28

JOHN MAYALL - The turning point (1969)

JOHN MAYALL - The turning point (1969)

Si hay un estilo musical del que me resulta dificilísimo concebir la falta de aprecio ese es el blues. Si hay un bluesman blanquito europeo por el que siempre he sentido admiración de su legado bluesero, ese es el británico JOHN MAYALL. Muchos son los trabajos de su amplia discografía a los que creo se debería dar más reconocimiento. De los que conozco mis preferidos siempre han sido el “Blues breakers with Eric Clapton” del 66, el “Thru the years” del 69 y muy especialmente el que nos ocupa.

Lo mejor de Mr.Mayall a mi juicio es que fue más allá de posibles limitaciones de un estilo que parecía encorsetado y abrió nuevas vías de exploración sin traicionar el espíritu del mismo. 

Sin batería, en plan primitiva jam-session de antigua taberna con olor a tabaco, sabor a buen whisky de malta y repleta de improvisación con guitarra, saxo, flauta, armónica y algún extravagante elemento percusivo, The turning pointtiene un buen puñado de matices psicodélicos y jazzísticos, y es sin lugar a dudas uno de mis discos en directo preferidos de la historia del rock. 

Nos podemos quitar el sombrero una y otra vez ante The laws must change”, “Saw mill gulch road”, “I’m gonna fight for you J.B.”, “So hard to share”, “California o “Thoughts about Roxanne, pero creo que dentro del blues no tiene rival un hiper-ultra-mega-temazo como Room to move”.




Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

28 comentarios :

  1. mi padre es fan, y yo también, por inoculación, en mi opinión es uno de los bluesman más honestos, más consecuentes, una vaca sagrada del rock blanco, por extensión, un imprescindible. seguro que el amigo divago se derrite con el "room to roof", y quién no? a mi "ready to ride", por otro lado, me parece uno de los blues más increíbles de todos los tiempos, maravilloso.

    ResponderEliminar
  2. No sé porqué pensaba que era americano, un británico tocando la armónica de esa manera se me hacía raro. Poco conocido pero enorme.

    Mister G

    ResponderEliminar
  3. Que me perdone Johnny Winter, pero Mayall ha sido siempre mi debilidad, y este disco es muy grande, fue de mis primeros de John y sigue siendo de mis favoritos!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Increible el honorabilísimo Mayall, a mi siempre me ha gustado un montón y precisamente con este disco lo descubrí, casi nada!
    En mi blog colgé el mes pasado un tema del Sr. Mayall " Demons in the Night" que también mola un montón, aunque es de reconocer que "Rom To Move" es grande, grande y puro

    ResponderEliminar
  5. Buenísima canción,energética y refrescante!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Ahora mismo estoy dudando de si lo he visto en directo o no, creo recordar un concierto en el auditorio de Sevilla cuando era una pipiola... Pero he buscado en google y no encuentro nada, no sé si me lo estoy inventando o confundo a yonoséquién con John Mayall. ¿Mick Taylor? Le voy a preguntar al Carrascus, que ya estoy rayada. Sólo tengo el Bluesbreakers, Johnny, pero me gusta, así que apunto los deberes con gusto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. A mi es que el disco con Blues breakers+Clapton me vuelve loco, pero este es un discarro apasionante, sincer y directo.
    Gran reivindicación, yo le vi por primera y única vez hace año y pico y flipé.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Siempre asociamos más este estilo a la música americana pero en Europa también tenemos gente que sabe hacer grandes trabajos

    ResponderEliminar
  9. Este disco es una obra maestra, punto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. CUanto tiempo sin pasarme por esta descomunal web. Como siempre, mantenido el tipo, amigo. Saludos y a seguir dando caña

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Oh, JOhnny!!..adoro a John Mayal. En casa tengo unos discos de los años 60 que me regaló un tío mío de Madrid, q tiene casi 75 años y aún lleva tupé (verídico). Aprendí mucho de buena música con él (mi tío) y también con Mayal (debe ser tío de alguien tb, digo yo...).

    Kissesssssssssssssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. @ Raúl, Tsi-na-pah, también para mí siempre ha sido una debilidad, por honestidad y por calidad.

    @ Mister G, Boris, podríamos decir en este caso que es de la distinguida aristocracia británica.

    @ Maurici, yo descubrí al honorabilísimo con el “Thru the years”, quizás por eso le tengo a ese disco también un cariño especial aunque no sea muy conocido.

    @ Flordeloto, Silvo, Freaky, cualquier calificativo positivo se podría aplicar a este disco y especialmente al “Room to move”.

    @ Lu, pregúntale, querida, al Carrascus. Que yo sepa Taylor tocó con Mayall y los BluesBreakers pero mucho antes de que tú nacieras. Sabes, a Mayall lo conocí en persona de forma extra-musical casual en una de esas movidas curiosas por azar que a veces pasan en la vida. Apunta esto bien que es todo un clásico y fijo que sale en el examen de final de carrera. Besos.

    @ Addison, es curioso, Clapton en solitario no me dice mucho y sin embargo con otros como por ejemplo el disco con Bluesbreakers me atrapa también. Un crack en directo el tito Mayall. Abrazos.

    @ Carlos, me alegra volver a leerte, sería un placer que te prodigaras más, master, por supuesto. Un abrazo.

    @ Sinco, oh my dear, un tupé a los 75 es fantástico. Me alegra que te guste Mayall, para mí es una amplia debilidad en el blues. Que sean 24 kisssses en base a los signos de admiración (si no me falla la vista el recuento).

    Se agradecen los comentarios. Abrazos múltiples.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según la Carrascupedia, efectivamente lo vi el 14 de julio de 1994 en el Auditorio de Sevilla. Mi recuerdo es vaguísimo, pero oye, ahí estaba John Mayall en su nebulosa.

      Eliminar
    2. Por lo menos, querida Lu ha servido para devolver a la memoria esa nebulosa con Mayall. Besos.

      Eliminar
  13. Tal y como dije en su ocasión cuando escribí un post sobre este disco, es sin duda uno de los álbumes más decisivos del 69 y una aportación muy valiosa al movimiento vanguardista.

    Escogí el mismo tema que tú, cosa que me agrada enormemente.

    Un abrazo, master!

    ResponderEliminar
  14. Pedazo de disco Johnny, yo tengo ya el vinilo gastadillo pero tengo que hacerme con el CD.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Se me pasó este artículo. Para mi fue un de los mejores discos de J. Mayall. En mi lista particular de aquellos años, estuvo en los primeros lugares durante mucho tiempo junto con el USA Union (este último es mi preferido de Mayall)

    Saludossssssssssssss

    ResponderEliminar
  16. El viejo y querido Mayall tras la abrupta partida de Mick Taylor hacia las ordas satanicas en plan
    "Let it bleed" se las ingenio para reagrupar como pudo los Bluesbreakers y este directo en el Fillmore es fiel prueba de la capacidad de este bluesman ingles y que lo ha llevado a peregrinar por esta musica por medio siglo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Evánder, ya te digo, my masterfriend, a mí me parece un clásico imprescindible del blues. Abrazo.

    Chupi, es un disco que nunca viene mal retomarlo, en mi caso tiene un puesto preferencial desde hace muchos años. Abrazo.

    Babelain, pues no conozco ese USA Union, es que tiene tantos y tan buenos el amigo Mayall que me pierdo. Voy a remediarlo porque con tus gustos acertarás en los míos. Abrazosssss.

    Luther Blues, es verdad, my friend de los mares, sin Mick Taylor retomó perfectamente el asunto y se convirtió en un gran clásico. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Siempre he pensado que "eso de tener una canción, o un disco favorito" es una chorrada, porque a uno le cambian los gustos con los años...

    Pero también creo que el jodío de mi padre, con tanto poner el Room To Move en el Seat 124 con matrícula del Sahara Español, consiguió que la tonadilla superara la barrera hematoencefálica de mi subdesarrollado cerebro dejando un poso que ya nunca me abandona.

    Por favor, PLAY A TOPE DE VOLUMEN Y MUERANSE DE GUSTO CON EL SOLO-SOLAZO DE ARMONICA DE JUAN MAYOTODO

    ResponderEliminar
  19. Joer, Mr.McClure, John Mayall con un Seat 124 debió dejar secuelas importantes. En el Supermirafiori de mi viejo lo máximo eran los Platters y Tom Jones.

    ResponderEliminar
  20. Oh Johnny, aquellos vehículos si que eran berlinas de altas prestaciones. Duraban años, lustros, décadas... Eran duros como las piedras del riñón de Juanito Ollarzabal, y con ellos se podía haber efectuado con éxito el desembarco de Normandía.

    Imaginate a las tropas aliadas penetrando en la France con John Mayall en el Sanyo... Uff, ni Coronel Kilgore y la carga de sus valquirias supera la piel de ganso que se me esta poniendo en mi pernil.

    ResponderEliminar
  21. Oh, Troy McClure, espero contarte algún día birra en mano cuando a poco de sacarme el carnet de conducir le birlé el seat al viejo, abrí la puerta sin mirar en una noche intensa y se la llevó por delante otro vehículo. No pudo resistir la embestida.

    ResponderEliminar
  22. El álbum que hizo con Peter Green también es muy bueno, este tío tiene un talento incomparable

    ResponderEliminar
  23. Tomo nota, Erick, no lo controlo, y todo lo que he escuchado de Mayall me ha parecido muy interesante. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  24. Joooooder, JJ, me descojono aquí sólo en la oficina!!! Si no es por John Mayall, no nos enteramos!!!

    Qué gran experiencia. En ese momento seguro que pensaste "Tierra trágame", pero a día de hoy me parece una batallita digna de contar, birra en mano, a tus vástagos...

    Johnny, creo que hablo en nombre de todos cuando digo: "QUEREMOS UN POST DE CÓMO UN SEAT SE QUEDA MANCO CUANDO LO CONDUCE JOHNNY"

    ResponderEliminar
  25. Fue brutal, mr.McClure. Lo de "tierra trágame" lo pensé más a la mañana siguiente cuando desde el lecho de la habitación escuchaba al viejo emitir alaridos y a mi madre interponiéndose para no recibir un definitivo porrazo. Algún día escribiré anécdotas del Supermirafiori, las tengo de muchos colores.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER