27

THE CYNICS - Rock 'n' roll (1989)

THE CYNICS - Rock 'n' roll (1989)

Si las cosas no fueran como son y el garage no hubiese sido un estilo de culto marginado y menospreciado frecuentemente desde tiempos remotos a pesar de lo cavernícola y saludable que es y a pesar del equilibrio que proporciona a las fuerzas omnipresentes del rock, es más que posible que en todos los rincones de la historia figurara en un altar Rock ‘n’ roll”, la última gran obra maestra ochentera dentro de lo que fue la década dorada de revival garagero en la que se perpetuaron nombres inmortales como The Fuzztones, The Nomads, The Creeps, The Chesterfield Kings, The Lyres,… y THE CYNICS (y no cito a torreones gigantescos como The Cramps o The Fleshtones porque creo que estos dos comían también de otros suculentos manjares). 

Amplificadores al máximo, distorsión y guitarras afiladas, convulsas bases rítmicas, hirientes sonidos de armónica y órganos psico-cósmicos. Todo ello es lo que ofrecen los rabiosos y ‘guarrenergéticos’ catorce cortes con sabor a mugre y tabaco de Rock ‘n’ roll”. En él se condensan los instintos más básicos y una de las mejores emisiones de berridos, aullidos y alaridos de la historia del rock (en primer lugar siempre las que realizaron The Sonics en los sesenta, claro).

Teniendo en cuenta esa mencionada expulsión de sonidos, se podría realizar un análisis más particularizado y  más rigurosamente científico de esta obra. Por ejemplo empieza conBaby what’s wrong? donde el alarido que suena es “wahhhhhhh”. Sin embargo, si nos fijamos en el sonido onomatopéyico de Way it’s gonna be, éste resulta más corto y como más convincente. Más o menos sería “waaahh”, abriendo paso para que entre con fuerza el órgano. 

Habría que tener en cuenta por otra parte que en la versión de los Mystic Eyes, el objetivo de los berridos es darle relevancia al estribillo de Girl you’re on my mindmientras que enGet my wayel rugido se alarga en el tiempo como “waaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhh” en una especie de examen de las cuerdas vocales, unas cuerdas que responden a la perfección en Tears are coming”, qué maravilla, el tema estrella para el que suscribe de este disco.




Después una descarga eléctrica con peligro de lesiones auditivas como Business an usual cede paso a Cry cry cry”, versión donde los Cynics demuestran su aprecio por los clásicos del género, en este caso de unos desconocidos garageros sixties llamados Unreleated Segments, y en donde el berrido vuelve a ser descomunal, aparentando emanar de las mismísimas cavernas del infierno con ese “wahahahahahahahahahhhhhhhhhhhhhhh”. Pero no hay respiro, de forma más seca se oye después un ”wwwaaahhh” en You got the love.

A partir de Close to me”, “Different worldsyNow i’m alonese percibe un leve cambio y los Cynics simulan ser buenos chicos hasta que otro zarpazo de rock ‘n’ roll de caverna con armónica incluida estalla en What you get. Acto seguido, sin contemplaciones rescatan otra barbaridad sónica sixtie, esta vez Last time around de unos garageros de Chicago llamados The Del-Vetts. Finalmente la cosa se relaja algo y la sesión de Rock ‘n’ roll finaliza con un temazo como The Room.

Estos chicos lo habían conseguido, las cuerdas vocales y los amplificadores habían superado una difícil prueba y Rock ‘n’ rollse inmortalizaría como la última magna obra garagera de los ochenta, para gozar del Neolítico o del Paleolítico si los habitantes de esas etapas de la Prehistoria hubiesen dispuesto de los instrumentos de The Cynics. Se dice pronto.




Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

27 comentarios :

  1. Bueno, ya nos vamos conociendo mucho. Por supuesto que adoro este disco, lo reseñé hace bien poco. Pero tu entrada es gloriosa, mejor dicho, ¡gloriooooooooooosa! Te diré que, encima, estoy ahora mismo escuchando a los Nomdas, así que todo en su sitio.

    Abrazos, Johnny.

    ResponderEliminar
  2. Oído al parche, como dice arriba Arostegui como minimo es glorioso este articulo. No conozco mucho este disco aunque siempre se habló de él y voy a subsanarlo, continuo sin recordar la cancion de ellos que me gustaba. Que buenos los temas de los videos y el gargage en general, me apasionaban Fuzztones, Nomads, Cramps y Fleshtones.

    Todavia no puedo confirmar si podré asistir el domingo pero me gustaría. Dales caña.

    ResponderEliminar
  3. Una de mis lagunas discográficas...y eso que no dejo de leer magníficas reseñas como la tuya o la de Gonzalo.
    Tengo que ponerle remedio, un saludo!!!

    ResponderEliminar
  4. Estoy empezando a descubrir esta música,nunca es tarde si la dicha es buena, gracias al programa de Radio 3 El Sótano, el cual recomiendo a todos
    Si queréis disfrutar un acústico de los The Cynics pasaros por su página web http://www.rtve.es/alacarta/audios/el-sotano.
    A pasarlo bien en el concierto y regenerar neuronas con los Cynics, que falta nos hace a todos
    Espero crónica del evento
    Molts besets

    ResponderEliminar
  5. Hola Johnny, no estoy para mucho Garage, digamos que ahora mismo no sería el alma de la fiesta si es que alguna vez lo fui, que lo dudo. Te acabo de enviar un correo, cuidaté!

    ResponderEliminar
  6. Ni idea del grupo. Claro que no es el estilo que más me guste. Pero siempre es interesante aprender algo nuevo.

    ResponderEliminar
  7. el garage siempre fue el hermano bastardo del rnr, o quizas el autentico rock and roll, pero acelerado y vitaminado, semilla del punk y todo lo que se ponga por delante. A pesar de que Cynics no son mi banda favorita del genero, the chesterfield kings y sobre todo The sonics son mis bandas de cabeceras, he disfrutado de este disco en su plenitud, como de su discografia

    ResponderEliminar
  8. Leí hace dos o tres meses una estrada de Gonzalo sobre este mismo disco y me prometí darle una oida, pero no ha sido así, ahora vuelvo a leer maravillas del disco y de los tíos que lo facturaron, haber si a la segunda sabia opinión espabilo.
    Abrazo y buen fien de semana.

    ResponderEliminar
  9. Coincido, un gran artículo. Yo me crié oyendo (aparte de Beatles, R. Stones, Dylan y otros monstruos) y también oyendo garaje del tipo de Music Machine (maravilloso Talk Talk= www.youtube.com/watch?v=jJR_KGZO4U0) igual me pasó con el mod, oyendo de primera mano a Who, Small Faces etc... por eso, esto del "revival" me pilla de "segunda mano". Lo que pasa es que hay revival y revival. Con The Cynics parece que estás de nuevo oyendo a un grupo de los 60, lo sienten de verdad, no como un "disfraz". No de todos se puede decir lo mismo.

    Saludosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  10. José Fernández2 de junio de 2012, 9:26

    Discarral. Y para variar, sonido de lujo en un disco garajeiro. Si lo tuyo es el High Energy o el hard y quieres probar con el garaje, este es el disco.

    ResponderEliminar
  11. He de reconocer que no tienes competidor posible cuando tratas terrenos pantanosos del garage y del punk. Te felicito por este artículo, coleguilla de la ribera.

    Este disco es una obra maestra, pero donde se pongan los de Fuzztones y Creeps que se quiten los demás.

    Mister G.

    ResponderEliminar
  12. Leyéndote solo pienso en todo lo que me queda aún por escuchar. No conozco nada de garage pero me apunto el varios grupos que has citado. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Debo meterme con este grupo ipso-facto, ya me avisó Gonzalo de su calidad.

    Brazzzos.

    ResponderEliminar
  14. Johnny este disco es acojonante de bueno, hay muchos, pero a este nadie le quita su sitio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Al 100% de acuerdo contigo; sin duda uno de los discos imprescindibles de la historia del rock y uno de los cinco mejores dentro del garage junto a "Roman Gods" de los Fleshtones; Here are The Sonics, de los Sonics; el primer disco de The Seeds y Here are the Chesterfield Kings, de los mismos. Increíble que en los 80's se hiciera mucha de esta múisca.

    ResponderEliminar
  16. @ Gonzalo, Jordi Micó, Jose Fernández, Mister G, Chupi, me alegra que os haya gustado, unidos por el garage nunca seremos vencidos. Abrazos.

    @ Agente Cooper, Odiealex, Addison de Witt, Blondy, Savoy Truffle, Freaky Boy Hood, darle caña a este disco de los Cynics que junto a otros del garage ochentero es uno de los fundamentales de la vida. Saludos.

    @ Nortwinds, si tuviera que escoger después de los Sonics, my friend, yo situaría en primer lugar a The Creeps de los citados en el texto. El hermano bastardo del rock&roll es muy auténtico, dí que sí.

    @ Noelia, gracias por el enlace, querida. No haré una crónica porque más o menos sería repetir todo lo que se refleja en el texto de este post. Ayer se vivió una jornada rocanrolera mágica. Los que pudimos verlos en la sala El Loco disfrutamos muchísimo, lo pasamos muy bien además con la compañía. Besets.

    @ Ned Henry, bueno, querido tocayo, el garage debe encontrar los momentos adecuados. Gracias por ese correo y su contenido. Un abrazo.

    @ Babelain, comparto contigo eso de que hay revival y revival, personalmente creo que hubieron varios discos de los 80 que incluso los prefiero a las obras maestra del garage sixtie como pueden ser el “Enjoy the Creeps” o el “Lysergic emanations”, y como bandas de repoker revival las que cito en el texto, pero está claro, el garage sesentero era la caña de las cañas. Por cierto, me has pillado con Music Machine, qué bueeeeno. Me pongo al día ya a solucionar mi ignorancia, agradecido ando. Abrazossssss.

    @ AntonioR, vaya joyitas nombras, te añado más fundamentales para mí que se me ocurren ahora. De los 80, el "On fyre" de Lyres, "Enjoy the creeps" de The Creeps, el "Outburst" de The Nomads, "Lysergic emanations" de The Fuzztones. Y de los 60 el "Little bit o'soul" de The Music Explosion, el primero de The Pretty Things, "Psychotic reaction" de Count Five, el homónimo de The Remains o el "Take a heart" de The Sorrows,...

    Se agradecen los comentarios. Abrazos múltiples.

    ResponderEliminar
  17. estoy contigo, no entiendo el garage como género menor, el sonido maquetero, el aparente amateurismo instrumental y vocal, no pulcro, no virtuoso, eso es jodidísimo de hacer bien! los cabeza de cartel que enumeras y estos cínicos geniales lo bordan, desde luego. bien por la reinvindicación!

    ResponderEliminar
  18. reivindicación! (me sobró una "n")

    ResponderEliminar
  19. Así es, masterSones Raúl, es inexplicable que el garage no goce de mayor reconocimiento. Reivindicado sin esa 'n' queda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Brutal lo de The Cynics en El Loco, incombustibles. Muy buen sonido, gran ambiente (y mejor compañía) pese a ser un bolo dominical, con los temas cayendo uno tras otro dando, apenas con unos segundos de tregua para el personal entre canción y canción. Kastelic, enfundado en una camiseta de Los Glurps (teloneros anoche), parecía una reencarnación de Marc Bolan, aunque eso sí, cambiando la guitarra por pandereta y armónica, todo bien aderezado con alaridos y rugidos varios (dando fiabilidad "in situ" al extenso estudio del album "Rock 'n' roll" que el master woodyjaggeriano suscribe en esta entrada). El resto de la banda, engrasados a más no poder, inapelables... todo teñido por una magistral capa de fuzz, como mandan los cánones.

    Como anécdota final, te dejo por aquí el himno garajero "99th Floor" (The Moving Sidewalks) que anoche sonó adaptado al castellano por Los Glurps, una grata sorpresa. El tema de marras ha sido adaptado a lo largo de los años por bestias pardas del garage como Chesterfield Kings o The Fuzztones, aunque es curioso que uno de los que lo pariera en los '60 fuese un joven Billy Gibbons (ZZ Top), cuando aún se estaba dejando crecer las barbuzas.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice el Teniente Farelli, muy grande. Ahí estamos, Perrín, eso es una crónica acertada. Tan solo añadiría que anoche me reí como un cosaco, entre excesos y El Rey en plan espectáculo desde un principio colegueando con Kastelic, en las miradas de ambos se notaban perturbaciones varias. Anoto eso de los Moving Sidewalks, joer, me estáis pillando, truhanes, anoto, anoto y abrazos.

      Eliminar
    2. Gracias a vosotros, faltaría más. El tema de los Moving Sidewalks es una joya, no me esperaba escuchar algo así en el bolo. Y sí, llevas razón, hubo también un componente "lúdico" más que patente en la velada (desde el minuto uno), pero me he ceñido más al aspecto musical, que también lo hubo bueno y de sobra. Gran noche, señores.

      Eliminar
    3. Y que lo digas, Perrín, gran noche ludico-rockera a todos los efectos.

      Eliminar
    4. Si señores gran noche, para mi gusto sobro un poco de cerveza y falto más sexo. ¿ Coño, o lo hubo?. jajajaj. Grandes señores, grandes y Señoras.

      Eliminar
    5. A mí me sobró una cerveza. Dónde hubo sexo, dónde, dónde? Teniente Farelli, a sus órdenes.

      Eliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER