20

ART BLAKEY AND THE JAZZ MESSENGERS - (1958) Moanin'


1. Warm-up dialogue between Lee and Rudy
2. Moanin'
3. Are You Real
4. Along Came Betty
5. The Drum Thunder Miniature Suite
6. Blues March
7. Come Rain or Come Shine
8. Moanin' (alternate take)



  • Art Blakey: batería
  • Benny Golson: saxo tenor
  • Lee Morgan: trompeta
  • Bobby Timmons: piano
  • Jymie Merritt: contrabajo
Hubo un día en el que un literato mordaz, corto de estatura y largo de verborrea, dedicado en cuerpo y alma a bucear por los parajes más insospechados, decidió evangelizar al mundo tomando como punto de partida una negra obra de 1958. Hubo otro día en el que un poeta urbano, una especie de Bukowski íbero y de oficio guardián de un torreón solitario e inexpugnable, se convirtió en el lugarteniente de dicha misión. Así, cual si fueran apóstoles o reverendos americanos, ametrallaron al mundo con su excelsa palabrería y con el fin exclusivo de dignificar tan magna obra. Entonces yo, convertido desde hace varias décadas a la ignorancia y las miserias del agnosticismo, vi una luz en el horizonte. Apabullado por la luz, corrí sin rumbo gritando que la había visto ante la estupefacción de la muchedumbre. Entre el gentío, mi hija clamó: “¿Qué te pasa, papi?”. Al oir esa vocecilla retomé con cordura la situación, elevé el volumen y continué por las carreteras y los caminos de Dios.

Si algún humano decide ser abducido por el adictivo “MOANIN” de ART BLAKEY & THE JAZZ MESSENGERS, donde el hard bop y el jazz rozan la más suprema perfección, donde Art Blakey “gobierna desde la percusión todo el trance rítmico”, donde el paseo siempre es más ameno si vas acompañado de la agilidad pianística de Bobby Timmons, el seductor saxo de Benny Golson, el preciosismo trompetero de Lee Morgan y el indispensable bajo de Jymie Merritt, entonces no dejen de visitar El Torreón o El Enano Buceador para mayor lujo de detalles, dos espacios donde seguro que encontrarán más luces que sombras.




Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

20 comentarios :

  1. Y te convertiste en uno de esos eslabones a los que ésta que escribe,quiso engancharse,amarrarse férreamente,sintiendo el placer de estar apretada entre generosidad,sabiduría,buen hacer,humildad,amistad,arte,...Cadena irrompible,perpetua pero amable,ampliable...Cadena que se sustenta en ella misma,cada eslabón se enlaza y ensalza al anterior y al posterior,...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me enorgullezco, queridísimo Wood, de "compartir cartel" junto a dos toreros de la talla tuya y del Enano copón. Aún me suben los escalofríos por la espalda.
    Y siento un gran placer, asimismo., por haber contribuido a que escuches este disco inmenso.
    Tus detalles (mucos ya) para conmigo, son las cosas que no se olvidan fácilmente. Ojalá me pase la pájara pronto.Eres grande tío. Un abrazo!!

    ¿Quién recoge el guante del "Moanin´"

    ResponderEliminar
  3. Amen... Poco que decir por parte de un humilde mortal con piel de cocodrilo... ¡despues de tamaño homenaje!.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de leer la mierda de entrada que hice para este disco. Ni se merece tan paupérrima reseña, ni sé cómo conseguí que VC y tú pudierais mostrar el más mínimo interés en la obra. Me imagino que escuchasteis el Youtube que incrusté, que es la mejor publicidad.

    En cualquier caso, tanto esta entrada como la de VC están a la altura de un disco como el que comentas hoy.

    La verdad es que me sigue pareciendo un disco acojonante.

    Un saludo a todos,

    El Enano

    ResponderEliminar
  5. "si art blakey está pasado de moda, yo soy blanco"
    (miles davis)

    ResponderEliminar
  6. Una reseña a la altura de semejante magna obra del jazz,felicidaciones por el post y el buen gusto musical.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pero si en teoría a mí el Jazz no me guta... como puede ser q ésto me haya gustado tanto???? Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Porque los caminos del señor WOOD son inescrutables... Jezabel.

    ResponderEliminar
  9. Que buen homenaje Wood.Yo en su momento leí el post de Ventilador y me hizo desmpolvar un CD de Art Blakey que tenia en el olvido.Siempre refrescando las memorias.Que bien que os tenemos!

    ResponderEliminar
  10. Uuuuuuualaaa!! Cuántas cosas!! Qué ordenadito todo!!
    Cuantísimo voy a aprender por aquí!!!
    Decidido: me quedo ;)

    Besines.

    ResponderEliminar
  11. Gran post Wood, enhorabuena.

    Una música preciosa, hasta para los que mo nos va mucho el jazz.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. A mí no es que no me guste el jazz, es que en la mayoría de los casos no lo llego a entender.
    Me uno al homenaje de Jotajota hacia esos dos monstruos de la escritura como son DW & VC.
    Y, como me apetece decirlo, pues lo digo: "Yo quiero ser negrooo"

    Un saludo,
    beblack.

    ResponderEliminar
  13. Hey India: como es habitual, tus palabras descentran mis neuronas. Mejor dicho, todo mi organismo.

    Hey Ventiladorcular: tú y el Enano fuisteis los 2 primeros con los que contacté en la blogosfera, y os tengo en gran estima, como os podéis imaginar. En cierto modo es un homenaje porque me apetecía a partir del sorprendente disfrute de "Moanin" que me acompaña últimamente 'on the road'. ¿Quien recogerá el guante?

    Hey Rey Lagarto: amén, majestad.

    Hey Enano: te recuerdo por si no te habías percatado que yo leo, y luego si me apetece veo el video, y si tú dices para comenzar un texto "pedazo de pepino el disco de hoy", cautivas absolutamente mi atención. La lírica admite múltiples posibilidades. Por cierto, viva la lírica y gracias por abrir en este caso los ojos a los ignorantes. Me tiene enganchado el Blakey éste y el que pusiste también de Lee Morgan.

    Hey Raul: como dice Beblack más abajo, "Yo quiero ser negrooo".

    Hey Tsi-Na-Pah: no acostumbro a contestar comentarios pues considero que ya lo he dicho todo en el post y dejo abierta la puerta al deshoje de los gustos, salvo excepciones en que me apetece o esta ocasión que la consideraba más especial. Eso sí, los leo absolutamente todos y agradezco tus elogios, que son recíprocos.

    Hey Jezabel: Su Majestad el Rey Lagarto te ha contestado por mí: son esos caminos inescrutables que nos llevan hacia situaciones misteriosas y en ocasiones indescifrables.

    Hey Rey Lagarto: de nuevo le digo a Su Majestad amén.

    Hey Nuria: a mí si que me has dejado flipado con lo interesante que le has dicho a VC en su último post.

    Hey Ana: bienvenida. Lo había preparado todo para cuando llegaras. Me encantan los besines.

    Hey Evander: este Blakey tiene algo que engancha, hasta para los que somos ignorantes en el jazz.

    Hey Ryoga: a mí también me lo parece.

    Hey Beblack: si te enteras de alguna clínica que coloree y no deje secuelas, me das un toque.

    Gracias y abrazos múltiples.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta el jazz, eso si, para degustarlo y saborearlo tranquilamente, y este disco está precisamente para eso...degustarlo.
    Buen post wood y gracias por muchas cosas, besos.

    ResponderEliminar
  15. Hey Livy: eres una musa profunda y por ello te lanzo el enésimo ciberbeso.

    ResponderEliminar
  16. Un marcado ritmo que te envuelve y te seduce por igual, dejando de golpe toda tu vida a un lado y dedicandote por completo a disfrutar de tamañana obra de arte

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  17. Asignatura pendiente: ART BLAKEY.

    Repaso:
    Aunque había estudiado piano, se lanzó a sustituir al batería del grupo en el que tocaba. Trabajó con orquestas de Fletcher Henderson y Mary Lou Williams. Pero el salto definitivo lo dio con la llegada de Billy Eckstine. Alternaba con Paker, Miles, Gillespie, Fats Navarro y otros.
    Se tenía que consolidar, era "The Jazz Messengers", una progresión de lo anterior, menos dramática y con raíces africanas.
    Esta banda fue el lanzamiento de muchos otros posteriores músicos que nunca olvidarán a su lider, Mr. Art Blakey.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Me ha salido en el aleatorio esta entrada y lo cierto es que es un disco glorioso. Hazte con el directo de aquella gira, hay publicado un concierto en el mítico Olympia de París que es aún más apabullante que el disco de estudio. Esta gente en directo alcanzaban la talla de gigantes. El concierto creo que es del 58. Abrazos Johnny!!

    ResponderEliminar
  19. Hey Ned, qué alegría me da leer algún comentario en un post relativamente antiguo. Voy a buscar ese directo, por lo que dices debe ser la bomba. Abrazos y gracias y por la información.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER