19

MARK MULCAHY - (2013) Dear Mark J.Mulkahy, i love you

MARK MULCAHY - (2013) Dear Mark J.Mulkahy, i love you

A estas alturas de la vida uno ya sabe a qué árbol le gusta más arrimarse porque, todo sea dicho, resulta muy saludable eso de cobijarse en una buena sombra. Tras aquella primera audición acompañada de un exquisito texto (me gusta leer sobre música, sobre todo lo que escriben mis amigos, un vicio como otro cualquiera) realizado por alguien que merece mi respeto y admiración, encontré los suficientes argumentos para explorar con mayor atención esta obra musical de vigente actualidad. 

Era la primera vez que oía hablar del Sr.Mulcahy hasta que Joserra en su Land (véase enlace pinchando aquí), virtuoso en pasiones musicales donde los haya, anunció esta joya. Parece ser que el ex-lider de los Miracle Legion, grupo al que nunca presté demasiada atención a pesar de pertenecer a aquella hornada de rock americano de los 80 que siempre he tenido en los altares (R.E.M., Dream Syndicate, Violent Femmes, Green on Red, Rain Parade,…), había dejado entre paréntesis su carrera musical tras la muerte por cáncer de su mujer en el 2008 y el subsiguiente cuidado de sus dos gemelas de tres años hasta retomarla recientemente gracias al apoyo moral y a la inyección económica que supuso la grabación de un álbum de versiones suyas por parte de miembros ilustres de los R.E.M., Radiohead, Dinosaur Jr, Pixies, The National, Mercury Rev, etc. 

Dejando a un lado la incógnita que me genera el título del disco que nos ocupa ("Dear Mark J.Mulkahy, i love you") y que probablemente tenga que ver con alguna circunstancia personal, considero muy difícil de clasificar este quinto trabajo de Mark Mulcahy en solitario dentro de su escasa discografía. Lo que sí percibí desde el primer instante que me lo agencié es una gran cantidad de talento repartido entre sus once cortes. Atendiendo al erudito Joserra se podrían percibir principalmente conexiones con el mítico “Grace” de Jeff Buckley, es decir, elegancia, intensidad y sensibilidad (oiganse She makes the world turn back o la bellísima Bailing out on everything again), y también más camufladas con George Harrison. Puestos a intentar buscar más vinculaciones musicales me puede venir a la cabeza Lou Reed en la inicialI taketh away o en Let the fireflies fly away, o Jonathan Richman con My rose colored friend. También el de alguna de aquellas poco convencionales bandas americanas alternativas de los 80 tipo Violent Femmes (en Everybody hustles leo) o Camper Van Beethoven (en Badly madly) y, por supuesto, el de algún poeta rockero neoyorkino tipo Willie Nile en He’s a magnet o Poison candy heart. Pero ojo, ninguna influencia es rigurosa o exacta porque aquí todo son ramalazos con los que subjetivamente pudiera evocar en diversos matices. 

Ah, ni por asomo puedo dejar de lado ese sublime truco de magia titulado The rabbito esa melodía arrebatadora titulada Where’s the indifference now que sirve de colofón. Y es que con un disco de esta categoría, del que intuyo pasará a formar parte de las joyas ocultas del rock, tiene más sentido sin suspicacias su título y, por supuesto, cobra más significado parafrasear a Joserra por su precisión: “rock de guitarra eléctrica que acompaña sin complejos a un alma que quiere expresarse de manera sincera”.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

19 comentarios :

  1. Grandísimo tipo. Me voy a felicitar a Joserra. Un gustazo. Gracias, Johnny

    ResponderEliminar
  2. Tiene un deje New Wave muy salao, Kozmic Bro, por ahí anda Richman, Costello y puede que Sir Nick Lowe. Vamos, a mi me lo parece. Me encanta la orfebrería musical (los coros bien hechos y armonizados, etc), ya lo sabes, y este tipo tiene talento... danger!
    Si no especialmente brillante en el asunto lírico (siempre comparando con los más grandes, ojo), si que supera con creces el nivel standard actual, donde el principal problema de las canciones es el texto diga algo, y lo diga con esmero.
    Vamos que si, que me ha gustado mucho!
    Cheers!

    ResponderEliminar
  3. Pues suena muy bien éste artefacto sonoro, habrá que recurrir a la senda secreta de los brazzzzos para degustarlo como se merece. Esos coros circulares me han dejado patidifuso, y ese toque folk de amplitudes varias.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  4. Sólo por ese Oooooooh Yeaaaahhhhh hermano, disco sin pretensiones, disco triunfador. Me vuelve loco, sin complejos lo digo, jajaja, como Mark! 2013 se ha puesto fino mayfren! Ooooooohhhh Yeaaahhhh!

    ResponderEliminar
  5. Que dos temas más buenos y diferentes. Me han gustado mucho; sobre todo The Rabbit. Por cierto, he conseguido los dos primeros de John Paul Keith y estoy disfrutando con su sencillez auténtica.

    Saludosssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. De los discos más adictivos de los últimos meses y mi disco del verano sin conseguir desgastarlo pues da mucho más de lo que parece prometer en un principio ; tuve presidiendo en el blog durante todo Junio Let the Fireflies Fly Away , en el podium de las canciones del año para este buscador de canciones , estaba casi obsesionado con ella ; luego estuve dando la paliza a diestro y siniestro con este disco durante todo el fin de semana de Frías ( Lu , la más perjudicada por mi euforia con este disco ) , lo que ocurre que mi inglés es tan lamentable que mi proselitismo no tuvo demasiado eco , supongo ; me alegro mucho de que tu y Joserra le deis cumplida justicia y sirva para que la parroquia pueda escucharlo y apreciar sus indudables virtudes ; y me alegro también porque verlos en tu casa y en la Land me hace pensar que no estoy tan desnortado ; un muy buen disco que me ha hecho y me sigue haciendo pasar muy buenos ratos; de eso se trata , no ?
    Un Fuerte Abrazo Johnny !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Perjudícame" siempre que quieras, Jesús. Yo puedo parecer una colgá que no se entera de nada, pero no, no, no. Sí que soy una colgá, pero pongo atención cuando algo me interesa. Tomé buena nota mental de este disco y del de los Olms. Y escucho tu barra lateral, tu cabecera y todo lo que recomiendas, aunque no comente apenas. Cántame "Soy minero", porque eso es lo que eres, querido. Por cierto, el espíritu del Rust Fest continúa. ¿Recuerdas que yo te perjudiqué con All La Glory? Pues dentro de unos días tocan el "After the gold rush" enterito en un concierto aquí en Sevilla. ¿No es maravilloso? Ah, qué bonito plan, coño. ¡Vente!

      Eliminar
  7. Me ha encantado este disco. Acabo de escuchar sus once temazos y no tiene desperdicio.
    Me quedo entre todos con The Rabbit, pero no le van a la zaga los demás.
    No sé por qué me he acordado de Vic Chesnutt escuchando este disco, pero no exactamente por el sonido.
    Muchas gracias por todo.

    ResponderEliminar
  8. Este año están saliendo discos muy interesantes. Esto es una ruina, porque son discos que quiero tener sí o sí. Habrá que romper la hucha y dejar algunos para la carta a los reyes magos...
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Muy buen álbum desde luego, esos flautines a lo Astral Weeks con la voz de Gordon Cano

    ResponderEliminar
  10. Crítica más que positiva de Fernando Navarro y tuya. No puede ser casualidad. Y de hecho no lo es porque me acabo de escuchar el disco entero y suena sensacional.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Anoche andaba ya muy perjudicado de sueño, pero después de leerte pensé que dos (tres, con Jesús ) de mis blogueros favoritos no pueden equivocarse. Me quedé dormido oyéndolo, pero con los últimos restos de consciencia rescuerdo que pensé "esto suena muy bien".

    Hoy, ahora, esta tarde, les toca a Mark y a Roy Harper. Esta noche a Chico Hamilton, jazzman que recomendaba Scott y que me ha encantado.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  12. Otro parroquiano enganchao al Mulcahy gracias al enchufe que tengo contigo y con Joserra, jeje. Resulta gracioso cuando escucho a muchos de mi generación decir que ya no se hace música interesante... No tienen enchufe.
    Abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  13. El primer tema es una auténtica pasada. Y si además, el disco viene avalado por Joserra, Jesús y por ti no creo que haya lugar a ninguna duda. Esto tiene que ser bueno, sí o sí.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Como comenta el colega Evánder solo por quien viene avalado ya es suficiente para hacerse con el, cosa que intentaré hoy mismo, y dices amigo mio que al disco se asoman tipos como Harrison, Richman o Buckley...Ya estoy perdiendo el culo, que parece que soy el último en llegar a este Mark Mulcahy
    Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  15. @ Alberto, Scott, Savoy, Babelain, Milan65, Silvo, Ned Henry, Evánder, Addison: me congratula mucho que os haya gustado. A por él.

    @ Joserra: es verdad , tete, llevamos un mes con novedades muy chulas. Ooooooh Yeaaaaaahhhhh.

    @Jesus : pues no recuerdo que a mí me lo nombraras. De todas formas ya sabes que con la cantidad de cerveza ingerida la memoria pierde. No estás desnortado, o no lo suficiente, jejeje.

    @Lu: rompe la hucha y lánzate. Oye, si Jesus te canta “Soy minero” en vivo me gustaría estar presente.

    @Bernardo: es verdad que la voz a veces recuerda a Gordon Cano.

    @Lorbada: acabo de buscar la crítica de Fernando Navarro. Qué bien que tenga algo de reconocimiento este gran disco.

    @Paco: de tu generación y de la mía, querido. Un día tendríamos que hablar sobre esto en profundidad pero yo creo que el problema es que hay mucha gente que se bajó del carro y antes de reconocer nada critican sin conocer cómo está el paño.

    Se agradece la deferencia en dejar comentarios. Abrazos a tutiplén.

    ResponderEliminar
  16. Ya sabes, Johnny, que la actualidad no suele ser lo mío, pero siempre es un placer leer tus apreciaciones (y las de Joserra). Por cierto, en lo que queda de mes, si todo sale bien, vas a ver pasar por Ragged Gloru algún que otro disco que sé que te gusta mucho. Pista: se trata de grupos cuyo nombre empieza por b. Recomendación: no te comas la cabeza, que te pasará como con The Cult, je je je.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. @ Gonzalo: siempre es un placer tu presencia. Si fuera Big Star puede que tengamos unas especiales conexiones galácticas. Abrazo.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER