51

THE VELVET UNDERGROUND - (1968) White light, white heat


1. White Light/White Heat  2. The Gift  3. Lady Godiva's Operation  4. Here She Comes Now  5. I Heard Her Call My Name  6. Sister Ray

* Lou Reed: voz, guitarra
* John Cale: viola eléctrica, piano, celesta, bajo, coros
* Sterling Morrison: guitarra solista y rítmica, bajo, coros
* Maureen Tucker: percusión


Se dice, se cuenta, se comenta, se rumorea que la sombra de la VELVET UNDERGROUND es tan alargada que podemos encontrarla debajo de las piedras o incluso en nuestro plato de sopa de cada día. Cual si fueran una isla perdida en el tiempo y aislada dentro de la lógica evolución de la llamada música popular, publicaban su mítico “banana” álbum en 1967, considerado para muchos como la biblia negra del rock aunque yo me decantaría tan sólo por valorarlo de forma subjetiva como probablemente el disco más influyente de la historia, realizado por un grupo que junto a los Beatles se convertiría a largo plazo en el mayor de los influjos y trascendencias para nuevas bandas, generaciones o estilos.

Como era de esperar, y a pesar de los pesares de Andy Warhol, el “plátano” no tendría la repercusión pretendida y solamente una ridícula minoría en los sesenta comprendió que era un caso atípico de innovadora creatividad por el que se derrumbaba el orden establecido y por el que se acababa de desvirgar definitivamente el rock&roll. Relegados y marginados en las cavernas del underground, el mundo del rock todavía no estaba preparado para ello al hallarse inmerso en la disyuntiva de escoger entre el “Sgt. Peppers” de los Beatles y el “Their satanic majesties” de los Rolling Stones, amén de algunos intrépidos que comenzaban a hablar de la importancia de un grupo llamado The Doors, de un guitarrista negro llamado Jimi Hendrix o de un rubio resplandenciente llamado David Bowie entre otros.

Lejos de seguir la bellísima y más fácil estela comercial de “Sunday morning”, “Femme fatale, “All tomorrow parties”, “There she goes again” o “I’ll be your mirror”, se adentraron en la senda más inhóspita y tenebrosa de “I’m waiting for the man”, “Venus in furs”, “Run run run”, “Heroin”, “The black angels death song” o “European son”. En enero de 1968 se publicaba “WHITE LIGHT, WHITE HEAT”, la verdadera y auténtica biblia negra del rock, aquel año en que España conseguía ganar el Festival de Eurovisión con el “La, la, la” de Massiel.

Los bajos fondos, la droga y las alcantarillas de los ambientes más turbios neoyorkinos quedaban patentes en “White light, white heat”. Entre sombras, una pequeña luz continuaba brillando a través de un disco peligroso, muy peligroso, para mayores de edad liberados de las reglas y normas tradicionales.

Ni el carácter tribal recitando prosa poética en “The gift” podría ser soportado por muchas personas a través de las décadas mientras los rayos de sol hacían brillar la hoja de aquella cuchilla que rajaría la caja de cartón, ni la bellísima melodía al compás de una operación de cerebro podría ser ovacionada por una mayoría en la tortuosa “Lady Godiva’s operation”. Eso sí, a la Humanidad le podrían resultar más asimilables aquellos dos minutos de intimismo nostálgico en “Here she comes now”.

Y por fin llegó el momento cumbre velvetiano en el primer corte de la cara b del vinilo de “White light, white heat”. La distorsión, la atonalidad y los amplificadores al máximo volumen reventaban en la cima de la crudeza, de la locura y del dolor con “I heard her call my name”. Todo parecía perfectamente calculado: ruido, melodía y una grabación semidefectuosa. Casi inaudible pero algo tenía. No hacía falta que fuera limpiada ni aseada. Quien no quiera que no la oiga.

Pero todavía quedaba tiempo para poner el punto final con algo grande. Más de diecisiete minutos en la cima con “Sister Ray”. Era el colofón con la canción que colocaba la corona velvetiana, donde se concentraban todos los demonios y obsesiones a base de un reiterado riff, un ritmo machacón y un órgano retorcido y maliciosamente perturbador que generaba una sensación hipnótica de sucesión de imágenes en movimiento. Una auténtica delicia auditiva extremadamente difícil de digerir durante toda su extensión. Para quien no pueda engullir tan magna pieza siempre le quedará la posibilidad, si está interesado, de degustar una sublime versión del “Sister Ray”, menos indigesta para el oído humano, en el extraordinario “Still”, el álbum póstumo de Joy Division.

Con “White light, white heat”, esa virtuosa bestia compositiva llamada JOHN CALE se despedía de la banda tras una disputa con ese otro genio llamado LOU REED. El tiempo comenzó a discurrir y la luz de la vela negra velvetiana comenzó a brillar incesantemente y casi de forma inabarcable. Un señor llamado James Newell Osterberg, más conocido como Iggy Pop, acaso influenciado inicialmente por sus pretensiones sexuales con Nico, quedó prendado con la magia de este sonido, enarbolando en 1969 con los Stooges una minoritaria y pionera bandera de subcultura punk y de glam-rock. Incluso los Stones en 1971 con su sublime “Sticky fingers” muestran guiños a la Velvet, especialmente en sus referencias sobre la droga.

Y la vela negra se convirtió en un cirio de grandes dimensiones durante la década de los setenta. Fue el propio Lou Reed en solitario con la publicación en 1974 del genial álbum en directo “Rock&roll animal” quien recuperaría y haría popular parte del legado velvetiano. Por su parte, David Bowie comenzó a propagar la esencia velvetiana con su “Hunky dory” de 1972 y más concretamente en 1977 con los berlinescos “Heroes” y “Low”. Asimismo, Jonathan Richman, fanático admirador de la Velvet, le daría en 1976 una original vuelta de tuerca con sus Modern Lovers. El brillante e influyente powerpop de Big Star, cercano a los Beatles, también encontraría algún nexo de unión con las composiciones de Lou Reed y John Cale. Y en lineas generales, el glam-rock se rendiría a la tentación velvetiana a base de travestismo y sadomasoquismo, especialmente en los toques tempestuosos de la Roxy Music, los más íntimos de Marc Bolan & T.Rex, y los más feroces de los New York Dolls.

A partir de 1975 la poesía urbana o autodestructiva de la Velvet adquiría nuevas dimensiones con Patti Smith y muy especialmente con Tom Verlaine y Television a partir de su mítico “Marquee moon” de 1977. En ese mismo año el fuego velvetiano llegó al punk con ese consigna de “No futuro” y los Sex Pistols o los Clash a la cabeza. También en la new wave grupos como los primeros Ultravox de John Foxx o Japan encontrarían nuevos sentidos a los sonidos velvetianos, e incluso grupos electrónicos como Kraftwerk y gran parte de sus influencias basarían su riqueza experimental e hipnótica en la Velvet.

Poco después, las sombras gélidas o siniestras se levantaron como un fantasma y llegaron al after-punk con Joy Division, The Cure, The Chameleons, The Sound o Echo & The Bunnymen, levantando la antorcha velvetiana a través de la década de los ochenta. Como una carrera continua de relevos sería recogida por los Jesús & Mary Chain, Sonic Youth, Pixies, Nick Cave, etc.

En el inmenso abánico de influencias velvetianas, resulta imprescindible mencionar gran parte de la corriente ochentera alternativa conocida como el Paisley Underground californiano y el llamado Nuevo Rock Americano, desde R.E.M a los Violent Femmes, y sobre todo The Feelies o The Dream Syndicate.

En los 90, exitosos grupos como Radiohead y buena parte del indie-rock británico y americano recogieron el testigo, al igual que durante la primera década del S.XXI en que la herencia de la Velvet se encontraría de una forma u otra bastante latente en muchas de las bandas consideradas alternativas. En España, desde Paralisis Permanente o incluso Derribos Arias, hasta los Surfin Bichos, pasando por los Planetas y la casi totalidad de la escena pop independiente nacional bebe de una forma u otra de la Velvet Underground.

Y así, a través de los tiempos, una buena parte del mundo se velvetizó, y otra no, pero lo cierto es que la historia cambió y comenzaron a tener cierto sentido diversos personajes excéntricos, urbanos, malditos, minoritarios, extravagantes y perdedores. ¡¡¡Velvet forever!!!


Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

51 comentarios :

  1. :)

    Has vuelto, y encima con un post de la velvet... la vida puede llegar a ser tan bella!

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Había un mensaje telequinésico. Me acabo de teletransportar, y ¡a qué horas!.
    La ocasión lo requiere.
    Completamente emocionada.
    Mi comandante y mi tripulación regresa.
    Regreso a mi nave. Stop. Habrá más contacto. Stop. Wood ha regresado por todo lo alto. Stop. Menuda lección. Stop.

    Son las 7.22h del planeta Tierra del 22-09-2009 año humanoide. Stop.
    Saludos desde mi casa.

    ResponderEliminar
  3. ¡Bienevenido!, que alegria leerte de nuevo, empezaba a pensar que tu despedida era definitiva. ¡Salud!

    ResponderEliminar
  4. Hey que bueno!!!,no me creia tu vuelta entre mis blogs favoritos,un placer,por lo que veo fuiste abducido por algun pueplo alienigena.Un placer tenerte entre nosotros y ademas vuelve con un excelente post,como siempre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ME voló la cabeza este disco cuando hacía BUP, lo pillé de la casa de un amigo, era de sus padres, en Lp, y lo grabé rápido en una cinta. Inmenso y arisco, como dices una biblia negra del rock. A reivindicar incluso por encima del disco del plátano.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Wowww!! No podía tener mejor regalo de cumpleaños mi Amanecer que verte de nuevo en lo más alto de mi lista de blogs. Bienvenido.

    Peazo de post el que te has currado. Todo un recorrido musical de la mano de la Velvet. Estupendo. Un placer volver a leerte.

    ResponderEliminar
  7. Vaya pedazo de post, comandante. Había ganitas de escribir ¿ein?. Además, has dado en el clavo. Este disco, como bien dices, es el que mejor recoge el espíritu del grupo y uno de los que más ha influenciado a las posteriores generaciones de músicos. En él, se describe a la perfección el ambiente del underground neoyorkino utilizando la música como el mejor complemento a las palabras. Un submundo real con sus tipos reales; las escenas características de la mayor ciudad del mundo pintadas al óleo con olor a cloaca.
    El disco se puede considerar el único auténticamente de la Velvet, sin Nico y con la sola influencia del productor Tom Wilson. Se grabó en tan solo tres días y hubo mucha improvisación, la mayoría de las canciones estaban sin preparar e incluso algunas se compusieron en el mismo estudio de grabación.
    John Cale comentó : "Al principio componíamos constantemente y ensayábamos todos los días, hasta que empezamos a espaciar los ensayos y a drogarnos más a menudo, y a cansarnos los unos del rollo de los otros... Era insoportable. Lou cada día trabajaba menos y, en general, teníamos muy pocos temas compuestos. Cuando la MGM nos dijo que sólo disponíamos de tres días para grabar en el estudio, tuvimos que alargar improvisadamente los temas, con los amplificadores a tope de volumen y con la gente de la cabina de sonido locos e histéricos, hartos de recoger todas nuestras malas vibraciones... En realidad "White Light/White Heat" fue una especie de duelo entre Lou y yo".
    Las historias que nos cuentan en cada uno de los temas son verdaderamente alucinantes, pero los 17 minutos de "Sister Ray" superan al resto con creces. Según Lou Reed, "la historia va de una pandilla de travestis callejeros que se llevan a casa a unos marineros, se chutan caballo y se montan una orgía, y entonces aparece la policía".
    Otra curiosidad es que si giras el balance de tu equipo mientras escuchas "The Gift" puedes oír por un canal sólo la inexpresiva voz de John Cale recitando esta tétrica historia sobre un chaval que decide enviarse a sí mismo por correo para ver a su ligue de verano y que su chica le parte la cabeza en dos con la gran sierra que utiliza para abrir la caja, y por el otro la rítmica banda sonora.
    Otro dato casi desconocido es que la negra portada es una fotografía oscurecida de un tatuaje que llevaba en el brazo Billy Linich, miembro de la troupe de la Factory de Warhol.
    Y con respecto al título del disco, se refiere al subidón anfetamínico que te pone los dedos de los pies ardiendo y te entra una ceguera tal que puedes ver claramente un "calor blanco".
    Y todo ésto en medio del verano del amor del 68, mientras todo el mundo gritaba paz y buen rollo por todo el mundo. Estaba claro que pocos, muy pocos iban a recoger el mensaje que estos "depravados" habían lanzado.
    Es también chocante que ninguno de los miembros del grupo, excepto la buena de Maureen, quedó contento con el resultado. Todos creen que se podía haber superado y se quejan de la falta de tecnología que había por entonces, lo que hubiera eliminado ese sonido chirriante y distorsionado predominante.
    ¿Una obra maestra por casualidad? Por suerte para todos nosotros, así es como quedó y, lo que está claro, es que ni siquiera la Velvet Underground serían capaces de repetir ninguno de los temas tal como quedaron grabados en el disco, ya que cada toma sonaba distinta del resto.
    ¡VELVET FOREVER, comandante!

    Un saludo,
    beblack.

    ResponderEliminar
  8. ¡Me alegro un montón de tu vuelta!.

    En cuanto a la Velvet, no voy a opinar mucho pues nunca he sido un seguidor de su obra. Creo que, musicalmente, están sobrevalorados; no obstante, coincido en que es una de las bandas más influyentes (ya se han aportado las suficientes evidencias al respecto en el post). Esto siempre me ha parecido contradictorio pero claro, partimos de una opinión subjetiva mía.

    Saludos,

    Ringo dixit.

    ResponderEliminar
  9. ¿Qué tal, Comandante? Genial volver a leerte otra vez. Se te ha echado mucho de menos. La blogosfera está ya un poco más completa.

    Y para volver, un grandísimo post. Así que, doble alegría.

    Espero verte por aquí a partir de ahora, y de paso a ese pedazo de equipo de colaboradores que tienes. Todo un lujo.

    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  10. Has vueto, y de la mejor manera posible, con una de las bandas que todos deberíamos recordar cuando hablamos de influencias.

    Una entrada tremendamente completa, cargada de referencias que sólo un maestro puede ligar, y en la que se trasluce sabiduría y amor por la música.

    Me has alegrado el día WOOD y el mes. No te vuelvas a marchar, porque si no harás llorar al niño Jesús...

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Woody Jagger a vuelto!!

    Es un placer estar aqui para verlo -que por cierto, mi blog ha cambiado de dirección- y ademas con la Velvet. Tienen canciones maravillosas, otras simplemente experimentales.

    En cualquier modo, es un grupo al que jamás debemos olvidar.

    ResponderEliminar
  12. Cuánto bueno por aquí: "el señor Jagger junto con la Velvet más Velvet).

    Este disco tardé en apreciarlo. Quizás es mucho más duro que el primero, pero para mí el grupo está más cerca de lo que siempre quiso (nico no está presente, John Cale toma mucho más protagonismo, Lou no es tan tiránico como para echar por tierra el trabajo en el producción).

    Me acuerdo que empezó a gustarme este disco cuando mi padre me preguntó que qué hacía escuchando ese ruido (white light white heat, la canción). Ahí em convencí del todo (la típica arrogancia adolescente con casi 25 años... lalalala)

    ResponderEliminar
  13. A diferencia de mi compañero Verléin, yo sí reconozco que escuchar White Light/White Heat tiene mucho más sentido desde que Rob dice que es uno de sus singles favoritos de todos los tiempos ante la panda de snobs que acude a su tienda. Eso, y que tu padre se pregunte por qué un señor canta diciendo: "pedazo de zorra, mírame como bajo por la calle".

    Nos alegra sobremanera su vuelta maestro.

    PD: Si le introdujeron sondas por todo el cuerpo sin motivo aparente y vio una luz blanca, quizás no eran extraterrestres, quizás se encontraba en el ambulatorio de la seguridad social.

    ResponderEliminar
  14. ¡¡¡Qué alegría tenerte de vuelta!! Menudas vacaciones, como un suizo... en fin me alegra también ver que coincidimos en el tema de la entrada de ayer. En el de hoy no puedo opinar, Velvet Underground siempre me dieron mucha, pero que mucha pereza.
    Baci, abbracci e bentornato!

    ResponderEliminar
  15. has vuelto con fuerza, eh? me alegra. qué benditamente sucio sonaba esta gente. GREAT!

    ResponderEliminar
  16. Momento deseado, mamón. No me gusta la Velvet pero si casi todas sus influencias que has contado. Todavia me acuerdo cuando me contaste esta historia de la Velvet. Pensé que te habias comido un acido. No cambias, cabron. Llevas 20 años hablando de este disco que no lo conoce casi nadie. Tu si que sabes.

    ResponderEliminar
  17. Llevo todo el día entra y sale,entra y sale...lo siento tantísimo,Wood...de veras que siento tanto no ser capaz de cuadrar dos palabras juntas,ampliar en número para hacer de ellas una frase...completarlas para que formen un parrafillo...No soy capaz de nada,Wood...y vaya si lo siento...tenía tantas ganas de volver a leerle,Comandante,que enmudecí de gusto...con un poco de mala suerte se me pasará ;P
    Y entonces podré mencionar la maestría con que Reverendo se codea en un tú a tú anecdotario...y cómo Pacorro terminó de dejarme alucinada con su comentario...
    Abrazos,Wood...como le dije a un amigo común hoy,estamos de enhorabuena bloguerísticamente hablando...y emocionalmente también.

    ResponderEliminar
  18. ... y el mismo año Massiel publicó su la la la ... ese es el dato definitivo. Subscribo cada punto en lo referente a la infuencia de la banda, aunque personalmente prefiero la banana. Welcome Back!.

    ResponderEliminar
  19. 3 alegrías de golpe: Tu vuelta al cyberespacio, tu impresionante post y como última alegría metes aquí a la Velvet en esta orgía de palabras, conocimientos y buen gusto. Toma ya!! Se te echaba de menos, amigo.
    Sabes que mi disco preferido es el bananero (sólo hay que ver la foto que me acompaña), pero no quiere decir que este segundo e increible discazo no sea otro de mis preferidos. Las canciones son poco asequibles, son hirientes, sanguinolentes, con olor a puta barata, a drogas (duras) y alcohol. Nunca las hostias de dos músicos (Cale-Reed) provocaron mayor éxtasis en un disco. Violencia sonora no apta para los hippies de la época. Una puta maravilla! Gracias también a Beblack por sus grandiosos conocimientos. Aquí hay nivel, macho. Saludos velvetianos para todos y todas.

    ResponderEliminar
  20. Juro que imprimiré el texto y no pararé hasta recitarlo de memoria.
    No tiene desperdicio. Porque tengo la suerte de llevar año y pico de velvetización profunda, gracias a este blog proscrito. Porque he estado a punto empezar a flotar en el espacio. O quizás lo he hecho.
    Gracias por este regalo, gracias por tu vuelta, gracias por la exhibición. Ese sonido como si inicialmente el disco estuviera defectuoso...acojonante...
    Ahm! BEblack! "...la mayor ciudad del mundo pintadas al óleo con olor a cloaca..." definitivamente SUBLIME.
    En fin, querido alienígena hermano, un abrazo inmenso... tu vuelta me llena de alegría... las cenizas vuelven al hogar....

    ResponderEliminar
  21. Mis felicitaciones para beblack. Entre los dos habeis conseguido una entrada magnífica difícil de superar.

    Da gustito estar de nuevo por aquí. :)

    ResponderEliminar
  22. Vaya viaje sideral te has pegaooo!!!
    Bienvenido a la tierra con este gran articulo.
    Si, posiblemente la Velvet sea uno de los grupos más influyentes de la historia del rock pero ¿quien influyo a la Velvet?
    ¿cual era el entorno de la Velvet?
    ¿como nace un movimiento artistico-musical urbano?

    ResponderEliminar
  23. Yo a la Velvet no la veo más influyente que otras bandas o músicos, la verdad. Pero cuestiones como ésa a parte, desde luego han dado mucho que hablar, fueron uno de los pequeños grandes grupos de su época.

    Saludos y feliz regreso

    ResponderEliminar
  24. TOMA YA!!!!!!Mira Wood, hoy no voy a prestarle atención a la entrada de la Velvet. Hoy lo que voy a hacer, es darte un abrazote virtual con ventosa y todo de bienvenida jejejejej .
    Venga, ya estamos todos.

    ResponderEliminar
  25. TOMA YAAAA!!!!!
    Mira wood, yo hoy no me voy ni a fijar en la Velvet, yo hoy te voy a dar un abrazote virtual con ventosas y todo para que te quedes por aquí tiempo indefinido.
    Estamos todos contentos, muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  26. que bien que por fin estas de vuelta,que gran post has hecho para tu regreso.
    ha sido un placer leer este post,se ve que conoces muy bien a este grupo tan importante

    ResponderEliminar
  27. Hola Wood... perdona por el retraso!

    No se muy bien que escribir pues me siento algo extraño por mi larga ausencia por estas tierras. Principalmente transmitirte mi alegría por tu añorada y esperada vuelta y darte las gracias por tu comprensión y tu amistad... Mientras escribo suena de fondo una canción que podría expresar perfectamente mi estado de animo!

    Te mando un abrazo a ti y a los tripulantes de la nave, encabezados por Vinti y Beblack y también para mi querida y gran amiga... la bella India!

    Solo decirte que pienso andar por aquí como siempre que me diste la oportunidad a volar contigo.

    En lo que respecta a la Velvet tengo la misma opinión que Ringo, es uno de los grupos mas influyentes de todos los tiempos, sin duda alguna. Me gustan algunas canciones suyas que hace años no soportaba, pero no comprendo algunas de sus estridentes temas. Nunca seré amante suyo pero los respeto...

    Un abrazo Wood y fenomenal post de vuelta!

    ResponderEliminar
  28. Por fin has decidido volver,me alegro un montón.Por otro lado vuelves con la Velvet,con una entrada genial y con razón en todo lo que dices,quizás sea el disco más oscuro de la banda del tio Lou Reed,pero no hay que olvidar ninguna de sus obras,en las que para mi,siempre aportan algo positivo pero oscuro a su vez.
    Un saludo,Voro.

    ResponderEliminar
  29. MUY BUENO EL ESTRENO DE LA NUEVA TEMPORADA, COMO SE NOTAN ESAS MERECIDAS VACACIONES, PERDIDO POR ESOS MUNDOS DE DIOS...QUE DECIR SI CREO KE ESTA TODO DICHO, LA GENTE TENIA GANITAS Y SE LO HAS PUESTO EN BANDEJA ....LA VELVET COMO DICE MI GRAN AMIGO BEBLACK...SALU2 ......SISCO

    ResponderEliminar
  30. No niego que me flipan los uniformes jijijijijiji pero no soy parte de la tripulación,yo me quedo abajo y me monto en el alucinante viaje de las palabras de quienes por aquí escriben,Wood,Vinti,Beblack,Álvaro y Voro (Voro!!! cuánto tiempo sin saber de ti!!!)...entiendo que mi excesiva presencia en forma de comentarios petardos induce a error jijijijiji reconozco pues mi mea culpa y el engorde de mi ego por el error ;P
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  31. RECORDA KE SE ABRE LA TENPORADA DE CONCIERTOS...INAGURAMOS CON .......THE CULT..... HABER SI NOS VEMOS MAS, Y ACUDIMOS ALGUNO, KE NO SEA SIEMPRE LOS MISMOS ROSTROS, sin animo de ofender. KE NOS LO PASAMOS BIEN, PERO ALGUNA VISITA DE VEZ EN CUANDO NO ESTA NADA MAL....SALU2 sisco

    ResponderEliminar
  32. Has vuelto!!!! Qué alegría!!! Vengo corriendo a dejarte un beeso, me guardo la lectura del post para eesta noche, así de regusticoooo
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  33. Un placer tenerte de vuelta y si es con un pedazo de disco como este mejor que mejor!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  34. Primero de todo, gracias Wood y a toda la familia por volver, delante de la crisis vosotros soys las panacea. Y a disfrutar de la música cósmica y armonisamente. Que decir de este monstruo que pario la Velvet? Pues eso, es rock en su esencia más virulenta, donde nadie habia llegado. Y aún lo es. Si quereis provocar un ataque de histeria a un heavy cazurro o directamente reventarle el cerebro a un adicto al House, pinchad vuestro viejo vinilo y ya podeis llamar a la morgue, resultados garantizados. Decir que Los Modern lovers extrajeron la vena más pop, oid "Roadrunner", es como una version más roquera y menos "avantgarde" de "Sister Ray" y que los herederos naturales han sido sin ninguna duda los Sonic Youth, los que más se han acercado musicalmente a sus premisas. "Salutacions" y nos vemos por el galaxia del delirio.

    ResponderEliminar
  35. Menudo analisis del grupo, muy interesante y muy bueno...Uno de las cúspides de la musica popular moderna...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  36. Comienza el curso, así que ya estoy yo comprando libretas nuevas y bolis de colores para tomar apuntes. Pero cuantísimo tengo que aprender en esta nave!!!
    Sí, que no se me olvide afinarme también las orejas, que aquí se aprende escuchando.. y qué cosas se escuchan!!!!

    Besines Comandante!

    ResponderEliminar
  37. De nuevo en la nave, con La Velvet y un gran texto, chapeau!!!...pero después de leer y releer tengo que decir; beblack, has conseguido que me corra del gusto al leerte, es el comentario más cosjonudo que he leido en muchísimo tiempo, bueno y el más interesante.

    Besines forever.

    Pd. palabra de verificación: reoerse, si tuviese una j, ya sería la leche.

    ResponderEliminar
  38. "Te dije que no podía pincharme de lado" canta Lou Reed en "Sister Ray", nervioso, tartamudeando, completamente perdido en medio del fragor de esta odisea junkie, azotado por visiones estrafalarias, drogado de pies a cabeza. Realmente impactante incluso tantos años después. Ojo con los breaks de órgano de Cale. Creo que la Velvet cautiva porque son el puto grupo más real de la historia del rock. Tan inocentes como brutales.
    Eso si, siento no coincidir con la apreciación al respecto de este disco trasmitida por Beblack: no siento que este disco refleje el auténtico espíritu del grupo, creo que cada uno de sus discos muestra una cara de esta banda irrepetible. Hay una belleza premeditada, subyugante y serena en temas como "Stephanie says", o "I´ll be your mirror", piezas tan velvetianas o más que cualquier despiadado ataque sónico tipo "White light...". Incluso he oido a veces tildar el "Loaded" como disco no auténtico...por dios.
    Si tenéis la imprescindible caja que editaron hace unos cuantos añitos, y os la sabéis de memoria como yo, sabréis lo que quiero decir. Abrazos para todos.

    ResponderEliminar
  39. Scott, mi comentario se basa en que es el único disco donde no tuvieron más influencias que las de ellos mismos. Ni Tom Wilson ni el técnico de sonido Gary Kellgren interfirieron en la guerra particular entre John y Lou.
    Al igual que tú, yo soy fan incondicional y me gusta todo lo que suene a Velvet. Cuando descubrí el doble en directo "1969" estuve más de seis meses escuchándolo a todas horas. Me parece un disco brutal. Su primer disco es otra obra de arte, en fin, como dices cada disco que editaron tiene un carisma diferente aunque sigue teniendo el sello particular de una banda especial y diferente al resto.

    Un saludo,
    beblack.

    ResponderEliminar
  40. Hey Belen, Vinti, Kiko, Tsi-Na-Pah, Silvo, Evander, Milhaud, Shavatt, Madame de Chevreuse, Raúl, India, Ryoga, Sisco, Jezabel, Rockland, Joxemiel y Ana: un placer saludaros entre sonidos velvetianos.

    Hey Rock’n’ Roll Outlaw y Tomas Verlein: me identifico totalmente con vuestros comentarios, los cuales además me traen recuerdos de la adolescencia muy similares.

    Hey Padme: alguna fuerza del más allá me hizo llegar a tiempo de tu cumpleaños.

    Hey Beblack: me postro ante tu comentario. Insuperable. Reverendo, guianos por la senda de la luz más oscura. Impresionante esta frase: "Y con respecto al título del disco, se refiere al subidón anfetamínico que te pone los dedos de los pies ardiendo y te entra una ceguera tal que puedes ver claramente un "calor blanco".

    Hey Ringo y Mobius: no los creo sobrevalorados. Incluso creo que nunca se les valorará en su justa medida. Demasiado olor a cloaca. Puede que muchos citen a la Velvet entre sus referencias, pero ¿quién conoce a la Velvet? He conocido muy poca gente (incluidos músicos influenciados por esta banda) que se hayan sentado, hayan cerrado los ojos y hayan escuchado de verdad y en profundidad toda la obra de la Velvet.

    Hey 61 y 49: me parto el kkas de leerte. Tendré que volver al ambulatorio de la Seguridad Social a sanar mis partes físicas y psíquicas que se encuentren deterioradas.

    Hey Pacorro: no me tires de la lengua o comenzaré a contar intimidades.

    Hey Eric: me agrada mucho que hayas sido el único en mencionar ese guiño de humor sarcástico con profundas connotaciones sobre Massiel. Yo también prefiero la banana. Creo que si escuchara habitualmente "White light, white heat" acabaría perturbado.

    Abrazos multitudinarios.

    ResponderEliminar
  41. Hey Kale: no tenía ninguna duda de que disfrutarías. Me guardo tu frase de leyenda: "Las canciones son poco asequibles, son hirientes, sanguinolentes, con olor a puta barata, a drogas (duras) y alcohol. Nunca las hostias de dos músicos (Cale-Reed) provocaron mayor éxtasis en un disco. Violencia sonora no apta para los hippies de la época. Una puta maravilla!”

    Hey Ventiladorcular: a tí por ahora solo puedo decirte que el pasado debe mirarse con orgullo, sin nostalgia, especialmente cuando llega el otoño. Si te aprendes el texto y lo recitas de memoria, te llevo a un reallity show televisivo.

    Hey Duke: eres el culpable del 50% de mis gustos musicales, entre ellos la Velvet Underground, aunque en la actualidad te hayas aburguesado en exceso. Sobre las preguntas que planteas, no me comas el tarro que te conozco desde hace demasiado tiempo y sé de sobras por donde vas. Relájate y cuestionate esta pregunta: ¿Quienes somos, dónde vamos y adónde venimos?

    Hey Nuria: querida teta, me encanta que pases olímpicamente de la Velvet Underground, y que te dediques a escribir dos comentarios seguidos con leves variaciones pero repletos de abrazotes con ventosas. Desde hoy te proclamo "la bloguera que mas ha repetido comentarios en la historia de la blogosfera".

    Hey Rey Lagarto: tu comentario me ha producido una satisfacción inmensa, la mayor de las satisfacciones. Abrazo particular e independiente.

    Hey Voro: así lo entiendo yo tambien, la oscuridad no tiene que estar reñida con la positividad.

    Hey Jean Robur: me ha dicho un pajarito que hay dos proyectos a la vista que apuesto serán muy interesantes, tan interesantes como los detalles que mencionas sobre el “Roadrunner” o los Sonic Youth. Algunos, los suficientes, deseamos leerte, en castellano o en la “nostra llengua”. Delirantes salutacions.

    Hey Livy: la sabiduría del Reverendo puede llegar a producir orgasmos, levitaciones, alucinaciones, etc. Sobre eso de la verificación no entiendo nada. Siempre que leo algo de palabras a verificar se me bloquea la mente. Ya me lo explicarás in person.

    Hey Scott: yo también he oído tildar el “Loaded” como un disco poco auténtico. A mi juicio es un error. Aunque no estuviera el gran Cale, mantiene la esencia de la línea velvética. Me subrayo esta frase: “Hay una belleza premeditada, subyugante y serena en temas como "Stephanie says", o "I´ll be your mirror", piezas tan velvetianas o más que cualquier despiadado ataque sónico tipo "White light...” Continúo pensando que algún día deberíamos listar coincidencias en las sensaciones musicales.

    Abrazos multitudinarios y gracias por dejar comentarios en este espacio.

    ResponderEliminar
  42. Yo añado un voto para Nuria!

    Gracias Wood!

    ResponderEliminar
  43. Beblack: cómo me identifico con esas sensaciones! La Velvet, desde el primer minuto, supuso una auténtica obsesión para mi, literalmente. Más fuerte que una droga y me quedo corto.
    Lo tenian todo, todo lo que puedes desear como músico, como oyente, o simplemente como adicto a las emociones fuertes.
    Sabes? ese tipo de bandas tan escasas, con discos increibles, pero también con enormes canciones perdidas por ahí a las que solo llegan sus fans acérrimos ("Foggy notion", "I´m sticking with you"... con ese I'll do anything for youuuu cuando cambia el tono que es pura magia.. la lista es larga)
    ....
    My good fellow Wood, supongo que "Loaded" está por encima de Reed, Cale y la Velvet, porque un disco que lleva en sus entrañas "Rock´n´Roll", "Sweet Jane", "Head Held High" o "New Age" no necesita más justificación.
    Sólo un blasfemo hipócrita puede decir algo en su contra.
    Y bueno, el asunto de listar coincidencias en las sensaciones musicales... tio, solo te voy a decir una cosa: estaba barajando qué disco de Lou Reed subir a mi blog este fin de semana junto al "Chelsea Girl" de Nico y vas y reapareces con un disco de la Velvet. Te lo digo en serio.

    ResponderEliminar
  44. Scott, para acompañar el Chelsea Girl nada mejor que el Berlín. Es lo que yo haría.

    Un placer compartir contigo este fervor velvetiano. En efecto hay muchas canciones que la gente no conoce de ellos. A mí me entusiasma la primera versión del "Sweet Jane" aparecida en el "1969". Sublime.

    Un saludo,
    beblack.

    ResponderEliminar
  45. Hey Scott: apuesto que al Reverendo Beblack le ha producido tanta satisfacción como a mí que alguien nombrara auténticas rarezas de canciones que demuestran el fervor velvetiano tales como "Foggy notion" o "I'm sticking with you". Respecto a cual podrías acompañar al "Chelsea girl" de Nico, yo también apoyo el clamor popular de "Berlin", aunque hay un disco que parece que nadie se acuerda de él, el "Magic and loss", siguiente al "New York", y que considero que debería formar parte de las obras maestras del viejo Reed. Abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Diossssssss que post más guapo! Es que no me lo h podido leer hasta ahora. Te echaba de menos, otro beso

    ResponderEliminar
  47. Grande la Velvet, grande el articulo, grandes los comentarios. Viva la Velvet Underground, madre de casi todo. Salud.

    ResponderEliminar
  48. Fuera de cualquier duda, esto es un ejemplo de como sacar partido a un disco. ¡¡¡Aupa Velvet!!!

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER