19

Fritz Lang - (1931) M, EL VAMPIRO DE DUSSELDORF

Título original: M
Dirección: Fritz Lang
Guión:
Thea von Harbou, Fritz Lang
País: Alemenia
Año:
1931
Género: Drama
Reparto: Peter Lorre, Otto Wernicke, Gustav Gründgens, Theo Lingen, Theodor Loos, Georg John, Ellen Widman, Inge Landgut





Basada en el caso real del asesino de niños Peter Kurten en Dusseldorf, Fritz Lang creó su primera película hablada, y la penúltima de la época de estancia en Alemania. El título "M" original es la inicial de “mörder” (asesino), y se recurre a ella para identificar al asesino por detrás mediante una tiza. Aunque el título original de la película fue “El asesino está entre nosotros”, se tuvo que cambiar por las posibles alusiones nazis. Y otra anécdota es que en Argentina la película se dio a conocer como “el vampiro negro”.

El asesino (Peter Lorre) era un tipo aparentemente normal que se ganaba con caramelos y globos la amistad de las niñas. Su rostro no se ve hasta que lo empiezan a buscar pero se sabe que es él por una conocida canción silbada que repite siempre que sale a escena (se dice que el silbido es del mismo Fritz Lang procedente de cierto fragmento de música orquestal).

La policía comienza a buscar pistas, y a hacer extensas redadas hasta el punto que muchos mafiosos, traficantes, maleantes ven como el asesino les está perjudicando sus negocios. Así deciden unirse y traman vengarse para solucionar la situación reconociendo y capturando al asesino. Para ello utilizan a los mendigos de la ciudad que se agrupan para poder obtener una valiosa recompensa en metálico y crean una amplia red de información sin levantar sospechas. No tardarán en encontrarlo, pero se esconde en un edificio y tienen que sacarlo incluso disparando a un oficial. Comienza a realizarle un juicio social, pero la policía se entera mediante un soplón que lo han cazado, llegando en el momento exacto para que no lo despellejen vivo e impartir la verdadera justicia del estado.

Una atmósfera que ahoga: escenas oscuras, blancos y negros, mucho tabaco y escenas de cámara muy difíciles como la que se da desde bajo de la silla hacia la postura del jefe de policía.

(Este texto ha sido remitido para su publicación por Vinti, nuestra intensa colaboradora y comentarista).




Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

19 comentarios :

  1. Pero que miedo me daba esta peli de siempre, por dios!

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. parece una historia muy interesante

    ResponderEliminar
  3. La primera película sonora de Lang, pero con mucho poso del cine silente y del expresionismo, que aún daba coletazos.
    Una de mis películas favoritas de toda la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Se me están poniendo los dientes largos con tanta entrada de cine. Debería hacer lo mismo yo de vez en cuando pero al final siempre me tiro a la música.
    Grandiosa película como todas las de Fritz Lang. Qué tiempo aquellos en los que había esos maravillosos ciclos en la 2 y aprendíamos de cine con los más grandes. Salud.

    ResponderEliminar
  5. Tuve una pesadilla con Peter Lorre tan espantosa que todavía la recuerdo !!

    ResponderEliminar
  6. No he visto esta película, pero me la apunto porque tiene muy buena pinta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Vinti, ¡Detente! ¡Para! ¡Manos blancas, basta ya! Deja ya de azotarnos los gluteos con grandes películas en blanco y negro, cuyo desconocimiento hace ruborizarse incluso a seres menudos de respiración branquio-pulmonar.

    Muy buena pinta. Seguro que mi padre la tiene por ahí.

    Wood, 3 dias sin saber nada de ti. Si llega a pasar un minuto más, hubiera mandado flores y condolencias a BLOGGER.COM. Que sea la última vez o tendré que hablar con tus padres.

    ResponderEliminar
  8. Que nivel Maribel... ¡Que quito la boina!.
    Una obra maestra en toda regla, el al que podemos disfrutar de maestro Fritz Lang y de uno de los mejores secundarios de todos los tiempos junto a Walter Brennan... El siempre inquietante PETER LORRE... ¡Me encanta!. Te has ganado una estancia en palacio Vinti.

    ResponderEliminar
  9. Enorme pelicula,enorme Fritz lang y enorme Peter Lorre,una obra maestra genialmente rescatata en un enorme Blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Me acojona hasta escribir comentario de ella...
    ...sé que os estoy aburriendo con la impresión que me dan los primeros planos (menos los de Álvaro y otro que ya se ha lanzado!)...pero es que esa personita con pinta de bonachón,transmitiendo la pura hipocresía defensiva y ocultadora del monstruo interior...ya te digo,Vinti,...me acojona hasta hablar de ella.
    Un abrazo guapísima!...si notas que tiemblo,no es frío...

    ResponderEliminar
  11. Quisiera conocer vuestra opinión sobre lo que le dicen a este "golum en blanco y negro" cuando reclama que le entreguen a la justicia y le dicen que "la justicia es demasiado benévola" y que "sería considerado como un enfermo mental", y sentencian "el hombre que dice de sí mismo que es capaz de arrebatar la vida a un ser humano tiene que ser aniquilado, es un peligro para la sociedad".
    En el año 83, Michael Douglas protagonizó la película "Los jueces de la ley" en la que un grupo de jueces se encargaban de "solucionar" los errores judiciales que iban dejando a los asesinos libres de cargo por algún resquicio legal.
    ¿Un asesino se merece vivir o debe pagar su culpa con su propia muerte?

    Por otro lado, quiero citar que la "Orquesta Mondragón" tiene una canción en su primer LP "Muñeca Hinchable" llamada "El hombre de los caramelos" que no sé si está inspirada en esta excepcional película, aunque el texto es bastante explícito:

    "Va muy compuesto,
    usa sombrero,
    el hombre de los caramelos
    envuelto en un abrigo gris.
    En la puerta del colegio,
    con su bolsa de caramelos,
    espera para hacerte felíz."

    Un saludo,
    beblack.

    ResponderEliminar
  12. Justo hablé de esta peli en mi blog porque la psaban este último finde en el Thyssen con motivo de la exposicón dedicada a la sombra. Un peliculón, junto a Metrópolis lo mejor de su director.

    ResponderEliminar
  13. Gran comentario, beblack.

    Tema escabroso donde los haya. Lo de la pena de muerte es, cuando menos, politicamente incorrecto.

    En cualquier caso, yo soy de la cofradía de Charles Bronson, que era capaz de matar a los malos hasta tres veces: les pegaba un tiro en una azotea, el malo caia, y al aterrizar desde tan terrible altura, acababa ensartado en unos pinchos que, casualmente, alli estaban.

    Ya en serio, siempre he pensado que en un proceso judicial, además de dirimir los hechos, deberia prevalecer la seguridad de los que estamos en la calle, no? Prevenir antes que curar...

    Se supone que las leyes surgen del sentido común, pero ni *uta idea, oiga. Que uno, lo de las leyes, no las ha entendido nunca. Sobre todo, que se interpreten de tal manera que contravengan el sentido común.

    ResponderEliminar
  14. Sin quitarle ni un ápice de protagonismo a la grandísima TodoTerreno Vinti en este post.

    Gran EnanoDiving: gracias por echarme de menos. Eso demuestra aprecio. Si a partir de ahora no guardamos la misma regularidad espero mantener tu aprecio y que no te chives a mis papás.

    Gran Beblack: como bien dice el Gran Enano es un tema escabroso. A mi juicio la justicia siempre es benévola en el castigo a un procesado cuando a uno le tocan un ser querido. Es imposible que la justicia sea justa para todos, pero si que puede intentar ser más justa dentro de los límites de la legislación vigente. La pena de muerte es políticamente incorrecta en nuestro sistema actual pero seguramente en muchos casos en que el perjudicado fuera un ser querido habría apoyo para modificar esa legislación e incluso endurecerla al máximo. Es más, me gustaría ver una encuesta ciudadana de qué opinión se tiene al respecto en los casos de alarma social. Pero por encima de todo lo más doloroso está en el error judicial que conlleva un delito grave. Eso duele mucho a la sociedad. En resumen: no a la pena de muerte mientras no toquen a la madre, a la hija, a la mujer, etc. Es una opinión sin ánimo de ser compartida. Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Joder, me avergüenzo. Esta no la he visto y seguro que debe de ser colosal como todo lo de Lang. En fin...cuando se pueda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Supongo que ya tengo tres razones para ver la peli:

    La primera: Como alemán-austriaco Fritz Lang es capa de pronunciar palabras de trece consonantes y una vocal.

    Segunda: Es un genio.

    Tercera: El post de Vinti es como para hacerlo (vaya peloteo más sano).

    ResponderEliminar
  17. Inquietante película. Peter Lorre ahí malo, pero malísimo. No pude quitarme de la mente esta interpretación aún cuando lo veía en películas posteriores (¿el halcón maltés???). Ese primer plano con los ojos retorcidos...uff qué miedo coña. Escalofriante. Te sigo siempre Wood. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Qué grande era Peter Lorre. Y éste es uno de sus clásicos por excelencia. A revisar tocan.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Casualmente (bendita casualidad), la sala Fender Club va a proyectar esta película el miercoles que viene (2009.04.29).

    Entrada gratis, pero hay que reservar. La sala creo que está en Getafe (Madrid).

    Mas información, aquí.

    Por cierto, que parece que hacen proyecciones de películas antiguas, y tiene muy buena pinta.

    Gracias otra vez, Vinti.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER