37

THE CRAMPS - (1980) Songs of the lord taught us

disco THE CRAMPS - Songs of the lord taught us

Año 1980 después de Cristo. Nos situamos a finales del mes de marzo del mencionado año en Sacramento, la capital del estado de California en E.E.U.U.

Se han repartido invitaciones a lo ancho y largo del planeta Tierra. En ellas figura el siguiente texto: “Lunes 31 de marzo de 1980 a las 24:00 horas, cementerio de Sacramento, THE CRAMPS en concierto”. En el reverso de la misma aparece la imagen de una cripta junto a un plano para la localización del lugar del evento.

No cesa de llover. Ni los más viejos del lugar recuerdan una tormenta de tanta duración y con tamaña intensidad eléctrica. Uno de los ancianos, tachado siempre en su barrio de loco visionario, dice que la tormenta se debe a ese concierto de unos tipejos llamados The Cramps, pero nadie le hace caso.

Pero ¿quiénes son esos Cramps? Cuentan que ocho años después vuelven desde Nueva York a la necrópolis donde hicieron por primera vez el amor un tal Erick Purkhiser y Kristy Wallace (conocidos artísticamente como Lux Interior y Poison Ivy). Los diarios relatan que con sus versiones de “Surfin bird” de los Thrashmen, “The way i walk” de Jack Scott, “Domino” de Roy Orbison, “Lonesome town” de Ricky Nelson y esa composición propia titulada “The human fly”, han devuelto el interés por los orígenes del rockabilly y por el garage de los 60. También se dice que en una de sus actuaciones en un sanatorio mental consiguieron poner a bailar y hacer felices a todos los enfermos psíquicos, terapia con la que algunos de ellos pudieron reinsertarse activamente a la sociedad. Además, ciertos sectores ya los consideran como el mayor bastión de un revival muy genuino de los estilos anteriormente indicados, denominado a tal efecto psychobilly, el cual proliferará con carácter de culto durante la década de los 80. Asimismo, otros rumores también se aventuran en afirmar que estos Cramps no son humanos sino vampiros, hombres-lobos o incluso muertos vivientes.

Es noche de luna llena. Tres velas alumbran tenuemente el escenario. Una sombra comienza a realizar una especie de ritmo tribal. Acto seguido un foco ilumina el contorno de esa oscura silueta. Es Nick Knock que aporrea con firmeza su batería. Un segundo y un tercer foco marcan las progresivas entradas de las guitarras. Primero la distorsionada e infernal de Brian Gregory, y después la sugestiva e hipnótica de Poison Ivy. Con una atípica originalidad, parece ser que aquí no hace falta bajo que valga. Al compás de los primeros acordes, un tipo con tupé de dimensiones superiores a un par de palmos agarra el micrófono y vocifera: "...Ladies and gentleman, The Crampsssssss!!!..." El espectáculo está servido. Un cuarto foco se dirige hacia la cara de una especie de poseído y perturbado cantante llamado Lux Interior. Está sonando “Tv set”.

Los espectadores miran atónitos el acontecimiento. Entre los mismos se hallan caras conocidas tales como el cantante y productor Alex Chilton, ex-lider de Big Star o The Box Tops, o el ejecutivo musical Miles Axe Copeland, hermano del batería de The Police, los cuales comienzan a dudar si esto pudiera ser una nueva visión sideral a medio camino entre Link Wray y Rocky Erickson de los 13th Floor Elevators. Nada más lejos de la realidad porque todos los focos se dirigen ahora hacia el satélite natural de la Tierra mientras estos espectros rescatan y ejecutan a velocidad de vértigo el “Rock on the moon”, uno de los dos únicos singles que Jimmy Stewart & The Nighthawks grabaron a finales de los 50. Esto es rockabilly a tumba abierta y lo demás son cuentos chinos.

No hay tregua. El señor Lux Interior reclama toda la atención al mutarse en líder de despojos y desperdicios humanos en “Garbageman”. Menuda osadía la suya, que corra la sangre porque aquí hay un gamberro capaz de enterrar el punk, el rockabilly, la psicodelia y el garaje con sus mismas armas.

Estremecedor. Bryan Gregory luce una sonrisa perversa mientras los focos iluminan sus extraños colmillos. Suena “I was a teenage zombie” y Lux salta de un amplificador a otro cual si fuera un animal salvaje. En la adolescencia fue un hombre lobo pero ahora se desgañita proclamando que es un monstruo. Algunos asistentes se miran petrificados unos a otros.

Con “Sunglasses after dark”, un tema que le iría al pelazo a algunos de los films de Tarantino, llega el delirio. Vaya versión espasmódica que se cascaron del clásico de Dwight Pullen aunque yo lo único que veo aquí es a Link Wray y su instrumental “Fastback”.

“The mad daddy” es rockabilly primitivo, sucio, salvaje, canibalesco, una maravilla. Pero con “Mystery plane” no se quedan cortos con sus estridencias que van desde la psicodelia hasta los Stooges o los Ramones.

Vamos con “Zombie dance”. Ni un puto ni un santo muerto es capaz de quedarse estático y no abrir sus lápidas para menear el esqueleto.

Con “What’s behind the mask” se divisa lo que se avecina. Por fin, loado sea el Santísimo Omnipresente. La hiedra venenosa succiona sin contención. Gloriosa versión del “Strychnine” de los Sonics. Ya iba siendo hora. Había tenido que transcurrir una década más un lustro para que alguien se acuerde de que hubo un grupo maravillosamente troglodita, maestros y abanderados del mejor garage-rock.

Ahora ya todos los asistentes pueden corear al unísono “I’m cramped”, claro que sí. Orgulloso desde su tumba debió sentirse Johnny Burnette con la tremenda versión de ese clásico del rockabilly llamado “Tear it up”, pero no menos orgulloso se sentiría el mismísimo Elvis Presley cuando escuchara desde el más allá su adaptación del “Fever”, original de Little Willie John.

Después, la concurrencia volvió a sus casas entre calambres, contracciones y espasmos. Muchos pensaron si aquello fue real y les invadió el temor. Otros comprendieron que este grupo era una rara avis de la naturaleza y se compraron al día siguiente el vinilo de “SONGS THE LORD TAUGHT US". A partir de ese momento, esa minoría de raros adolescentes aprendió a masturbarse también con los malditos y con los clásicos ocultos del rock&roll por culpa de aquellas canciones que los Cramps les enseñaron. Se dice pronto. Cramps forever!!!

Posdata 1: este texto está inspirado en los “Cuentos de la Cripta” del ilustrador francés Serge Clerc, perteneciente a aquellos tiempos en que las viñetas de un comic y el rock&roll sucio y honesto iban de la mano.

Posdata 2: se recomienda elevar volumen para gozar auditiva y visualmente de los siguientes cuatro videos:


 
1. TV Set 2. Rock on the Moon 3. Garbageman 4. I Was a Teenage Werewolf 5. Sunglasses After Dark 6. The Mad Daddy 7. Mystery Plane 8. Zombie Dance 9. What's Behind the Mask 10. Strychnine 11. I'm Cramped 12. Tear It Up 13. Fever 

 Lux Interior: vocals, Poison Ivy: guitar, Bryan Gregory: guitar, Nick Knox: drums


Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

37 comentarios :

  1. Vaya pedazo de artículo rockinrollin', mon amie, transmite toda la esencia de The Cramps, joder!

    Rock On!

    ResponderEliminar
  2. vaya tiempos aquellos,
    increible!
    ;)

    ResponderEliminar
  3. Gran post amic! The Cramps són una assignatura pendent per a mi, no tinc ni un sol disc d'ells, però m'agraden i sóc conscient de la seva importancia en la història del Rock & Roll. Els videos són sencillament BRUTALS!!

    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  4. vaya tiempos, ya te digo, a mi me dieron en todo el centro desde la primera vez que escuché "human fly", ese bisbiseo, esa siniestrez crapulante... me quedé flipao. conseguí el disco (para mi el mejor de la banda) y al poco tiempo ya iba al instituto con mi camiseta de "bad music for bad people" más chulo que un ocho, cantando el "she said" como si tuviera calcetines dentro de la boca. uh, ih, ah-ah!!

    ResponderEliminar
  5. Este álbum y el Psychedelic Jungle me los pillé creo tras leer algo de ellos por aquí. La verdad que no me arrepiento. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Ya te puedo anticipar que este es lo mejor que has escrito en tu carrera como literato internauta. Tengo contracciones y espasmos de ver el primer video. Mira que nos gustaban, sobre todo a ti, cabra montesa. Salud y força al canut.

    ResponderEliminar
  7. Siempre me han encantado los Cramps y recuerdo una actuación en Valencia como algo inaudito,ver a Lux Interior con ese traje de plástico y acabando con zapatos de tacón y braguitas de encaje,todo un éxito,espectacular.
    Por cierto la entrada sin comentarios,simplemente magistral,ahora entiendo porque te llevas premios.
    Un saludo,Voro.

    ResponderEliminar
  8. El texto es abismal, abisal y abominal, joder es buenísimo, la música no se queda atrás pura energía venida desde las tripas

    ResponderEliminar
  9. Siempre me quedará la espina de no haberlos visto en el Azkena.
    Salud.

    ResponderEliminar
  10. joder, que guapo te ha quedado amigo, increible, a la altura de una gran banda,di que si

    saludos

    ResponderEliminar
  11. un post sencillamente espectacular!
    la banda lo merece desde luego, pero hay que tener arte para escribirlo!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  12. Lo primero que veo es alguien que ha amado como pocos a este espectacular grupo. Y lo segundo que veo es una memoria fuera de lugar. Aquel comic fue fetiche en nuestros tiempos. Creo que jamás lo hubiera vuelto a recordar y al ver la viñeta final se me ha revuelto el corazón. CRAMPS IS ROCK&ROLL, di que si.

    Un abrazo de Pep.

    ResponderEliminar
  13. Solo los conozco por temas sueltos, pero con tu post, me ha asaltado la curiosidad. Suenan a los ochenta pero sin las luces que acompañaban a muchos grupos horteras de esos tiempos. Tu post es una pasada. Saludos, Johnny.

    ResponderEliminar
  14. Muy buen texto.
    El número del psiquiátrico quería verlo yo!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. MITIQUÍSIMO y textazo que te has currado. Precisamente esta mañana estaba escuchando el primer disco de Big Star, cuando Alex Chilton estaba todavía por ahí y menudo crack.

    ResponderEliminar
  16. Como nunca el fruto de un amor dio el nacimiento de una gran banda ,rescato sus infernales directos en donde dejaban la piel los "bastardos" jeje
    Un post recopado amigo
    Un abrazo de orilla a orilla

    ResponderEliminar
  17. Grandisimo post amigo! Mi acercamiento a los Cramps fue de manao de los dibujos de sege Clerc, estos que has puestos me traen a la memoria viejas historias.Que gente mas grande Lux y Ivy. Y ese Bryan Gregory que tipo!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Uno de los grupos más buenos de la historia,con un gran universo interior... no solo es su música,son ellos :)

    Besicos

    ResponderEliminar
  19. Jopelines,mybigger,jopelines...una segunda lectura con el acompañamiento musical y ya es que te envuelve la atmósfera totalmente...te sales!te sales!y...como Scott,no tengo palabras...mudita y boquiabierta y satisfecha!
    Achuchones!!!!

    ResponderEliminar
  20. Joer, tío. Pedazo de post.

    Me ha encantado eso de "rock & roll" sucio y honesto. Gran frase.

    Te veo muy centrado, master.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Ufff que miedo me han dado...sobre todo el primer video con esos gallumbos...Me los tengo que escuchar otra vez con mas calma y un Jack Daniels....

    A sus pies Don Johnny!

    ResponderEliminar
  22. Por un momento he estado en ese cementerio,bailando con los zombis y notando como todo llega a la locura
    bajo la luz de la luna llena
    empezamos bien el año, el listón alto

    ResponderEliminar
  23. Unicos e irrepetibles, hermano Dibud. Divos de serie B. Uno de los grupos que más nos influyó a muchos de nosotros y que nos hizo escarbar entre la casi desconocida e injustamente olvidada música garaje sesentera. Gracias a ellos conseguí reinsertarme socialmente, aunque al poco tiempo, y visto lo que había, decidí dar marcha atrás y volver al sucio glamour de las cloacas.
    El comic no lo conozco. Ya estás tardando en compartirlo.

    CRAMPS FOREVER!!!

    Un saludo,
    beblack.

    ResponderEliminar
  24. La noche fue, es y será, siempre de los Cramps.

    stay sick!

    ResponderEliminar
  25. Son sin duda tremendos.Mira tete, esto ya no se ha vuelto a repetir.La calidad musical, la valentía de subirse a un escenario en gallumbos, de ir a tocar a un psiquiátrico (el video es para verlo). Que quieres que te diga...yo creo que reunían muchas cosas.Vamos, la reputaostia. O la reconostiófana.Que estén siempre entre nosotros The Cramps.Y también tus maravillosos relatos tetísimo.

    ResponderEliminar
  26. Este post es GIGANTEEE amigo, gigante en calidad y pasión por esta banda en particular y por el rock'n'roll en general.

    Nos has hecho oler la esencia de The Cramps, el directo, el sudor, la entrega, la pasión, el desenfreno.....

    Gracias amigo

    ResponderEliminar
  27. Vaya alucinada, eres The Human Fly. Has despachado tu conciencia a gustito. Con esto mereces que te vuelva a incluir en mi nomina de amigos si te curras una fideua.

    ResponderEliminar
  28. Hey TylaDeville: merci, sabiendo de tu aprecio por los Cramps es un honor tu comentario.

    Hey Sergio: grandes tiempos.

    Hey Juanvi: aquest compte pendent l'has de saldar. Dóna-li prioritat, estic segur que vas a valorar més que positivament.

    Hey Raul: "She said" es una de las canciones preferidas de la mayor de mis princesas. Uh, ih, ah-ah!!

    Hey Victor Hugo: pues entonces dale cancha al "Off the bone" y al "A date with Elvis", fundamentales, los fliparás.

    Hey Pacorro: a mí me gustaban más pero tu eras más cabra montesa.

    Hey Voro: aquellos conciertos de los Cramps superaban cualquier directo de cualquier banda.

    Hey Sergi: ya te digo, desde las tripas.

    Hey Paulamule: pues si no los viste en directo, es una espina grande.

    Hey Nortwinds: una banda fundamental e inolvidable.

    Hey El Oido: esta banda se merece todos los piropos.

    Hey Scott: jajajaja, parcas pero emotivas palabras.

    Hey Pep: ya te digo, aquel comic fue histórico.

    Hey Paco: dales oportunidades, únicos en su especie.

    Hey Blue: en otros tiempos era material superbuscado, ahora todo está demasiado a tiro de piedra y no se aprecia tanto. Seguro que disfrutarás de estos tres ejemplos, ya me contarás: http://www.youtube.com/watch?v=OnUzh737c-Y, http://www.youtube.com/watch?v=wjQEiqhMOgo, http://www.youtube.com/watch?v=NyIhD4sxkgU

    Hey Eufoníaelectrica: el primer disco de Big Star es pata negra entre patas negras.

    Hey Luther Blues: ya te digo, lo que da de sí el amor.

    Hey Tsi-Na-Pah: primero cayó en mis manos el "Off the bone". Después, con el comic de Serge Clerc quedé prendado de este disco.

    Hey Belén: son... The Cramps.

    Hey Jordi: B-r-u-t-a-a-a-a-l.

    Hey India: pues lo dicho a Scott, parcas pero emotivas palabras.

    Hey Evander: es que el rock&roll sucio es fácil que tenga más honestidad que muchos limpios..

    Hey Chapulin: con un Jack Daniels todavía se saborean mejor.

    Hey Noelia: pues con zombis y bajo la luz de luna llena todo es muy divertido.

    Hey Beblack: querido sacristán y masajista ocasional, vamos a preparar algo grande con el comic, esta gente se lo merece.

    Hey Mobius: suscribo integramente, la noche fue, es y será, siempre de los Cramps.

    Hey Nuria: jajajajajaja, my dear teta, tú si que eres la reputaostia, o la reconostiófana.

    Hey Pupilo: no sé si oler la esencia pero si que te aseguro, amigo, que una de mis más grandes pasiones en el mundo del rock siempre han sido los Cramps, tanto a nivel de discografía como de los inolvidables directos a los que asistí en otros tiempos.

    Hey Rosquillas: menudo morro que tienes, The Rosquilla Man.

    HERMANOS/AS, LO QUE HAN UNIDO LOS CRAMPS QUE NO LO DESUNAN LOS HOMBRES. Abrazos multiples y gracias por participar con vuestros saludables comentarios.

    ResponderEliminar
  29. Brutales los Cramps, bruta el post. Que grandes. Lástima la pérdida de Lux Interior. Unos clásicos del rock.
    Enhorabunea por el post, muy instructivo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Mestre Chals, la sorpresa por la muerte de Lux Interior me afectó inesperadamente, como si un pedazo de adolescencia se fugara de repente. Abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Brutales. Lástima que no tenía edad para estar en ese concierto,...no me puedo ni imaginar los que habéis asistido. buaaaaaa.
    Tete johnny, con tu inconmesurable texto pareces la reencarnación de lux interior. Menos mal que siempre me has aleccionado y guiado por los mundos de la música incluso de los Cramps. Por eso estamos fatal de bien.
    pd: estoy viendo los vídeos...(sólo los había escuchado).
    Besetes.

    ResponderEliminar
  32. Young woman Vinti, en uno de los conciertos en que los vi me llevé a tu prima (cuando era moderna antes de ser madre) y en un momento determinado se acojonó tanto que me apretaba el brazo y me preguntó qué hacíamos. Lux Interior se había tajado un diente con una botella de vino, la sangre fluía, y en pleno delirio estiraba y estiraba los cables de alta tensión mientras los decibelios rozaban los límites. El respetable no daba crédito a lo que allí estaba sucediendo, jejejejeje, y yo estaba disfrutando como un cosaco. Besets.

    ResponderEliminar
  33. por dior,...que cosas me cuentas! que post tan currado a pesar de los pesares y de los plagios de internet!
    Textos casi a la altura de Edgar Allan Poe, ánimo!

    ResponderEliminar
  34. Gran reseña plagiada íntegramente en taringa por el gran plagiador Lovecure. Lamentable.

    ResponderEliminar
  35. Gracias por los apoyos. Ya he visto como se las gasta este chico plagiador llamado Lovecure de taringa. Es una pena que haya gente que se aproveche del esfuerzo de los demás para ensalzar su ego.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER