20

WILKO JOHNSON & ROGER DALTREY - (2014) Going back home

WILKO JOHNSON & ROGER DALTREY - (2014) Going back home
...enérgico, intenso y decidido, de rhythm&blues salvaje untado de actitud punk-rockera, pero por encima de todo es vital, es pub-rock...
Resulta inevitable que alrededor de este disco merodee la sombra de la muerte desde que a finales del 2012 declarase WILKO JOHNSON que con 65 años le habían diagnosticado un cáncer terminal de páncreas y que había renunciado a la quimioterapia. El que fuera guitarrista de los primeros Dr. Feelgood y uno de los tipos más apreciados de las hordas pub-rockeras había decidido algo así como morir con las botas puestas, en un escenario si se diera el caso.

Tenía serias dudas de escribir sobre este impetuoso artilugio sónico, el que se presupone será el último de su carrera. Todo el mundo, o mejor sería decir buena parte de mi entorno relacionado con la música, está hablando de sus virtudes. Imagino, y en cierto modo tiene su lógica, que algún lector del presente puede interpretar que aquí hay otro que se sube al último carro del gran Wilko. Realmente no sé si puede tener interés aportar algo más pero sí que hay datos, al menos en lo que se refiere a las canciones que lo componen, que creo que valdría la pena matizar o recordar cuál es su origen.

Lo que más me resulta curioso de este relativo boom mediático es que poca gente ha reconocido la valía de la trayectoria de Wilko después de su paso por el Doctor y ahora todo son elogios sobre un trabajo que va mucho más allá de su legado con los Feelgood. Es más, hasta incluso los temas de apariencia más interesante y novedosa dentro de un disco uniforme, homogéneo como pocos a mi juicio en lo que llevamos de año en curso, son precisamente las nuevas adaptaciones de algunos de sus temas más desconocidos en solitario.

WILKO JOHNSON & ROGER DALTREY - (2014) Going back home
Para este nuevo GOING BACK HOME (que por cierto no es el primero con este título ya que a finales de los noventa editó uno que pasó sin pena ni gloria antes de su directo dirigido al público nipón en el 2000) se ha juntado en el 2014 con ROGER DALTREY, el mítico vocalista de The Who (a todo esto qué bien lo hace, espectacular el viejo Roger), para regrabar y darle nuevos bríos a momentos puntuales de toda la trayectoria de Wilko, desde aquellas viejas canciones de la banda antes citada a la que le aportó un carisma único, cual si estuviera sufriendo un convulso ataque de epilepsia, con sensación anfetamínica, con movimientos espasmódicos y, sobre todo, con su peculiar estilo, sin usar la púa, a base de riffs enérgicos y agresivos, ametrallando a quien se pusiera por delante con su guitarra eléctrica, para llegar a su período con Solid Senders, con los Blockheads y en solitario, unas etapas muchísimo más desconocidas.

El resultado pues de este artefacto son once perlas atemporales con un sonido potentísimo, como si fueran en directo (por cierto, inolvidable la vez que le vi encima de un escenario a mediados de los noventa). Si dejáramos a un lado el orden consecutivo de las mismas y siguiésemos un orden cronológico se podría empezar diciendo que nos pone en tensión aquel Keep it out of sight tan rhythm&blusero  en el flamante debut feelgoodiano, el “Down by the jetty” de principios de 1975. Fundamental es poco el megatemazo Going back home, uno de los himnos del “Malpractice”, de finales también del 75, cual si Muddy Waters estuviera compinchado con los Sonics, un gran regenerador que, armónica incluida, estimula todo el sistema neuronal.

La gloria en el 76 con “Stupidity” en directo. Ahí está para la causa, de colofón, la fantásticaAll through the cityque imagino no podría dejar de poner las pilas a nadie, o quizás sí, mientras que vale la pena recordar que Sneakin’ suspicion fue el tema que daría título al álbum de 1977 dentro de su última participación como miembro de la mítica banda británica de Canvey.

WILKO JOHNSON & ROGER DALTREY - (2014) Going back homeNo dejamos ni un segundo el trepidante ritmo. Con Everybody’s carrying a gun nos vamos a 1978 dentro del período en que Wilko formó la banda Solid Senders con un único álbum del mismo nombre.

Ice on the motorwayya pertenece a su etapa en solitario, concretamente del año 1980 junto a Keep it out of sight(mi preferida del disco, impresionante la fuerza que coge con el vozarrón de Mr.Daltrey y ese adictivo organillo acompañante),  la versión del Can you please crawl out your window” (que popularizó Bob Dylan pero que fue grabada inicialmente por el grupo de doo-wop The Vacels en 1965), mientras que I keep it to myself o Turned 21 (la menos cañera, una preciosidad que si soy sincero nunca había valorado hasta ahora en su justa medida) se ubicarían en el “Barbed wire blues” de 1988.

Por su parte Some kind of hero es pura adrenalina, pieza perteneciente al “Don’t let your daddy know” de 1991 y Keep on loving you”, compuesta junto a Norman Watt-Roy, bajista de los Blockheads a quien conoció cuando formó parte de la banda de Ian Dury a finales de los setenta, un tema que en realidad vio la luz por primera vez en la rareza de disco arriba mencionada, publicada en 1998 bajo el título “Going back home”, idéntico al que nos ocupa.

En conclusión, no se trata de un recopilatorio al uso porque todos los temas suenan de puta madre como si fueran nuevos, como si el lavado de cara hubiese creado un producto inédito. Es un disco enérgico, intenso y decidido, de rhythm&blues salvaje untado de actitud punk-rockera, pero por encima de todo es vital, es pub-rock o lo que es lo mismo, es reaccionario ante el aburrimiento imperante, de los que tienen que existir para amar la vida. Por eso cuando suena hace que sea un buen día para brindar por la existencia, por la supervivencia, por los vivos y por los grandes legados musicales que siempre estarán, como los de Wilko Johnson.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

20 comentarios :

  1. Master of little, este disco es una autentica delicia de principio a fin. Y bueno, poca cosa más a decir ya que lo has clavado en tu post.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. el disco se convierte en una despedida, es un reclamo muy potente, nos atraen estas cosas, somos así. me parece un canto a la vida cojonudo, además de un trabajo espléndido.

    ResponderEliminar
  3. Tuve la dicha de seguir a los Dr.Feelgood y al Wilko de Solid Senders y Blockheads ("Laughter") y me parece por ello que soy un tipo afortunado, como tú Johnny. No se si éste será o no su último disco (ojalá no sea sí), pero lo que se desde luego es que le estoy muy agradecido y que, como un pequeño homenaje a su honrada y vital trayectoria, me lo compraré. Tu entrada, por supuesto, facilita la decisión.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  4. Es un disco absolutamente genial. No conocía mucho a Wilko, Johnny, porque me pillan muy joven aún; pero Roger no necesita mucha presentación: su voz de león indomesticable pervive aún. Una sorpresa, sin duda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es de esos discos -muy poco se hacen ahora así- donde se percibe cierta magia; hay cierta inmediatez en los temas, directos y con la sensación de que llevaran siglos tocando juntos. Algo tendrá que ver el productor, Dave Eringa, el habitual de Manic Street Preachers; hay fuerza, mucha pegada. Roger Daltrey están inconmensurable, grandioso e inspirado...esto me hace fantasear con la posibilidad de que pueda grabar con Townshend; est tío tiene mucha cuerda. Al margen de lo musical, Wilco nos da una lección de actitud y valentía; ojalá está con nosotros mucho más tiempo. Saludos

    ResponderEliminar
  6. En mi repertorio desde el 31 de Marzo y en el cd de mi coche desde entonces. Primero abrir puertas, segundo cinturon, tercero arrancar y automaticamente empieza Wilco y Roger a sonar. Da igual la hora del dia que sea, este disco es BRUTALLLLLLL.

    ResponderEliminar
  7. Queda esta maravilla, qué fuerza!!!, saludos

    ResponderEliminar
  8. Es una auténtica pasada de disco. No sólo es que la guitarra de Wilko suene tan poderosa como en tiempo de los Feelgood, es que encima Roger Daltrey que estaba, vamos a decirlo así, como ilustre invitado, le da un empaque a los temas y canta tan de puta madre, que posiblemente y sin temor a equivocarme este disco está llamando a las puertas del número 1 de 2014.

    Brazzzzos.

    ResponderEliminar
  9. Hace poco lo vi en el progama de Jools Holland y me pareció en forma, a pesar de su enfermedad. He oído ya algunos temas del disco y me parece un disco mu coherente con la carrera de Wilko Johnson. Y Roger Daktrey tira de oficio y lo hace verdaderamente bien. El post, como siempre, reivindicando magníficamente lo que se merece ser reivindicado.

    Saludosssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  10. Anfetamínico disco que suena a pub, que es donde mas comoda se ha encontrado la música de Wilko siempre, recorrido por los temas de Wilko en los que sorprenderán a muchos los de su etapa post Dr., gran crónica para un gran disco,
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Fantástico sonido, exquisita producción, gran propuesta guitarrística de Johnson, lección magistral de interpretación vocal magistral de Daltrey (en una tesitura algo más baja que de costumbre)... una auténtica pasada, vamos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. DIOSSSS!!, qué sorpresa!!! esto suena de la leche!, me pongo con 'ello' para saborearlo. Lo cierto es que se han juntado dos monstruos de la música y esto no podía fallar, honesto, sucio, apasionado, wow! una sorpresa, ¿te lo he dicho ya?, je,je,je.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por lo del post, master of rock & racket RTHB. es un discazo.

    Larga vida, my king Nikochan.

    Así es, masterSones Raúl, todo él es grande.

    Estamos muy agradecidos, Javier.

    Grande Roger pero la esencia de este disco es el gran Wilko Johnson, amigo 21st Century Shizoid Man.

    No sabía Antonio lo del productor. Esto es sin duda una gran lección.

    Brutal, mi teniente Bronco, brutal. Cuidado en el coche que este artefacto puede hacer que le pises a fondo.

    Así es Silvo, una maravilla.

    Pues mira, brother Savoy, no te voy a decir que no va a ser uno de los posibles candidatos a disco del año.

    Gracias por lo del post, querido Bab. Así lo veo yo, coherencia en Wilko y gran aportación que le da como una nueva capa de pintura a esos temas por parte de Roger.

    Merci, mysuperfriend Addison. Dices bien, a muchos les puede sorprender la etapa postFeellgood. Yo siempre he pensado que el alma de los mejores Dr.Feelgood fue Wilko.

    Un pasote, masterfriend Evánder.

    Lo vas a flipar y mucho, my friend Pupilo, estoy seguro.

    Se agradece la deferencia en dejar comentarios. Abrazos múltiples

    ResponderEliminar
  14. Epítome de toda una época, del rock and roll que se nos va, que se nos muere (igual que W. Johnson). Fue hermoso mientras duró, diremos. Y pincharemos este disco junto a los antiguos, los de The Band, los de los Stones, los de AC/DC, los de los Byrds, los de la Velvet, los de Alice Cooper, los de Love, los de los Stooges, los de Little Richard…

    Abrazos, maestro.

    ResponderEliminar
  15. No sabía yo lo del cáncer de Wilco Johnson. Desde luego es una figura a recordar, sobre todo por sus riffs anfetamínicos en She does it Right. Estupidity es uno de los grandes albums del rock. Por su parte el Daltrey parece que se conserva bien.

    ResponderEliminar
  16. Grandes palabras las tuyas, hermano y grandmaster mío Gonzalo. Este disco continuará sonando a través de los tiempos junto a los grandes clásicos, no lo dudo. Abrazo.

    Es lo que tiene estar en Facebook Pinch Club, por una parte mucha tontería pero por otra estás más en contacto con la actualidad, ahí me enteré lo de Wilko. Para mí los tres primeros de Feelgood (“Down by the Jetty”, “Malpractice” y “Stupidity” son tres obras maestras, “Sneakin’ suspicion” ya no tanto. La verdad es que Daltrey me ha sorprendido muy gratamente en este disco, no me lo esperaba con este nivel. Saludos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  17. Una novedad muy interesante, siendo lo último de Wilko y contando con la presencia de Roger esta clara que este trabajo dará que hablar, me gusta la colaboración, han creado muy buena música

    ResponderEliminar
  18. Así es Boris, ya está dando de qué hablar esta gran colaboración. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  19. Esta tarde me han pasado el disco y la primera escuha me ha parecido genial, me encanta el aire rhythm&blues que tiene.
    Tu reseña fantástica.
    Abrazo

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER