32

JACK WHITE - (2014) Lazaretto

JACK WHITE - (2014) Lazaretto
...se le mira demasiado con lupa...quizás lo más interesante de  sea el esmerado detallismo que contiene, con un buen puñado de matices que se van descubriendo pacientemente...
Que JACK WHITE representa uno de los talentos más ingeniosos a nivel musical de los últimos años no creo que debiera ser objeto de debate. Otra cosa sería que guste más o menos, con detractores y partidarios casi a partes iguales, lo lógico cuando un artista es diferente y por tanto a su alrededor pulula un halo de polémica. 

Si tengo que mojarme lo haré ubicándome entre los partidarios. Ahora bien, tampoco es que bese el suelo que pisa el geniecillo de Detroit salvando los que considero sus grandes discos con los White Stripes, mención especial para el “White blood cells” y el “Elephant” del 2001 y 2003 respectivamente. 

Pero lo bueno de la evolución de este tipo es que es un artista que en cada trabajo arriesga con imaginación sin salirse excesivamente de un estilo propio definido, cosa que creo tiene mucho mérito. En ese desarrollo, en ese progreso, Lazaretto me gusta más que su predecesor, el debut en solitario “Blunderbuss” (sin desmerecer pero no me pareció a la altura de las expectativas depositadas), o que sus aventuras con Raconteurs o Dead Weather. 

Una vez agenciado Lazaretto y antes de lanzarme a despellejarlo con detalle me ha interesado imbuirme, o quizás intoxicarme, de los más variopintos artículos y comentarios en las redes sociales, desde los más críticos implacables que hablan de frustración en sus posibilidades a los más blandos o compasivos que lo ponen en un pedestal. Es curiosa la disparidad que despierta, creo que se le tiene ganas, en uno y otro sentido, y quizás se le mira demasiado con lupa. A mi juicio ni tanto ni tan calvo, en todo caso “un poco más tanto que calvo” y, lo que me parece claro, es que resulta bastante menos aburrido que la mayoría de publicaciones actuales que llegan a mis pabellones auditivos. 

JACK WHITE - (2014) Lazaretto
Ahora bien, sin tratar de ser diplomático veo lógico también a sus opositores, hay que tener en cuenta que esos cortes que cabalgan entre el funk-punk, el rhythm&blues y el country cuestan entrar a muchos oídos, entre los que me incluyo.Lazaretto necesita para ellos un esfuerzo mayor, una insistencia de oportunidades que le permitan abrirse paso para quedarse como habitual artefacto musical acompañante. Y si finalmente se alinean las estrellas ahí queda la admiración hacia una grandiosa labor de producción y de arreglos con matices y ángulos que crecen y que lo convierten en uno de los discos con calidad más rompedores del año en curso. 

Las canciones que lo componen se podrían asociar en varios grupos, yo me atrevería a apostar por cinco. En un primero las más distorsionadas a base de funk y riffs de guitarra endiablados en onda zeppeliana como Three woman (mención especial a ese piano acompañante que parece heredar la vitalidad del Professor Longhair), Lazaretto, la instrumental High ball stepper” o That black bat licorice

En el segundo una preciosidad como Temporary ground”, el dueto con Ruby Amanfu en línea folk con el violín como firme paladín acompañante y al que se le podrían sumar a esa orientación de country-pop cortes como Entitlement o Want and able, mientras que en el tercero residiría el toque dramático, quizás pintoresco pero peculiar y original, que aparece en algunas canciones de la trayectoria del Sr.Gillis, como Would you fight for my love?, donde el protagonismo del piano se alterna con unos perversos y embrujados coros, o I think i found the culprit

En el cuarto, con Just one drink”, se evidencia claramente un acercamiento a los mejores Rolling Stones por los aires taberneros respecto al “Let it bleed” y, sobre todo, al desparpajo marca de Sus Majestades con el “Exile on main street”, mientras que en la quinta destacaría mi canción favorita del disco, Alone in my home, bellísima melodía cuyos juegos de voces la dotan de argumentos suficientes para estar entre mis canciones preferidas del año en curso. 

Insisto en que quizás lo más interesante de Lazaretto sea el esmerado detallismo que contiene, con un buen puñado de matices que se van descubriendo pacientemente. Dista de ser una obra maestra pero me parece un buen disco, bastante superior a la media de este año le pese a quien le pese y que, por encima de todo, tiene a su favor la valía de ser audaz.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

32 comentarios :

  1. el hombre está por todas partes, lo mismo te hace un tutorial para construir una guitarra que impulsa un 10% la venta de vinilos a nivel mundial con su defensa cerrada de lo analógico. es difícil echar tierra a un tío que toca todo y con todos, con varias bandas paralelas, un tipo que produce, descubre, enseña, alguien que expande, sin dejar de ser fiel a sí mismo... no sé, solo por su compromiso con la música ya tiene el respeto garantizado, y bueno, ha creado, sin pretenderlo, el himno futbolero más popular del siglo XXI. por tontunas más profundas la gente forma parte de la historia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda un tipo comprometido, con todos tus argumentos más de uno tendría que repensarlo, masterSones.

      Eliminar
  2. Para mi sin duda alguna, estamos ante el disco del año y de ahí no me baja nadie. Como ya dije en mi entrada respecto a este disco, me la pela las animadversiones que provoca este hombre, porque sencillamente es un genio que abre nuevas vías y eso cuesta de entender a las mentes cerradas. Para mi toca con clase muchos palos diferentes, dándole su toque personal, y sobre todo que no se nos olvide que estamos ante un hombre que tiene 39 años y miren todo lo que ha hecho... lo alucinante es lo que le queda por hacer.
    Y ojo, para mi con Blunderbluss ya dejó claro que el genio en solitario lo iba a petar.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buff, el disco del año, ahí sí que discrepo, una cosa es que el tío sea un genio pero tanto como para mejor disco del año va un trecho. Hay por lo menos 7 u 8 discos por ahora que me vienen a la cabeza que me transmiten mayores emociones, Brazzzzos.

      Eliminar
  3. Tengo pendiente una escucha en condiciones al disco pero lo que es indudable es que es un personaje musical de lo más interesante, con una capacidad para facturar temazos imparable. Te guste o no te guste, tiene un estilo propio y reconocible a los dos segundos de cualquier canción. Fíjate que a mí el disco anterior me gustó pero en su conjunto no me enganchó del todo, pero aun así tenía algunos temas incontestables. Larga vida a él y a sus proyectos musicales, siempre nos ofrecen algo interesante.

    Molts besets!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, querida. hay que reconocerle méritos. El anterior también me pareció irregular, prefiero este nuevo episodio. Me alegra volver a leerte por aquí. Molts besets.

      Eliminar
  4. Ese enorme talento es el que ha propiciado que sea uno de los artistas jóvenes más estimado por los clásicos; él en sí es un tipo en vías de convertirse en clásico si le dejamos. Su trabajo está hecho con respeto y admiración hacía los padres de la música. Su obra en White Stripe es casi contraria a la hecha en solitario; cruda, directa y desnuda la primera; barroca y pretenciosa la segunda. Todo fruto de una lógica evolución donde sobreviven las canciones, hechas con el ingenio y la sabiduría de la que carecen la mayoría de los artistas con los que comparten las listas de éxitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo y creo que das en el clavo como habitualmente. Estimado por clásicos y si le dejamos se convertirá en uno de ellos, aunque ya tiene demasiadas voces críticas. Una evolución donde destaca el ingenio y el talento, algo que adolecen la mayoría de artistas muy populares.

      Eliminar
  5. Amigo mío, sin ir más lejos ayer mismo compré el vinilo aprovechando el descuento del día de la música y seducido por la (ultra)producción de este formato y oído me he venido a trabajar no sin antes coger el Let it bleed de los RS para acompañarme en el trayecto, así que hay reconozcamos que hay cosas que ponen los pelos de punta. Jack White III por ejemplo, si se le sabe escuchar.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La producción es una caña, para mí lo mejor. A Jack White hay que darle minutos para que se abra paso, y se acaba abriendo. Abrazo.

      Eliminar
  6. Estoy bastante de acuerdo con la perimera parte del articulo, creo que este Jack White no entra bien a todo el mundo, a mi su anterior disco tampoco me gusta y en general me deja frío, pero como me gusta dar oportunidades a todo el munod no sera menos con este nuevo disco, pero yo a diferencia tuya Johnny no me veo demasiado entre sus partidarios.
    Contaremos.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con oportunidades entra y se acaba asentando, aunque no siempre, claro. Abrazo mysuperfriend.

      Eliminar
  7. Me encanta. Yo soy de Jack White desde que sacó su disco debut en solitario. Ahí me cautivó y pensé que no sólo era el friki con pinta de película de Tim Burton. Lazaretto es una auténtica maravilla, un combo espectacular de rock, funk, ramalazos de hip hop, disonancias, y aún me quedo corto. Gran artículo, como siempre.

    ResponderEliminar
  8. Tal y como lo has calificado tú en tu magnífico post en la síntesis que ha hecho Alex P., si este disco contiene rock, funk, ramalazos hip hoperos, disonancias y locuras varias de este geniecillo, creo que me va a gustar y mucho. El anterior me pareció muy irregular, con buenos momentos sí, pero la segunda parte cojeaba claramente pero con tus palabras me da que este va a estar más equilibrado.

    Siempre me ha gustado como juega con los colores y la escenografía de sus clips y sus portadas. Un gran creador joder, eso hay que reconocerlo.

    Mil perdones por no pasarme con la regularidad que debiera, ando últimamente muy liado.

    Saludos Mestre!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yeah my friend. Gracias por lo del post, Estoy contigo, la palabra del anterior era irregular con una segunda parte más coja. Aquí es más homógeneo a pesar de la variedad de estilos que aparecen dependiendo del tema en cuestión. Un placer leerte siempre. Yo también ando muy liado últimamente. Saludos.

      Eliminar
  9. Lo que más me llama la atención de este disco es la variedad de matices que, como bien dices, se pueden apreciar en él. Un estilo muy heterogéneo, quizá.
    Un abrazo, master!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, masterfriend, es homogéneo por la cantidad de buenos temas pero es heterogéneo por la variedad de matices y estilos, toda la razón. Abrazo.

      Eliminar
  10. Me encanta Jack White, ahora ya no esta tan activo como hace tiempo que no paraba de rotar entre banda y banda y no se si coincidiendo con eso pero sus dos discos en solitario están muy bien trabajados, el anterior lo escuche mucho en 2012 y este también lo ha cogido con gusto, creo que a lo largo del año volverá más veces a él

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me constaba que eras fan de Jack White, este artefacto seguro que te gustará mucho.

      Eliminar
  11. A mi me parece que este tio es la joya de la corona. Por méritos propios y por desméritos del resto. No veo demasiado entusiasmo en otros contemporaneos por mezclar lo moderno y lo clásico, por ahondar en las raíces del folk y del blues y en la tecnología antigua y actual, en divertirse gastando bromas con la musica (lo de los globos de helio en su anterior trabajo me fascinó jeje), de recuperar a viejas glorias y volver a sacarlos al ruedo produciéndoles, de mimar tanto la estética, de fomentar el vinilo y el buen sonido de las canciones, de jugar tanto con el imaginario de sus fans con tantos detalles... y a todo esto se ha sacado otro señor discazo, aun no tengo claro si llega a la altura del anterior, pero lo que sí se es que me gusta y mucho.

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me constaba que eras muy fan de este señor, apreciado tocayo, y ahora me consta mucho más con tu comentario. Abrazo.

      Eliminar
  12. Un notabilísimo disco que gana, más aún, con las escuchas. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está la clave, my King, que crece con cada escucha. Salud.

      Eliminar
  13. En la última película del gran Jim Jarmush (solo los amantes sobreviven) hay un pequeño homenaje a Jack White. Y Jarmush no le hace un homenaje a cualquiera. He oído algunos temas de este disco y lo que he oído me ha gustado. Creo que pasa con él como con Prince, como van tan sobrados, a veces pueden confundir al personal, pero creo que es uno de los grandes de la música actual.

    Saludossssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía lo de esa peli de Jarmusch. Anotada queda para verla con prioridad, Bab. Merci por la info y eso, un grande en plena vigencia. Abrazosssss.

      Eliminar
  14. A Jack White no le he escuchado en sus proyectos independientes o paralelos a White Stripes, pero lo que no se puede negar es su impacto en la música actual. Si nos pusiéramos a nombrar bandas deudoras a su vez de este tipo nos quedaríamos aquí hasta las tantas ¿verdad? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, su impacto actualmente es muy grande, con multitud de partidarios.

      Eliminar
  15. Totalmente de acuerdo contigo, apreciado Johnny, tampoco “Blunderbuss” acabó de llegarme totalmente.
    Aun no he escuchado este nuevo trabajo, así es que habrá que otorgarle las consiguientes escuchas que merece, para poder opinar.

    Respecto a la mal llamada crítica especializada, hace tiempo que decidí guiarme por el instinto auditivo (si me llega, me llega, y si no, pues a otra cosa mariposa) independientemente de lo que alguna mente autocalificada preclara pueda pensar. Es mas,aunque suene duro, creo que bastantes de los así autoproclamados, directamente "cagan marmol" jejeje...

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hagamos caso antes a nuestro corazón que a los que "cagan marmol", jajajaja, me mola mucho esa frase. Recíproco abrazote.

      Eliminar
  16. Muy buenas,

    Antes de dejar algunas líneas, me gustaría daros la enhorabuena a todo el mundo. Da gusto entrar en un blog y ver cómo la gente expresa su opinión de forma educada, aunque los puntos de vista no coincidan.

    En cuanto a Jack White, yo soy de los que no le encuentra gracia alguna. Está claro que los gustos de cada uno son muy personales, pero me parece excesivo calificarle de “genio”. A Jack White le veo cómo la versión musical de Quentin Tarantino (salvando las distancias, que no quiero herir sensibilidades). Me explico. Los dos llevan a sus espaldas un consumo casi obsesivo de material musical/cinéfilo digamos… no comercial, o poco conocido por la mayoría del público. Los dos son expertos en el uso del túrmix: un poquito de spaghetti western por aquí, un poquito de pelis de Serie-B por allá… O en este caso, un poco de blues añejo y poco conocido por aquí, un poco de guitarras garajeras por allá, batimos bien… Et voilà! Ojo, que no les quito mérito. Finalmente, los dos han sabido encontrar la cantidad exacta de ingredientes que tienen que meter en el túrmix para que el mejunje resultante pase como algo realmente nuevo. A mí personalmente no me lo parece, aunque eso no sea motivo para que algo le deje a uno de gustar, ni para que sea malo por sí mismo. En mi caso, siempre me gusta beber de las fuentes originales, cuanto menos “manipulado” mejor, sobre todo, si lo que sale del túrmix me deja más frío que los pies del Yeti.

    “Blunderbuss” me pareció bastante flojo, y eso que empezaba bastante bien, pero “Lazaretto” a mí personalmente no me parece que sea mucho mejor. Y no es precisamente por esa “variedad” que se comenta en la crítica (soy todo lo contrario a un talibán de los estilos o géneros musicales), El problema es que todo suena a "Jack White". Si le diera por el reggaetón, también sonaría a "Jack White". Y eso es un problema, sobre todo si te pasa como a mí, que la voz me parece irritante, los estallidos de guitarras fuzzeras ya no me sorprenden y sus canciones me emocionan lo mismo que una peli de Jean-Claude Van Damme.

    En fin, que me lío como una persiana. Felicidades por el blog... ¡Y saludos a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar bienvenido David. La verdad que sí, es constructivo expresar opiniones educadamente aunque no sean coincidentes. Sobre lo que dices, bueno, el calificativo de “genio” puede que sea exagerado.. Sobre el uso del túrmix no te voy a quitar la razón pero a mí es precisamente eso lo que me atrae, junto a que todo suene a "Jack White". El túrmix está al orden del día en cualquier producto actual, todo suena a algo, sin embargo el uso que hace Jack White provoca un resultado aparentemente más original que la mayoría. Hay que tener en cuenta que grandes dinosaurios como Led Zeppelín, salvando las distancias, fueron en su día bastante acusados de situaciones parecidas. Sigo pensando que mérito no le falta, otra cosa es que guste más o menos, y sin duda con tu comentario percibo que te hallas entre los que les gusta menos. Se agradece tu saludable opinión en forma de comentario y gracias por lo del blog. Salud.

      Eliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER