28

THE JESUS & MARY CHAIN - (1987) Happy when it rains (12')

Disco JESUS & MARY CHAIN - Happy when it rains

1. Happy When It Rains (Long Version)
2. Everything's Alright When You're Down
3. Happy Place
4. F. Hole

Jim Reid (vocals, guitar), William Reid (guitar, vocals), Douglas Hart (bass), John Moore (drums, rhythm guitar)

Aunque llueva o el cielo se encuentre encapotado, ya va siendo hora de que nos enfundemos las gafas de sol y reivindiquemos una vez más a THE JESUS AND MARY CHAIN, que falta nos hace en estos extraños tiempos que nos toca vivir, y así de paso también evitaremos un exceso de radiaciones ultravioletas.

Después de aquel escarceo de feedback titulado "Psychocandy" con el que se revolucionaron los cimientos del rock, un nuevo eslabón de esta cadena nos transportaba hacia tierras oscuras donde resultaba infalible aquella moderna reinvención del sonido velvetiano y muy especialmente de los ecos sesenteros californianos de los Beach Boys.

En circunstancias normales de valoración musical objetiva, el primer single del álbum "Darklands" titulado "Happy when it rains" debería haber sido una de las canciones del verano del 87 por su caracter innovador en aquellos momentos. No lo fue porque las excentricidades siempre triunfan en el mundillo musical y aquel verano fue, entre otras extravagancias, el verano del "Boys" de Sabrina (y de sus inolvidables castañas pectorales). Después, con el paso de los tiempos, ¿a quién coño se le ocurriría incrustarse un tapón auditivo y generar cierto rumor infundado de que en la década de los ochenta todo fue insustancial, vacío y superficial cuando la realidad es bastante distinta y el listado de bandas que marcarían las pautas musicales del futuro en casi todos los estilos es extensísimo? Lo que si que quedó claro es que a posteriori, le pese a quien le pese, y aunque no lo reconozcan ni sus propios deudores, ese latigazo de pop ruidoso de los Jesus & Mary Chain se convertiría en el molde donde se mirarían al espejo multitud de sonidos y de bandas que inevitablemente tenían que llegar.

Entre los otros temas que se incluyeron en este doce pulgadas destacan ese otro azote de ruido melódico llamado "Everything's alright when you're down" y ese ejercicio de onanismo portentoso titulado "Happy place", cercano al utópico estado de bienestar absoluto.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

28 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo y por eso apoyo a Jesus and mary chain,otra de las buenas bandas imprescindibles para entender la actualidad.Aquella epoca fue otra que poco tiene que ver con la actual.
    Un saludo,Voro.

    ResponderEliminar
  2. pues otro que suscribe, noise pop, shoegazing y demás actitudes ruidosas-nebulosas tienen su punto de partida en estos señores, ni más ni menos. fudamentalísimos.

    ResponderEliminar
  3. Mira que te sales cuando te gusta algo. Llevaba tiempo sin pasar por aqui, el trabajo me absorbe (soy de los pocos españoles que han pasado del paro al trabajo en los ultimos meses), pero ha sido un placer escuchar sobre todo Happy place, lo tenia en el disco de caras b. Y tambien leer lo de Sabrina Salermo que por cierto no se la calzó Berlusconi, algo extraño. Que buenos eran estos cabrones de J&MC. Salud para todos.

    ResponderEliminar
  4. Uauu qué maravilla, The Jesus & Mary Chain nunca serán lo suficientemente reivindicados. Para mí desde luego supuso uno de los descubrimientos más felices de la década. Grandes, grandísimos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Banda para recordar y dejarnos de ostial, buenos muy buenos
    El never understand siempre me ha encantado

    ResponderEliminar
  6. No los conocía pero tienen un sonido muy peculiar y atrayente sin duda!!

    ResponderEliminar
  7. Sabias palabras las tuyas, si que es verdad que los ochenta no le sentaron bien a algunos dinosaurios del rock como Neil Young y Bob Dylan. Pero por lo demás, si tenías una mente inquieta o un primo como el que yo tenía, maravillas había por doquier. Lo que hay que hacer es esto mismo, sacar todas estas maravillas del trastero. (¡¿Y Joy Division?! también grandes influencias de los ochenta, y The Cure, y tantos otros......)
    Salut company!!!!

    ResponderEliminar
  8. Hubo una epoca ,que solia escucharlos muchos juntoa Sonic Youth y los Pixies! que tiempos! De lo mejor de aquella epoca sin duda.
    un abrazo
    Tsi/Jesse

    ResponderEliminar
  9. Hay que reivindicar a esta banda, si señor. Yo también discrepo totalmente con los que dicen que en los 80 todo apestaba, algunas de las bandas de mi vida salieron en esa encantadora decada.

    Salutacions des de la terreta!

    ResponderEliminar
  10. Aquello eran veranos y no lo de ahora, con los Jesus y con los melones de Sabrina, y con gafas de sol hasta para dormir. Ala, força al canut que me voy a dormir sin gafas de sol.

    ResponderEliminar
  11. Joder, pues no ha sonado veces este disco en el radiocassette de mi Renault Supercinco (que Enzo Ferrari tenga en su gloria).
    Al menos en los 80 todavía no existía O.T. ni Big Brother (lo pongo en inglis porque me da verguenza hasta escribirlo). Jose Luis Fradejas era hortera pero no tanto como lo citado anteriormente. ¿O no?

    Un saludo,
    beblack.

    P.D.: La visión del pezón de Sabrina en Aplauso (creo) será recordada por siempre, igual que nos acordamos de dónde estábamos cuando el hombre llegó a la Luna, o el 23-F.

    ResponderEliminar
  12. Joder no sabía lo de la guerra entre los JAMC y las tetas de Sabrina jajaja. Tremenda cara A y enorme cara B que es Happy place!!

    ResponderEliminar
  13. La reconostiofana otra vez!!!!!

    Son la ostia. Yo tengo el Psicocandy y me parece un disco versatil, profundo, donde las melodías conviven en paz con las distorsiones de guitarra.
    Esa música tan bien hilvanada...

    Beso tete

    ResponderEliminar
  14. Totlamente de acuerdo con tu análisis sobre la música de los 80 y la influencia de Jesus & Mary chain.

    Un abrazo, jefe!

    ResponderEliminar
  15. un grupo importante asi que es justo revindicarlos.
    por otra parte me parece patetico que sabrina tuviese más éxito que esto, nunca el fisico vendio tanto porque musicalmente ni comparación

    ResponderEliminar
  16. ¡Madre mía! cuánto tiempo sin escuchar a los Jesus... eran muy tocapelotas, el nombre ya lo decía todo...

    Madre mía jajaja, Woody, qué viejuna soy!!

    Besicos

    ResponderEliminar
  17. Claro que los 80 fueron la hostia para quien sabía buscar música. De hecho me pillas escuchando Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me de The Cure. Brutal doble LP.

    El segundo disco de Jesus & The Mary Chain me gusta en el fondo más que Psychocandy. Psychocandy es rompedor, pero los temas BUENOS BUENOS para mí son relativamente pocos.

    ResponderEliminar
  18. Es verdad, es extraño lo de la cadena de Jesus y Maria. Fueron lo más, todo Cristo hablaba de ellos y qué poco se les reconoce con los años.

    Rafeta, eres un pringao, no querías curro pues curra, pringao. A ti lo que te gustaría es ser Berlusconi que no da palo al agua en el curro y siempre está de saraos con belladonas.

    Vamos, campeones, siempre adelante.

    ResponderEliminar
  19. Das en el clavo, como de costumbre. Puede que alguna vez en aquellos tiempos estuviera escuchando a los JMC mientras mi imaginación solo pensaba en las tetas de Sabrina.

    Un abrazo de Pep.

    ResponderEliminar
  20. Aquel fue le año de los pechos y yo me quede en eso...la Sabrina, la Samantha Fox.....las hormonas! Pero, menos mal que el maestro del blog me tira de las orejas y hace que escuche maravillas como estas...de castigo me autoimpongo copiar cien veces " No siempre detrás de dos buenos pechos hay buena música"

    ResponderEliminar
  21. Nunca es tarde para reescuchar la música. Y es que desde cierta quedada y una Picasso, ahora mi cabeza va necesitada de melodías, de los 80, 70, 60, 50, 90, 00, y ...10.
    Con o sin gafas de sol, pura esencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. pues si, en los 90 me empape de ellos muchisimo, junto a stone roses, sonic youth y bandas de aqui como parkinson dc y el inquilino comunista

    saludos

    ResponderEliminar
  23. @ Voro, Raul, Lou Rambler, 4 strongs winds and 7 seas, Pacorro, Victor, Belén, Vinti: imprescindibles, fundamentalísimos, grandísimos, enormes, muy tocapelotas, pura esencia, qué tiempos.

    @ Rafeta, Jordi: si os soy sincero, desconozco los amoríos concretos y secretos de Berlusconi.

    @ Sergi: el "Never Understand" era un artefacto demoledor.

    @ Monik: buena descripción siendo la primera vez que los escuchas.

    @ Txals, Juanvi, Beblack, Evander, Boris, Pep: ahí están las claves, amigos. Desde los 70, la mayoría de los dinosaurios estaban en las redes de grandes discográficas exclusivamente hambrientas de dinero sin casi capacidad de maniobra, se pusieron de moda las producciones ampulosas y casi todo era regido por las listas de éxitos. El punk no solo aportó actitud sino también un nuevo concepto rupturista respecto a las prepotentes multinacionales. Ello provocó la aparición paralela de las primeras discográficas independientes, ahí se generó el verdadero espíritu del indiepop, término bastante mal usado posteriormente, y aquello fue un boom renovador que mucho aficionado del rock parece no valorarlo en su justa medida a través del tiempo. Desde esa vía, dudo que haya existido otra década más prolífica y con bandas más determinantes e influyentes en diferentes estilos. Fue una situación de connotaciones similares a lo que está pasando ahora con el boom globalizador de Internet. Y como dice el Reverendo Beblack, particularmente prefiero Jose Luis Fradejas, Nacho Dogan o el pezón de Sabrina en Aplauso que todo el horterismo de Operación Triunfo o Gran Hermano.

    @ Nuria, Eufoniaelectrica: el "Psychocandy" fue un disco único, de una valentía arrasadora sin igual, pero muy duro auditivamente en el tiempo. Prefiero el "Darklands" y el "Automatic".

    @ Chapulin: jajajajajaja, me descojono total, no te autofustigues porque tiran más dos tetas que dos carretas.

    @ Nortwinds: grandes referencias para entender los progresivos cambios musicales en el tiempo.

    Abrazos múltiples y gracias por participar con vuestros saludables comentarios.

    ResponderEliminar
  24. Me he puesto al día. Coincidimos en gustos. Jesus and Mary Chain grupo de cabecera. Los pondré en cuanto llegue a casa. Wedding Present. Maravillosos ochenta. Kinks, palabras mayores. "Doce hombres sin piedad" Hace varios años que la vi pero es inolvidable. Me hubiera gustado ver el montaje teatral. Eso sí, lo que me ha gustado más ha sido el concierto de los Cramps. No conocía la historieta. Vaya fenómenos. Ya me gustaría presenciar algo así. Un abrazo y una vez más, gran material, gran blog.

    ResponderEliminar
  25. Entre la lectura de tu post,la escucha de los vídeos,leer también a los compañeros que ya comentaron...he tenido una regresión,bendita regresión en días de tiempos tan extraños...Me sonreía cuando he visto que Tsi y Nortwinds coinciden conmigo en los SonicYouth paralelos a TJAMC...y cuánto que no escuchaba el nombre de Inquilino Comunista...Bigger,siento que siendo little me hago mayor...pero no importa,al menos cuento con el recuerdo intenso de un pasado que ahora además es compartido...y como dice la teta...es la hostia!
    Achuchones!!! Happy when it rains...Nowhere without sunglasses jaaaaaaaaajajaa

    ResponderEliminar
  26. @ Atalanta: cierto, por lo que veo te has puesto al día, apreciado dagal.

    @ India: pues claro, hacerse mayor es un premio, permite estar vivo y valorar el presente, pasado y futuro. Chuches.

    ResponderEliminar
  27. Mañana me los llevo en el coche, con más tiempo volveré por aquí, no lo dudes.
    Cheers.

    ResponderEliminar
  28. Ya te digo, my friend Scott, el otro día recordaba a todo volumen on the road el "Darklands". Mientras tarareaba todo entusiasmado "Deep one perfect morning", una chavalita de muy buen ver me miró en un semáforo y me sonrió. Le devolví la sonrisa y llegué al curro más ilusionado que un niño al ver Toy Story. Más cheers.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER