7

THE DREAM SYNDICATE - (1982) The days of wine and roses

1.. Tell me when it's over
2. Definitely clean
3. That's what you always say
4. Then she remembers
5. Halloween
6. When you smile
7. Until lately
8. Too little, too late
9. The days of wine and roses
  • Steve Wynn (vocals)
  • Karl Precoda (guitar)
  • Dennis Duck (drums)
  • Kendra Smith (bass)

La verdadera esencia del legado velvetiano se mantuvo oculta demasiado tiempo. Tan sólo Jonathan Richman al frente de los Modern Lovers se atrevió en la década de los setenta a recoger el verdadero influjo de la Velvet Underground. Esa rica herencia, salvando cierta influencia en la parte oscura del post-punk de grupos como Joy División, fue reivindicada de forma notoria a principios de la década de los ochenta con la aparición del llamado “Paisley underground” californiano, también conocido en Europa como “Nuevo Rock Americano”.

Así, un buen puñado de interesantes bandas tales como Dream Syndicate, R.E.M., Long Ryders, Violent Femmes, The Feelies, Guadalcanal Diary, The Del Fuegos, Smithereens, etc., con una excelente colección de imprescindibles álbumes, contribuyeron a esa indispensable revalorización del rock underground neoyorkino. Entre esos álbumes destaca el mítico primer álbum de los Dream Syndicate titulado “The days of wine and roses”, auténtica obra maestra e influyente de manera considerable como materia prima pionera de grupos de la década de los 90 tales como Sonic Youth, Jesús & Mary Chain, Radiohead, etc.

En aquellos “días de vino y rosas” también se revitalizó el rock tradicional, se profundizó en la psicodelia y se mantuvo cierta actitud punk a base de tormentosas guitarras y rabiosos misiles eléctricos de larga duración.

En definitiva, la fusión perfecta entre el rock experimental y el tradicional, realizado con una crudeza y una energía incendiaria inusual en aquellos momentos, un álbum en el que a pesar de mantener una línea uniforme destaca “Halloween”, fascinante himno épico muy apropiado para escuchar la víspera del Día de Todos los Santos.



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

7 comentarios :

  1. Gran texto amigo WoodyJagger. Efectivamente el sonido Lou Reed está muy muy presente, y los primeros R.E.M. tb se pueden apreciar, sí señor. Ya sabes para dónde va este disco en cuanto lo pille? Ajam, al mp3. Un saludo, gracias por la información detallada, amena e interesantísima, no tenía ni idea de la existencia de estos grupos.

    ResponderEliminar
  2. yo tampoco conocia al grupo.gracias por el descubrimiento

    ResponderEliminar
  3. Excelente entrada.
    A mí me grabaron este disco unos compañeros de estudios y hace cinco o seis años me compré la reedición que incluía ocho canciones adicionales.
    Me fascina el álbum. Bebe efectivamente de la Velvet y dejó huella en muchos otros grupos, pero mi sensación es que no vendió o nadie se acuerda de ellos, porque hasta en libros especializados no se los nombra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Woody Jagger! Es todo un placer para mi que me dediques este post, cuando me mandaste el vinculo para escuchar la canción, lo hice. No pude comentarte entonces porque no tenía un momento para ello. Me gustó mucho y el post que acabo de leer, es muy interesante hay cosas que no sabía. Muchas gracias querido amigo, eres una gran persona.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Este disco es una joya, amigo Woody. Las influencias velvetianas son constantes: temas como el que has posteado en el vídeo, "Halloween", "Then She Remembers" o el que da título al disco, "The days of wine and roses", rebosan guitarras al más puro estilo Velvet.
    El nombre del grupo lo sugirió Dennis Duck, cogiéndolo del grupo de música experimental de mediados de los 60 llamado "Theatre Of Eternal Music" donde participaba John Cale y que más tarde pasó a llamarse "The Dream Syndicate".
    La canción "Too Little, Too Late", cantada por la bajista Kendra Smith, es su particular homenaje al "Afterhours" que cantaba Moe Tucker en el tercer disco de la Velvet.
    Como comenta Castedo, en 2001 se reeditó el disco incluyendo los cuatro temas de su primer EP, grabado en casa de Steve Wynn, dos temas más pertenecientes a ensayos del grupo y otros dos temas del primer grupo de Steve llamado "15 minutes" en referencia a la famosa frase de Andy Warhol en la que decía que "Todo el mundo tiene 15 minutos de gloria en algún momento de su vida".
    Como dato curioso, quince años después de que la Velvet visitara la costa Oeste y cosechara un rotundo fracaso interpretando sus canciones repletas de látigos, cuero negro e historias de perdedores en el paraíso de la paz y el amor, un grupo californiano retoma el legado dejado por ellos. Pero los ochenta eran otros tiempos...

    ResponderEliminar
  6. Creo que tu entrada y la mía se complementan y enriquecen. Muy buen texto, Johnny.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Gonzalo, a tí y al resto de amigos que comentaron y que les gustó el texto sobre este fenomenal disco. Saludos.

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER