personales de aquellos momentos, haciendo gala de una importante inclinación por la filosofía existencialista (a tener en cuenta su reconocida admiración hacia escritores como Unamuno). Al sabor agridulce, entre épico y melancólico, de sus composiciones, se añadiría una excelente producción y una elaboradísima retahíla de arreglos, tanto de coros como de complementos instrumentales por parte del bajista Marc Perlman, de la teclista Karen Goteberg, de la violinista Jessy Green, de la guitarra de Kraig Johnson o de Tim O’Reagan a la batería (al loro este último como compositor y voz solista enBottomless cup), y que vinieron a demostrar por parte de todos que el concepto de banda como tal se hallaba vivo y activo. 

Los “nuevos” Jayhawks abrían fuego para el Sound of lies con un temazo irresistible y arrollador gracias a su aumento gradual de intensidad. Amar la vida, vivir un sueño tan real escuchando un millón de historias. Difícilmente se puede superar una exquisitez suprema como ese primer corte titulado The man who loved life”

THE JAYHAWKS - Think about itA partir de ahí todas y cada una de las canciones que comprenden este “engañoso muro de sonido” comienzan a inocular su virus, a generar por ese contagio una intuición que crece en cada audición, la de necesitar un disco impecable con su original y mágico cóctel de pop y de country-rock, de esos que llegaron, se quedaron y ahí estarán hasta el día del juicio final. 

Problemas, lamentos, no todo en la vida es alegría, no todo en la vida es de color rosa, como en la maravillosa Trouble que probablemente contiene las claves del por qué, del cómo y del cuándo, unas claves que llevan consigo aprender a convivir con los inconvenientes y con las dificultades, a la búsqueda del sonido más dulce y del día más reluciente. 

La grandeza de Think about it” es tan nítida que no hace falta traducirla para adivinar que es un examen de conciencia. Ídem de lo mismo se podría decir de Poor little fish, de la que por cierto me atrapan esos coros en falsete tan setenteros. 

Por su parte hay tres temas que todo parece indicar un enfoque hacia la pareja. Si It’s up to you no es ningún reproche sino más bien una respuesta a la mujer amada, Haywire aparenta más una explicación mientras que Stick in the mud resulta un ruego, en conjunto algo así como las dudas frecuentes que suelen acompañar la ruptura con un ser querido. 

THE JAYHAWKS - Big Star
Big Star merece un punto y aparte. Ser una gran estrella algún día, la canción que podría haber sido un hit por sus connotaciones más comerciales. Me inclino a pensar que pudiera tener que ver con las apreciaciones de Mark Olson antes de dejar la banda y, aunque el tema de marras no tenga parentesco por resultado, en cierto modo parece también un homenaje de fondo hacia el mítico "So you want to be a rock 'n' roll star?" de los Byrds por contenido similar o hacia la banda de Alex Chilton por el título del mismo, ambas al fin y al cabo son algunas de las referencias destacables del sonido de los Jayhawks

El toque más sobrecogedor del disco, se podría decir incluso que dramático, es Sixteen down. Para colmo cuenta en los coros con el gran Matthew Sweet, cosa que de entrada podría resultar suficiente para considerar que estamos ante una notabilísima melodía. Y por supuesto dejo para el final mi preferida Dying on the vine, porque siempre hay una preferida, qué temazo más entrañable y más exquisito, cuánta clase posee este introspectivo cántico al miedo y a la soledad. 

No hay mejor sonido que el que es sincero, con mentiras o con lamentos, el disco al que más recurro de una de mis tres bandas favoritas de los últimos veinticinco años, se dice pronto. En el muro donde los Sound of lies colisionan y se producen ecos está la muestra de que es un trabajo imperecedero. Jayhawks!!!



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

20 comentarios :

  1. Estooo....¿no tendrá nada que ver con la cita de la semana que viene no? Yo fíjate Johnny que me costaría horrores a la hora de decantarme por un disco concreto de Jayhawks. A Smile le tengo un cariño especial porque fue el disco con el que me los dio a conocer una amiga por un regalo. Pero con el tiempo no se... si sería "Tomorrow the green grass" o "Rainy day music" o éste menos popular "Sound of Lies". La verdad es que creo que me gustan casi todos por igual porque los encuentro discos que aun conservando una identidad tan inquebrantable, nos dan cada uno una faceta totalmente diferente de la banda; cada una en su medida, depende si uno se levanta más Folk, Pop, rockero o todo en uno... JAYHAWKS tienen canciones para cada estado de ánimo.

    Pd. Supongo que els próximas semanas será inevitable cruzar sensaciones master, buena velada!!

    ResponderEliminar
  2. Sus antecesores son muy grandes Johnny, clásicos contemporáneos y, este "Sound...", es sencillamente muy bueno...es lo que tiene haber tocado techo con el "Hollywood..." y el "Tomorrow...". Saludos

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo, me parece uno de los mejores discos de los Jayhawks y del rock de los noventa. Menudo feeling tienen estos tipos; dignos sucesores de los grandes de los setenta. Ya dijo Page que le parecía de lo mejor que había escuchado en su vida. Y el último disco tampoco está nada mal.

    Un abrazo, Johnny. Grandioso, como siempre.

    ResponderEliminar
  4. Que bien lo has definido con esa frase: el mejor disco de Jayhawks es el que suena en el presente. Yo amo este disco más que ningún otro por el tremendo lirismo que destila
    Interesante paralelismo entre
    Big Star y el tema se The Byrds
    Genial crónica Johnny el influjo de Jayhawks opera su magia. Abrazo my friend.

    ResponderEliminar
  5. Desconocía la querencia de Louris por Unamuno, muy interesante. Tengo que meterme más a fondo con esta banda de la que, tan solo, tengo el "Bunkhouse Album". Tomo nota de este "Sound Of Lies" como alternativa a mi necesaria inmersión.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  6. Además de lo que supuso para mí el fin de semana de Frías el año pasado, uno de los mejores recuerdos que tengo de aquellos días fue el viaje de vuelta, en el que tuve el placer de escucharte desgranar los discos de The Jayhawks, según sonaban en el reproductor de tu coche. Un post de viva voz que me introdujo de lleno en esta gran banda. Un año después, he de decir que para nada eran exageradas tus palabras. Ya son para mí una banda de referencia en mi discografía.

    Al igual que aquella exposición oral, me ha encantado la lectura de este post, que viene a corroborar la opinión que desde entonces tengo de este disco. Como diría el amigo Joserra, es una POM.

    Los disfrutaremos juntos en Valencia. Un abrazo, master!

    ResponderEliminar
  7. Maravilla de disco !, con la producción de Brian Paulson "saltaron" a un sonido más eléctrico un poco más crudo y pop. Entre ellos "Think about it" con estas guitarras inmensas o "Big Star" una canción que se queda pemanentemente en la memoria de lo buena que es .
    Es difícil saber cual es el mejor LP de The Jayhawks, pero "Sound of Lies" está muy arriba de todo lo hecho por los amigos.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Bueno amigo, tete , master, genio y la rehostia...lo que más me importa es tu perfecta exposición de un disco muy especial, tremendamente original y de mantenerse en la cima el Gary con la banda por otros derroteros con dos cojones. Es tan sútil y hermoso...Yo ya paso de cual es mejor o peor , como vos dice los Jayhawks, los lobos heridos de amor como me gusta llamarles es una de las 30 bandas mejores de todos los tiempos, de las emocionantes , de las memorables, de las nuestras. Jayhawks Fest a la voz de ya! Disfrutalos por mi auque en esa formación les viera dos veces cuando presentaron el Smile y luego , el Rainy, sweet memories. Miles de abrazos. "No hay mejor sonido que el que es sincero, con mentiras o con lamentos" Tío que lo pongan en la pegatina de la reedición a la voz de ya!

    ResponderEliminar
  9. Belleza inmarchitable la de los Jayhawks y, por descontado, del nunca suficientemente valorado Sound Of Lies.
    Preciosérrima entrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. solo con los "uhuhs" se queda uno flojo, expuesto, subyugao. voy a procurarme este disco ya mismo, me siento mal por no haberle prestado la atención merecida.

    ResponderEliminar
  11. Para mi Hollywood Town Hall y Tomorrow the Green grass son los mejores de esta banda, pero reconozco que también en este disco hay grandes canciones desde luego.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  12. Me pasa lo mismo, maese-brother BBoyz1970, como ya comento en el texto me cuesta horrores decantarme por mi preferido, depende del día y del que elija para que suene. Jayhawks tiene un arsenal impresionante. Ojalá nada se tuerza para que podamos contarnos experiencias.

    Todo grandeza Antonio. Salud.

    El Sr.Page tiene buen gusto, no me cabe la menor duda. Gracias, Alex.

    Así lo veo yo, mysuperfriend Addison, pero creo que si me obligaran a elegir me decantaría por el “Sound of lies” ya que es el que más me apetece normalmente. El influjo, bien lo sabes. Abrazo.

    En algún artículo y entrevista lo leí lo de Unamuno y el existencialismo, Javier, y muchas de sus letras están en esa línea. Ostras, solamente conoces el primer álbum que precisamente es bastante desconocido, qué curioso. A partir del tercero “Hollywood town hall” se produjo un cambio y un impulso considerable. Abrazo.

    Me congratula muchísimo masterfriend Evánder que me asocies tanto con los Jayhawks en aquel glorioso finde. Es una POM. Queda poco para disfrutarlos. Abrazo.

    Dices bien Digital33rpm, canciones que se quedan permanentemente, una maravilla de disco, no tengo dudas. Salud.

    Casi me ruborizas tete Joserra, me congratula muchísimo que le des esa importancia a la exposición de este disco tan especial. Es de las nuestras. Jayhawks Fest YA!!!

    Y que lo digas Agente, no se puede marchitar tanta belleza. Gracias y mucha salud.

    No tardes masterSones Raúl, me pondré en los coros contigo a hacer los “uhuhs”. Flojedad total, jajaja.

    Yo ya no sé cuál es mejor brother Savoy, hay demasiada grandeza en esta banda. Sin duda esos dos discos son de fantasía también. Brazzzzos.

    Se agradece la deferencia en dejar comentarios. Abrazos a tutiplén.

    ResponderEliminar
  13. Sin lugar a dudas, un trabajo inconmensurable este "Sound of Lies". Y, sin duda, una gran cosecha la del 97: "Canciones del norte de Bretaña" "Cielo azul en Marte" etc, etc... Palabras mayores, sin lugar a dudas.
    Se me hace difícil escoger un favorito de Jayhawks, ya que los considero la banda de discografía completa por antonomasia de los últimos tiempos, y a la que recurro una y otra vez de forma asidua..
    Gran reseña y merecido recordatorio, apreciado Johnny.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  14. Voló el comentario de ayer, ahí va otro, jefe. Mi relación con los Jayhawks empezó tarde, así que solo conozco los excelentes "Tomorrow" y "Hollywood". Veo que el que comentas no se queda atrás (apuntado para ya). Fundamental ver por ahí el nombre del autor de "Niebla", por cierto, algo me sonaba tan aparentemente inopinada relación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Magnífico Cosmic Master. Gran disco (y valiente) que sin duda mereció mejor suerte, así en general, pero cuyo principal "problema" (las comillas porqué bendito problema, pienso yo) es suceder a una de las mayores burradas en formato elepé de la década a la que pertenece... "Tomorrow the Green Grass" y el "Being there" de los que te dije me parecen inalcanzables en esa época y estilo, y no se puede evitar mire usté. Abrazo guzzero !

    ResponderEliminar
  16. A mí me pasa lo mismo, great Ficus, es demasiado difícil, yo también recurro a ellos con mucha frecuencia, y también considero su discografía como la más completa de los últimos tiempos junto a Cracker. Gracias, amigacho y recíproco abrazote.

    Bueno, ya sabes que nunca es tarde si la dicha es buena, grandmaster Gonzalo. Quizás sean esos dos discos que mencionas los más alabados pero yo creo que es una discografía muy grandiosa y coherente. Además de Unamuno me suena que leí una vez a Gary Louris citar a Sartre. Abrazo.

    Personalmente, querido Don Guzz prefiero bastante más el Tomorrow the green grass” de Jayhawks que el “Being there” de Wilco. Ojo, no le quito meritos a los últimos pero para mí distan de la grandeza de los de Olson y Louris. Me gusta eso que dices de que “Sound of lies” fue un disco valiente. Sin duda mereció mejor suerte pero estoy convencido de que una obra de este calibre será colocada en su sitio por la historia. Abrazo.

    Gracias a los 3 por uniros también a los comentarios. Abrazos múltiples.

    ResponderEliminar
  17. Creo que me uno a la duda existencial. Tomorrow deberia ser. Por Olson. Por fama. Por melodia. Por canciones. Pero cuando te quitas prejuicios de en medio ... esta maravilla que tan bien describes, perfectamente podria ser EL DISCO. Es mejor si estas triste. Es mejor si no estas bien. Porque entra mas sencillo. Mas cercano. Has cuando te dice que quiere ser una gran estrella ... no lo dice de verdad. Sera que soy un triste .... Durante años Dying on the vine fue mi cancion favorita de la banda. Luego me hice viejo.

    ResponderEliminar
  18. Surgen tantas dudas en elegir, ahí esta la grandeza de esta banda, amigo J Aybar. Dejémoslo hoy en que "Sound of lies" podría ser EL DISCO. Disculpa que no te contestara antes por las vacaciones. Dying on the vine es mi favorita de este disco y una de mis cinco favoritas de los Jayhawks. Salud.

    ResponderEliminar
  19. Discarral de la vida.
    He vuelto a viajar hacia atrás 20 años en el tiempo.

    Gracias

    ResponderEliminar
  20. Discarral total. Tú si que sabes, Alberto.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER