19

THE WATERBOYS en Valencia (30-11-13): crónica de una actuación anunciada

THE WATERBOYS, concierto en Valencia (30-11-13)

Lo cierto es que no habría mucho que decir sobre algo que algunos (o bastantes) intuíamos. Al menos para el que suscribe no había margen de dudas. Era la quinta o sexta vez (pierdo la cuenta a través de las décadas) que los veía en directo y todo apuntaba que tanto el aviso para navegantes como la lógica se iban a imponer una vez más.

Algunas palabras, algunas frases, algunas exclamaciones antes, durante y después, tales como magia, grandeza, catarsis, sentimiento, emoción, otro nivel,…, de un nutrido y apreciado grupo de “fisherman-friends” que no se quisieron perder la actuación, quedaron perpetuamente grabadas en la memoria.

THE WATERBOYS, concierto en Valencia (30-11-13)

Allí, en una sala del Palacio de Congresos de Valencia que se transformó en Spiddal, hubo eso y mucho más. Otra vez Mike Scott y su banda rozaron la perfección, bebieron la pócima de la eterna juventud y se mostraron incombustibles, pletóricos,… De la introspectiva “Strange boat” en estos “extraños tiempos” que nos ha tocado vivir al alegre encuentro con las raíces tradicionales del “Raggle taggle gypsy” pasando por momentos épicos y estratosféricos con un “This is the sea” que se fundió a una versión del “Come live with me” de Ray Charles que dejó noqueado a buena parte del personal, o un “Don’t bang the drum” de levitación, pero sobre todo fue un paseo por las habitaciones, estancias y aposentos de Spiddal, recordando la mayoría de las “fisherman-songs”, aquellas que convirtieron las cepas del rock, del celtic soul y del folk en proezas. 

THE WATERBOYS, concierto en Valencia (30-11-13)

La nota digamos discordante en la que coincidimos la mayoría de amigos que allí nos pudimos reunir fue la de cierta parte del sector del publico “remembero” valenciano que, en pleno efecto purificador que ofrecía Mike Scott, se dedicó a vociferar el título de viejos hits de la banda, acaso ignorando lo que era aquella cita o acaso no teniendo en cuenta que The Waterboys poseen mucho más que cuatro o cinco canciones, un detalle que en cierto modo molestó a Mike Scott por sus palabras y que, sin alardes de resentimiento por ello, continuó en la línea diseñada para el evento. Y es que lo que no está nada mal de rememorar con frecuencia es que The Waterboys supone bastante más que recordatorios de nostalgia o que medios de comunicación y sectores rockeros o indies que los ningunean a través de los tiempos. Se mantienen firmes, a nivel de estudio y en directo, con una impoluta trayectoria de décadas que, a mi gusto y juicio, supera a muchos tótems intocables de la historia del rock.

THE WATERBOYS, concierto en Valencia (30-11-13)

Desde este espacio se recomienda la lectura de otras crónicas en esta "astral week" de la gira de Waterboys en el actual 2013 que, cual si fueran apasionadas epopeyas, han realizado grandes amigos de este lugar (pinchad enlace sobre cada título): 
Setlist para el recuerdo: 

1. Strange boat 
2. Higherbound 
3. You in the sky 
4. A girl called Johnny 
5. Girl from the North Country (version de Bob Dylan) 
6. Stranger to me 
7. When ye go away 
8. Tenerfootin’ 
9. When will we be married? 
10. Come live with me / This is the sea 
11. The raggle taggle gypsy 
12. We will not be lovers 
13. I’m so lonesome I could cry (version de Hank Williams) 
14. Blues for your baby 
15. Sweet thing (version de Van Morrison) 
16. Fisherman’s blues 
Bises: 
17. Dunford’s Nancy 
18. The whole of the moon 

P.D.: este post está dedicado a mi Chef y a mi Reverendo preferidos, confesores habituales de mis pecados, que por motivos personales importantes no pudieron asistir finalmente. Porque ellos sí que saben que Mike Scott y los Waterboys son palabras mayores, juegan en otra liga y están en otra dimensión.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

19 comentarios :

  1. Me temo que en Valencia, a pesar de algún alborotador pidiendo temas que no venían al caso... (en Madrid tuvimos que soportar a un hombre boya completamente borracho pidiendo The return of pam incluso acabado el concierto), dejaron claro que lo suyo es mucho poderío, porque con Mike Scott en estado de gracia, con ese violinista y ese multiinstrumentista que borda mandolina y saxo... sólo puede ser un éxito total.
    Pues muchas gracias por la inclusión de mi crónica, en Madrid fue una pasada total.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante concierto para el recuerdo my mestrefriend. Catarsis dulce catarsis en Spiddal. Un placer compartir un concierto de esas características. te cojo el setlist prestado que las inéditas no las controlo. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso, maravilloso. El tito Mike no defrauda. Noche para el recuerdo lo que nos hicieron sentir estos bestias. Pese a las peticiones de esos nostálgicos, el Tito supo salir bien al paso y no defraudo con el setlist. Como bien dice mi gran amigo Savoy, lo de esta gente es mucho "poderío".
    Gracias por hacernos aguantar tanto el orgasmo, un polvo en toda condición. Waterboys.

    ResponderEliminar
  4. Gran noche aqui en Madrid ..Aunque en un pesimo lugar..eso si cuatro temas mas nos regalo Mike..Para compensar dicho inconveniente!Aqui tambien hubo mas de un palurdo vociferando temas que no venian a cuento...es mas Aquel idiota seguia vociferando que tocaran "The Pan..." una vez la luces de la sala encendidas.
    A+

    ResponderEliminar
  5. Nos conformaremos con la crónica y con la envidia sana. ¡Qué remedio!

    Saludossssssssss

    ResponderEliminar
  6. Como estoy por aquí pillandote una cosita para la crónica de Madrid, aprovecho para saludarte. Sobre The Waterboys no digo nada, pq todas las crónicas ya dejan claro el calibre de estos señores.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Como sabes también me lo perdí, no se puede con todo y a todo, pero mi alma estuvo allí, son cosas que sólo se pueden lograr hacia otra dimensión.
    Abrazo fisherman friend.

    ResponderEliminar
  8. Fue emocionante y se disfrutó en muy buena compañía. Al igual que en su anterior visita a la terreta, presentando nuevas composiciones, el pasado sábado volvieron a demostrar, desde una perspectiva más revisionista, que siguen vigentes, muy arriba en el Olimpo del Rock, y que aún tienen mucho que ofrecer si se lo proponen. Pese a esto, y en la línea de lo que comentáis tanto tú como Chals, fue inevitable (y más por estos pagos) apreciar a un sector de asistentes que siguen anclados en un período demasiado concreto de la trayectoria de la banda, y que se retroalimentan únicamente (como si no hubiera un mañana) con un puñado de canciones (los hits), una escueta representación de lo profundo que puede llegar a ser el cancionero repleto de joyas de Mr. Scott.

    Por último, como ya te he comentado, reiterar que un servidor sigue noqueado por esa adaptación del ''Come Live With Me'' de Ray Charles. Lo mismo me sucedió con un ''We Will Not Be Lovers'' donde todos echaron el resto de principio a fin, intenso y con mucha pegada. See you soon, Mike.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hay que dejar que expresen que no es solo un tema o los temas, es el conjunto de lo que ofrecen la creación para ese concierto, saludos

    ResponderEliminar
  10. Sencillamente ... te envidio, por no decirte otra cosa.
    Mi enhorabuena a los afortunados.
    Y sí, esta banda tiene un bagaje lo suficientemente grande como para tener donde elegir.

    ResponderEliminar
  11. A pesar de no haber podido asistir, teniendo la entrada desde agosto, mi alma voló hasta allí y estuvo con todos vosotros. Me alegro que hayáis disfrutado con uno de los grandes. WATERBOYS se escribe con mayúsculas.
    Y ahora vuelvo a mi rincón a continuar llorando, buuuuaaaaaaaaa!!!

    Un saludo,
    beblack.

    ResponderEliminar
  12. Se hablo mucho sobre este concierto, estaba marcada como una fecha clave y ellos no decepcionaron en Valencia y otros lugares. Solo se puede clasificar de éxito esta gira.

    ResponderEliminar
  13. Este sábado he pensado mucho en este concierto, de echo era un pensamiento recurrente que venía a mi cabeza cada dos por tres...otra vez será, comprobar como habéis disfrutado y l´que el corazón se os a rejuvenecido a base de dulces latidos me resarce de la tristeza que me dió la imposibilidad de asistir.
    Gran crónica Johnny, me voy a por las otras.
    Abrazos varios a los allí presentes.

    ResponderEliminar
  14. qué bien, me alegra comprobar que siguen dando la talla, que es enorme, XXL, concierto tras concierto, y que lo disfrutaras.

    ResponderEliminar
  15. @ Savoy: joer, la movida esa en Madrid es todavía más fuerte.

    @ Chals: fue bestial. Coge lo que quieras, a tu disposición.

    @ Bronco: poderío total, ya te avisé, mi teniente.

    @ Tsi-na-pah: menos mal que la grandeza de Mike superó lo del lugar y el colega vociferando en Madrid.

    @ Babelain: la verdad que sí, querido amigo. Fue una pasada.

    @ RTHB: mucho calibre. Coge lo que necesites.

    @ Sergio: conociéndote habrías flipado. Quizás me gustó un pelín más el anterior que vimos juntos pero tan solo un pelín.

    @ Perrín: gran reflexión con la que estoy plenamente de acuerdo. Solo hay que ver algunos detalles en sus conciertos en Valencia, un sector que solamente valora ciertas canciones sin tener en cuenta el impresionante legado que tienen. La versión de Ray Charles fue sublime.

    @ Silvo: efectivamente, un gran conjunto de canciones.

    @ Millan65: no te lo puedo negar, fuimos unos afortunados. Muy grande su legado.

    @ Beblack: efectivamente, con mayúsculas, forma parte de casi toda nuestra vida. Te eché de menos.

    @ Boris: te puedo asegurar que nunca me han decepcionado en todas las veces que los he visto, todo lo contrario.

    @ Addison: hubiera sido genial que hubieses venido. Habrías disfrutado totalmente.

    @ Raúl: bien lo sabes, masterSones, este grupo es XXL.

    Se agradecen los comentarios. Abrazos múltiples

    ResponderEliminar
  16. Excelente crónica, Johnny. Veo que en Valencia también "rozaron la perfección". Y mucho mejor la puesta en escena que en Madrid; allí no hubo casita de Spiddal. Cuando los Waterboys nacieron yo aún llevaba chupete, pero me los he empollado con los años y coincido en que Mike Scott es un fuera de serie. Música pura. Quedan pocos como ellos. Un saludo!! (por cierto, enhorabuena por el espacio woodyjaggeriano, hacía una temporada que no lo visitaba y sigue tan estupendo como siempre :-)

    ResponderEliminar
  17. Muy buena cronica de lo sucedido, más de veinte años esperando verlos algún día en directo y la experiencia supero mis expectativas. Cercania, buen hacer, buen sonido sin pasteleos. En fin que decir de su repertorio musical, lo que interpreten lleva su sello y su personalidad, fantasticos. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Excelente crónica y (otra vez) sana envidia.

    ResponderEliminar
  19. @ Mary: me resulta curioso que Madrid no estuviera el escenario a la altura de tanta grandeza. Gracias por pasar.

    @ Javier: así fue, amigo. Siendo la primera vez que les viste entiendo perfectamente que el impacto todavía sea mayor. Muy grandes. Saludos.

    @ FJ: gracias amigo por lo de la crónica y ojalá vuelvan pronto y puedas verlos.

    Se agradecen los comentarios. Salud para todos.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER