34

JOEY RAMONE - (2002) Don't worry about me

JOEY RAMONE - (2002) Don't worry about me

Si hay alguien que a través de toda su trayectoria discográfica podría presumir en la historia del rock de haber puesto granitos de arena en hacer un mundo mejor y una vida más amena y divertida para los suficientes, ese es Jeffry Ross Hyman, alias JOEY RAMONE, o tito Joey en los círculos punkrockeros ramonianos, uno de los más grandes (por altura y por méritos).

Y curiosamente sin embargo, de poca repercursión y de amplio desconocimiento fue su trabajo póstumo en solitario. Hablamos de Don’t worry about me”, un disco donde demostró que él era la verdadera esencia y el alma de los Ramones, donde reinventó con acierto por enésima vez ese exclusivo sonido punk-surfero con aromas sesenteros.

Aunque parezca lo contrario no me considero mitómano más allá de los legados pero hay detalles personales que realmente creo que merecen ser destacados de algunos artistas. Me remito a los hechos y en este caso pienso que hay que tener muchos huevos para saber que vas a palmar próximamente por un cáncer linfático y te pongas a grabar una versión en clave punk-rocker del What a wonderful world de Louis Armstrong, sin ese poso melancólico de la original, convirtiéndolo en un himno vital de optimismo y positividad donde los haya.

Pero en Don’t worry about me hay mucho más (no recuerdo dónde diablos leí hace tiempo que este disco era mediocre, es increíble pero la viña del señor es amplia y variada, y para gustos colores). En él resplandece un puñado de melodías adictivas para eternos adolescentes, como Stop thinking in about it”, “Mr. Punchy (jamás estuvo el más grande de los Ramones tan cerca de The Who), Maria Bartiromo (mi preferida, auténtica excentricidad dedicada a una distinguida de Wall Street que asesoraba en Bolsa y quizás atendiera también en otros menesteres a tito Joey) o Spirit in my house”.




Después mantiene el gas y la energía pero quizás el disco pierde unas gotas de frescura en "Venting (It’s a diferente World today)", “Like a drug i never did before" y Searching for something”, gotas que recupera sobradamente conI got knocked down (bull i’ll get up)", un tema adictivo para canturrear en la ducha o en cualquier situación que se tercie, de los que se han de escuchar con considerable volumen aunque jodan al vecino, y de los que es probable que acaben siendo aceptados y tarareados por cualquier buena madre que comprenda las necesidades de sus hijos.

A continuación, mención expresa para 1969”, eficaz y estupenda versión con la que homenajeaba ese imprescindible obús de los Stooges de Iggy Pop, la fundamental banda de Detroit que tanto influiría también en su sonido a lo largo de su carrera. Finalmente, el temazo que daba título al disco, donde volvía a dar rienda suelta a la esperanza y al optimismo.

En definitiva, un disco de un soñador y de un amante de la música popular, un disco para valorar como realmente se merece el bien más preciado: la vida. Se dice pronto, y se agradece.




Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

34 comentarios :

  1. Ay....me pone tierna y triste verle ahí, me parece mentira que ya no esté. Hace unos días escuché en Radio3 una de las canciones de su último disco, el que acaban de publicar, llamado "Ya know?", y enseguida me quedé pillada. Tenía yo la idea de "no se debe explotar a los muertos", pero fue oirla y me puso las pilar y pensé..." pues qué coño, no está vivo pero su música sí, a disfrutarla!!".

    Hoy es un buen día para disfrutar de ésta...

    http://open.spotify.com/track/7dXC3dqdxX9yAsO8KKx8sW

    Kisses, lovely.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que ponerme con esa versión del "Life a gas" y demás del "Ya know", aunque ya te digo que no soy muy partidario de esos discos que explotan a los muertos pero habrá que oirlo. Kissssses, claro.

      Eliminar
  2. Dices bien, uno de los más grandes por altura y por meritos. Pues mi preferida es Like a drug i never did before, no creo que le falte frescura.

    Disco vital más que algunos de los Ramones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Jordi, yo tengo otras preferidas. Sea como sea, disco vital absoluto.

      Eliminar
  3. Compré el disco justo la semana pasada, una vez más hace los honores a lo que siempre fue y será: punk & rock.
    ¡Grande grandísimo Joey Ramone!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Sergio, grande y grandísimo, un Gulliver del rock.

      Eliminar
  4. Un buen disco, pero yo no iría más allá, a pesar de la emoción que me producen el personaje y su muerte. Mi tema favorito del álbum es la versión de "What A Wonderful World". Y sin ánimo de hacerte la pelota, Johnny, tus textos son cada vez mejores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, está claro, grandmaster Gonzalo que no es una obra maestra absoluta como casi media docena que me vienen ahora a la cabeza de Ramones pero me parece muy buen disco, mejor incluso a mi gusto que algunos con la banda. Se agradece mucho esos elogios, y además de ello me agrada mucho percibir en los comentarios que la lectura no ha sido una ficción. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Mai he escoltat aquest disc, però, com a fan dels Ramones que sóc, segur que m'agradarà. Per cert, l'últim disc que acaben de publicar d'ell està tinguent molt bones critiques, hi ha qui diu que supera a aquest... hi haurà que escoltar-lo a veure.

    Abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Juanvi vull escoltar aquest "Ya know?" encara que com li dic a dalt a Sinco no m'acaben aquells discos que exploten llegats de morts, una cosa són pòstums, però en fi caldrà sentir-lo, que Joey és Joey. Ramones forever i abraçada.

      Eliminar
  6. A Joey le ha pasado lo mismo que a otros grandes que alcanzaron la cima con sus grupos, que luego sus trabajos en solitario queda un poco eclipsados. Yo todas las canciones que he oído me parece que merecen la pena así que de trabajo mediocre nade de nada, Joey se despidió haciendo grandes canciones y no debemos olvidarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Boris, tienes toda la razón, es uno de esos artistas que sus trabajos en solitario son eclipsados por el legado con sus populares bandas. Y este disco no es nada mediocre, es un trabajo muy ameno.

      Eliminar
  7. entre Joey y usted han conseguido convertir lo que iba a ser otro día triste en un día alegre. Abrazos tocayo! y gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto me alegra oir eso, apreciado tocayo Ned, por unos granitos de alegría todo merece más la pena. Abrazo y gracias a tí por comentar.

      Eliminar
  8. hacer una versión del "mundo maravilloso" estando jodido de cáncer es una de las cosas que hacen a joy ramone grande, pero de verdad, mundial, y eterno. por cierto, qué jovencito michael pitt (broadwalk empire) en el vídeo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Observo que te has fijado bien en el video, masterSones Raúl, estás siempre en todos los detalles. Grande, muy grande tito Joey.

      Eliminar
  9. Hey, ¡yo tengo este disco! ¿mediocre? ¡ni de coña! Es el puto Joey Ramone en vida, que en sus últimos dias decidió morír con la botas puestas. Las versiones no pueden ser mejor escogidas, y además dotándolas de un toque muy personal. Un ejemplo para muchos de como afrontar situaciones difíciles y ser consecuente hasta el final con sus ideas. La música lo era todo para él, debemos estarle eternamente agradecidos por todo lo que nos dejó y seguimos disfrutando, en solitario y con los RAMONES.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, querido camarada Karlam, a tito Joey y a los Ramones les tenemos que estar eternamente agradecidos. Murió con las botas puestas, como un héroe. Saludos.

      Eliminar
  10. Es un fantástico disco, vitalista y muy en consonancia con su autor, buena reivindicación Johnny.
    Abrazos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, querido Addison, hay que reinvidicar siempre la vitalidad ramoniana. Abrazo.

      Eliminar
  11. Un músico que no perdió la frescura con el paso de los años...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que pasan los años, Odiealex, y mantiene más frescor que el sabor a flúor tras lavarnos los dientes al despertar.

      Eliminar
  12. Pues para ser un cenutrio (eso sí: uno de mis cenutrios favoritos), el tipo cantaba como los ángeles.

    Y es que esa pedazo de voz, encerrada en una anatomía ajirafada y raquítica, es uno de los más hermosos e innumerables aspectos de la idiosincrasia del universo ramoniano. El aparente anacronismo que suponía realzar música negra de los 50 a 200km/h les convirtió, sin querer, poco menos que en el "avant garde" de la música de los 70... 

    Menos mal que sus minúsculos e hipodesarrollados cerebros sólo daban cabida a la disciplina marcial de ejecutar sin piedad pero con certera precisión una colección maravillosa de tonadillas. De lo contrario, las ínfulas les hubieran echado a perder.

    Entender de qué va el Rock'n'Roll es para simples como los Ramones y como yo. Los intelectuales, como Luis Cobos, seguro que miccionan esencias corporales que a mi, sinceramente, me huelen a meao reseco... Pero ya se sabe que no esta hecha la miel para la boca del asno. Me quedo con el forraje ramoniano, pues. 

    Benditos Ramones, bendito Jeffrey...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don McClure, es Vd. un prehistórico de España, de los que quedan pocos, es una afirmación con la que me muestro categórico desde hace mucho tiempo y de la que me reafirmo y reafirmo sin césar. Sus aseveraciones acerca de los 200 km/h y la disciplina marcial de ejecutar sin piedad me llegan al alma. Entre tanta afirmación y reafirmación aquí llega mi confirmación: huelo sin césar a meao reseco, bendito sea por siempre y por los siglos de los siglos el señor Jeffry Ross Hyman. Amén.

      Eliminar
  13. Un trabajo póstumo memorable; nos dejó claro que era un tipo con verdadero talento. Ese "Don't Worry..." suena con una emotividad y sinceridad difícil de encontrar en los últimos trabajos de la banda. Temas muy especiales como "1969" que se convertirán por derecho en clásicos del rock con el tiempo. Es emocionante volver a escucharlo; bonito homenaje Johnny...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho Antonio, que te haya gustado este homenaje al más grande de los Ramones. Es verdad, esa emotividad y sinceridad quizás no se percibiría tanto sin el fatal desenlace. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Ostias, no tenia ni idea de que hizo carrera en solitario.. pero ese me lo apunto desde ya!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apunta, querida Blondy, apuesto que te gustará.

      Eliminar
  15. Estoy con Gonzalo, muy currado este texto. Desconozco este álbum, con el que me pondré en breve, pero lo que oigo me gusta como no.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, brother Savoy, respecto a lo del texto. El disco intuyo que te puede gustar mucho. Recibe brazzzzzzos.

      Eliminar
  16. No extrañas su voz, Johnny?
    Es decir, qué duro no volver a escuchar canciones nuevas, y qué extraño escuchar lo que dejó grabado sabiendo que este tipo ya no está ahí!
    Tienes razón, nunca habia mirado que grabar algo como "It´s a wonderful world" de esa manera, y con las horas contadas, requiere tener dos toneladas de huevos...
    Cheers!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría, my cosmic brother Scott, pero qué fuerte, en los últimos tiempos apareces cuando estoy a punto de irme de vacaciones. Me alegra mucho muchísimo saber de tí, aunque ya me contaste que todo iba bien. Tío, Joey tenía dos pelotas que pesaban y pesarán dos toneladas como mínimo en la historia del rock, uno de los más grandes, claro. Se te aprecia mucho por aquí, y lo sabes. Muchos cheers!!!!

      Eliminar
  17. en mi opinion es un gran disco..no creo ke nadie pueda hacerlo estando en las situacion ke estaba joey..mi tema favorito "Searching For Something" y "Igot Knoked"..Grande Joey en creedor hasta el final..!

    ResponderEliminar

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER