25

Martin Scorsese - (2005) NO DIRECTION HOME

Título original: No direction home
Dirección: Martin Scorsese
Guión:
Martin Scorsese
País:
EE.UU.
Año: 2005
Género:
Documental-musical
Reparto: Bob Dylan, Liam Clancy, Allen Ginsberg, Joan Baez, John Cohen, Mickey Jones, Bruce Langhorne, Mitch Miller, Bob Neuwirth





BOB DYLAN on the road. Así es como nos muestra Martin Scorsese a Dylan, desde sus inicios en la pequeña ciudad de Minnesota, su primera guitarra a los 10 años y sus audiciones en la radio de lo que pasaba en el mundo. Esa ciudad se le quedaba pequeña para él. Se fue muy joven del pueblo, hasta acabar en el Greenwich. Se nutrió de Woody Guthrie y lo reinterpretó. Era la continuidad del folk. Era la música contemporánea, era la música que el sentía, eran las letras tan poéticas en un momento político-histórico importante. Siempre aprendiendo, siempre asimilando. Al final la CBS le graba un disco de poco éxito. Su carrera llena de controversia, porque siempre lo han querido encasillar dentro de la canción protesta, del baluarte del folk, el paso de la guitarra acústica a la guitarra eléctrica (aparece la famosa frase de Judas desde el público, en el concierto donde Dylan contestó: "no te creo, eres un mentiroso"). Según se comenta Dylan es auténtico, siempre hizo lo que quiso hacer, o te gusta hasta el último detalle o no te gusta nada.

Historias sobre la autoría de la canción "The house of the rising of the sun", el documental extrae valioso material de fotos, videos, conciertos históricos, con aparición de artistas como Joan Baez, Allen Ginsberg, The Band, Johnny Cash y su regalo de la guitarra, Tony Wilson, Pete Seeger, Woody Guthrie, la tremenda Odetta…, acompañado de la música del momento y no ocultando sus controversias ni sus ansias.

Para finalizar, una frase del "Blowin in the wind": "¿Cuántos caminos tiene que recorrer un hombre antes de que le llaméis hombre? (...) ¿Cuántas orejas debe tener un hombre antes de oír llorar a los demás?"

(Este texto ha sido remitido para su publicación por Vinti, nuestra intensa colaboradora y comentarista).



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

25 comentarios :

  1. Me interesa más el personaje que la música... tomo nota porque cada vez me gustan más los documentales y biografías de músicos.

    ResponderEliminar
  2. Joder que casualidad, ahora mismo acabo de ver la primera parte del documental... ¿Simbiosis o fotosintesis?

    ResponderEliminar
  3. Me regalaron el DVD cuando salio,muy bueno como todo lo de Dylan y Scorcese,digan lo que digan los detractores.
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Para mi Dylan ya está por encima del bien y del mal, así que aunque haga algo que no me guste soy capaz de comprarlo e idolatrarlo. A este yo le perdono cualquier cosa.

    ResponderEliminar
  5. El segundo DVD de este documental es para ver con la boca abierta. Es increible como Scorsese es capaz de mostrar todas las facetas de Dylan y el mundo que le rodeaba, consiguiendo que te sientas igual de agobiado con la prensa y el público como el propio Bob.

    Yo soy Dylanita convencido. De hecho, este jueves me voy a verlo dos noches en Amsterdam. Ya contaré

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  6. yo vi este documental el año pasado y me dejo encantado,esta muy bien hecho

    ResponderEliminar
  7. No lo he visto la verdad, será porque este tio está entrando en fase de rechazo, ya sabes, cuando algo parece que gusta a todo el mundo...deja de interesarte. No me puedo creer que a todos los periodistas, bloggers, aficionados a la música y a mi vecina del 5º les guste Bob Dylan, ni me creo que todos se conozcan algún tema de los últimos treinta años. Es que este tio sale en la tele fumandose un piti y ya es un @#$%& artista. Está claro que para los americanos es todo un referente cultural y hasta moral, y es un gran músico cuyos temas de los sesenta y setenta han influenciado e influencian a muchos músicos y escritores, pero me gustaría saber cuanta gente que habla taaaaan bien de él tiene algún disco suyo en su casa. Que nadie se lo tome como un ataque, es que nunca me ha gustado demasiado :P, paz...¡Salud!

    ResponderEliminar
  8. La de rodeos que estás dando para hacer el post petición fémina...XDXDXDXD
    Ya en serio,no he visto este documental,parafraseando al propio Dylan,"¿Cuántos ojos debe tener una persona antes de ver todo lo que Vinti propone?" jajajajajaja
    Ahora sí,en serio ya,...debe ser muy interesante el DVD,los DVDs,...me lo pongo en postit verde fosforito en el centro mismo de la frente.
    Un abrazo,superwoman!

    ResponderEliminar
  9. También estoy en fase de ver el reportaje. No es un músico que me haya llamado la atención especialmente (ya sé que está entre los GRANDES). Estoy lleno de pre-juicios.
    Ringo dixit.

    ResponderEliminar
  10. Vinti, como siempre, con material interesante... Y lo digo por los comentarios de los que lo han visto, porque en general este tipo de revisiones filmicas recojen más críticas negativas que positivas. Quizás por eso no sea yo muy amigo de este tipo de peliculas, y como ejemplo, la última de la Chess Records, con la pechuga de Beyoncé ultrajando a Etta James.

    Nunca he seguido mucho a Dylan, pero no es que no me guste. Simplemente no le he incado el diente aun. Y es que con tanta peli que recomienda Vinti, no voy a tener tiempo de escuchar a nadie mas.

    ResponderEliminar
  11. Es de los poco DVDs que tengo, después de años coleccionando cintas VHS y la verdad es que está muy bien. Es lo mejor a lo que se podía dedicar Scorsese hoy en día.
    Salud.

    ResponderEliminar
  12. Reconciendo la inmensidad de su obra, el personaje me carga de cojones. Como diría un buen amigo, me entrego a los talibanes. Por cierto Wood, fabulosa tu reseña del "Texas Flood".
    Saludos desde la cueva.

    ResponderEliminar
  13. Un vídeo que tendrían que poner en las escuelas a todos los niños. Me parece decadente que la gente tenga que estudiar 400 páginas de un libro (ya sea historia o biología) cada curso y luego vayan a la universidad sin saber quien co***es es BOB DYLAN.

    ResponderEliminar
  14. Hola Wood, la verdad es que Bob Dylan nunca ha sido santo de mi devoción. Me gustan las emociones más intensas, pero he de reconocer que este señor es parte importante de la historia de la música por lo que merece todos los respetos

    ResponderEliminar
  15. Wood,

    Sin ningún ánimo de practicar el intrusismo blogeril, me permito indicarte que el comentario de Shavatt es eminentemente MEMORABLE.

    ResponderEliminar
  16. Grandísimo Enano: que no te quepa la menor duda de que el comentario de Shavatt formará parte del elenco mensual. Abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Coincido con Shavatt, pero tiene una errata... ¡Le falta la Ñ Coño!

    ResponderEliminar
  18. Ay! Querido monarca...no es la más española la que falta...lo que no puso Shavatt era "jon" y como la "J" que se pronuncia en mi pueblo,...en ningún ladito de esta península con sus ínsulas!...jijijijiji

    ResponderEliminar
  19. Supongo que habrá que verla... por cierto ¿dice algo del "accidente d moto"? Esto por pensar que aquello fue un montaje digno de DEC! Grande Dylan

    ResponderEliminar
  20. Co..o es cierto faltaba la ..ota... JEJEJE

    ResponderEliminar
  21. Me encanto este documental.
    Increíble que sus propios fans no podían entender el cambio eléctrico en el 65. Muy bien reflejado, si señor.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  22. ---> Aitor Fuckin' Perry/Tsi-Na-Pah/Ryoga: scorsese es un director comprometido con la música. Todos los que he visto me han encantado y se mete en la piel de los músicos (Vease The Band, Rolling Stones, ...)

    --->El rey lagarto: Telequinesia! Espero impaciente tu comentario

    --->rrcircus/india: Yo no me considero férrea defensora. Reconozco que toda su obra me aburre, pero en pequeñas dosis y saboreando lo que significa estoy de su lado. Y más si sabemos de quién es padre...(no son rodeos sobre el adorado Jakob!!!)

    --->tripolar: dylanita, y además férreo seguidor de conciertos!!!. Yo sólo vi uno, y si, me encantó. Ya nos contarás...que nivelazo...
    Cierto como transmite Scorsesse todo su entorno, e incluso la magia o el gusto por crear y componer música.

    --->Kiko: Hombre, Dylan es y será un referente. Estudialo en la etapa del documental y luego me dices. Luego escúchate el "Blonde on blonde", o el "highway 61 revisited" por ejemplo.

    --->India: no creo que pueda hacer tal post al nivel que pedis. hmmm....Se intentan aportar cosas interesantes, y poco a poco. No gastes todos los fosforitos, y en todo caso en la nevera mujer, no en la frente que me caerás.
    Besos poetisa.

    --->Ringo: si ves el documental tendrás otra visión de Dylan, te lo aseguro.

    --->Diving Dwarf, gran enano y presidente de las letras: Tengo que hacer una pausa para leer sus comentarios. Veamos...
    Este documental no es una crítica negativa ni positiva. Está bien, porque te muestra las propias obsesiones de Dylan, y sobre todo pone encima de la mesa todos los pros y contras para que tu, gran enano no convencido, puedas formarte una mejor opinión. En cualquier caso, te la recomiendo.
    Y nada ahora en pascua y "tiempo libre" te pones al día...
    Besos.

    ---> paulamule: ya tenía en cuenta grandes bso en sus películas y parece que se le da de categoría.

    ---> blue monday: lo que dije en el post, te gusta o no te gusta. Pero a los indecisos, que la vean.

    ---> shavatt: ahi estamos, inmenso, co***.

    ---> nightmare: tu si que sabes, eso es justamente lo que quería transmitir independientemente que te guste o no.

    ---> ventiladorocular: si comenta el accidente de moto. Fue un golpe muy duro en su vida y lo transmite de manera fidedigna.

    --->rockland: el cambio eléctrico,si, un escalón a salvar en su carrera.


    --->rey lagarto, india: cuanto cachondeo...la j, la ñ, la "insula"? Pero que bien os lo pasáis sin mi...

    S_l_d_s

    ResponderEliminar
  23. Os transcribo lo que Bono (u2) piensa de su maestro Dylan, según la Rolling Stone:

    "Bob Dylan consiguió lo que muy, muy pocos cantantes. Cambió la forma de cantar de la gente. Hemos estado viviendo desde entonces en un mundo transformado por su estilo como cantante. Casi nadie canta ya como lo hacía Elvis Presley. Cientos intentan hacerlo como Dylan.Cuando Sam Cooke hizo que un joven Bobby Womack escuchara a Dylan, Womack dijo que no entendía esa música. Cooke le dijo que a partir de ese momento ya no se trataba de lo bonita que fuera tu voz, que se trataría de que te creyeras que esa voz te estaba contando la verdad.
    Para entender el impacto de Bob Dylan como cantante hay que imaginarse un mundo sin Tom Waits, Bruce Springsteen, Eddie Vedder, Kurt Cobain, Lucinda Williams o cualquier otro cantante con la voz rota, que suene a lamento sucio o a aullido callejero. Es una lista enorme, como las influencias de Dylan, que iban desde recitados del Talmud a la poesía de Allen Ginsgerg y su Aullido, pasando por la sequedad de Woody Guthrie y los murmullos de Lefty Frizzell. Hay cantos de mineros en esa garganta, y el frio cortante de Hibbing, Minnesota. Es como un puño en un guante de seda, Dylan puede cantar sobre los temas más melancólicos y no sucumbir ante el sentimentalismo. Resulta interesante que a medida que se ha hecho mayor ha aflojado el puño, liberando su faceta más vulnerable. Le he escuchado cantar versiones de "Idiot Wind" en las que sin duda él era el idiota.
    La primera vez que escuché la voz de Bob Dylan fue a oscuras, cuando yo tenía 13 años, en el tocadiscos de un amigo. Era su disco de grandes éxitos, el primero. La voz me sonaba moderna, atacando todas esas cosas de las que estaba en contra, y a la vez muy antigua. Resultaba curiosamente familiar para un irlandés como yo. Pensábamos que EE.UU estaba llena de superhéroes, pero en estas canciones aparecía gente mucho más humilde: granjeros, gente que había sido víctima de grandes injusticias. Lo verdaderamente peculiar de Bob Dylan, es que durante algún tiempo en los 60, daba la sensación de que el futuro sería como él. Al principio era la Voz de una Generación, se alzaba contra la generación anterior. Entonces él se convirtió en la voz de todas las generaciones, las voces de la calle: los fantasmas surgidos en los 30, el romanticismo de Gershwin y el music hall. Para mi, ver aquellas fotos suyas con aquella camisa de topos como de músico de polka, el pelo a lo afro y los zapatos puntiagudos fue una revelación, un fogonazo que me iluminó. Su voz se ponía al servicio de personajes muy anteriores a él. Esta es una lista con alguno de los adjetivos que se me han ocurrido para describir su voz: aulladora, seductora, rabiosa, indignada, burlona, implorante, desafiante, confesional, entusiasta, lastimosa, susurrante, verborreica, de crooner,...Bob Dylan tiene una voz que es como humo, desde el que deja escapar un puro al del incienso, preñada siempre de encanto y reverencia. Hay una voz para cada uno de los Dylan que existen y la razón por la que no me canso de Bob Dylan jamás es que hay muchos en él, todos contagiados de un espíritu de peregrino. A la gente se le suele olvidar que Bob Dylan hizo de telonero para Martin Luther King el día que formuló su gran discurso, el de "I have a dream". El predicador precedido por el peregrino. Dylan ha creado tantos personajes a la hora de cantar porque es la única manera que tiene de dar sentido a sus canciones. Su armario no puede cerrarse por culpa de los zapatos de tantos personajes que caminan por sus historias.
    Me encanta su disco "Shot of love". No tiene nada de producción o arreglos. Le escuchas cantando en una habitación. También me gustan muchas de las canciones que hizo con Daniel Lanois: "Series of dreams", "Most of the time", "Dignity". Esa es la etapa que más me conmueve de Dylan. La voz se convierte en palabras. No hay interpretación, sólo vida; como dijo Yeats, "cuando el bailarín se convierte en baile". Dylan ha sido para el oficio de cantante lo que Marlon Brando para el de actuar. Se cargó el artificio para quedarse con el arte. Ambos hicieron trizas las estúpidas reglas impuestas por maestros severos y pacatos, se cargaron la cuarta pared, pegaron sus caras contra las del público y les dijeron: "a ver si te atreves a decir que no voy en serio".


    Documento revelador. Salu2.

    ResponderEliminar
  24. mmmmmmmm...qué se dijo de calzoncillos húmedos?...a mí me ha puesto en funcionamiento hasta la prolactina!!! anda qué bestia yo!...pero bueno,dicho está...este hombre me pone,...no sabéis cómo...me pone...me pone...Gracias Vinti!como ves,acabo de cargarme mi título de poetisa XDXDXDXDXD

    ResponderEliminar
  25. Sobre el accidente de moto que comentaba VentiladorOcular (alias Venti), y que en la peli comentan como un paro en su carrera durante dos años,...hay una teoría que os transcribo según la revista Rolling Stone:

    "¿FINGIO DYLAN EL ACCIDENTE POR EL QUE DESAPARECIÓ DOS AÑOS?" (Texto de Josu Lapresa)

    "En verano de 1966, Dylan estaba más solicitado que ahora Obama. También le reclamaban que salvara el mundo, pero además tenía que grabar una obra maestra cada nueve meses, pedir perdón por usar la guitarra eléctrica, continuar con una gira interminable, rodar documentales, presentarlos, ir a la televisión, atender entrevistas, atender actos, terminar un libro...Por otro lado, Bob Dylan, recién cumplidos los 25 años, y en lo que no se puede calificar sino de gesta musical, acababa de regalar al mundo los discos "Bringing it all Back Home", "Highway 61 Revisited" y el doble "Blonde on blonde" en un período de poco más de un año, de marzo del 65 a mayo del 66. Por si todo esto no fuera poco, Bob se había casado en el 65 con la ex-modelo Sara Lowndes, que en enero de 66 dio a luz al primer hijo de Dylan.
    Así de ajetreada era la vida de nuestro hombre cuando el 29 de julio del 66, tuvo el famoso accidente de moto en una carretera secundaria cerca de su casa en Woodstock, Nueva York. En un primer momento, las noticias eran tan confusas que se llegó a pensar que Dylan estaba más cerca de habitar en el Seol judío que de ver un nuevo día. Luego trascendió, a instancias del cantante, que se había roto varias vértebras del cuello, lo que obviamente justificaba su momentanea reclusión, consecuente cancelación de giras y todo lo arriba señalado. Lo raro es que, sin tan grave fue el accidente, no se llamara a ninguna ambulancia ni Dylan acudiera a ningún hospital cercano o lejano. Lo cierto es que Bobby tardó casi dos años en sacar su siguiente disco, "Jonhn Westley Harding", radicalmente distinto a los anteriores, y no volvió a salir de gira, salvo apariciones puntuales (la primera en enero del 68 en un homenaje a Woody Guthrie), hasta ocho años más tarde. Entre medias pasó horas y horas tocando en el sótano con los futuros The Band (lo que luego dio lugar a las legendarias The Basement Tapes) y aumentó su prole a cuatro hijos. Así que tampoco se puede decir que perdiera el tiempo."

    SALUDOS

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER