5

RADIO FUTURA - (1984) La ley del desierto, la ley del mar

RADIO FUTURA - LA LEY DEL DESIERTO (1984)

Que los tiempos pasados fueron mejores es una afirmación de peso que muchas veces resulta irrefutable. No creo que vaya mal encaminado si sostengo que allá por el año 1984 se produjo un disfrute popular multitudinario a nivel musical en España por parte de la mayoría de jóvenes (y no tan jóvenes) gracias a discos con calidad imperecedera como el segundo (de larga duración) de RADIO FUTURA, entre otros.

RADIO FUTURA - LA LEY (1984)
La música, por supuesto me refiero a la parte del pop y del rock a los que no le pasa tanta factura el tiempo, alcanzaba altas cotas de popularidad. Podría divagarse que existían unas causas de ello. Por una parte estaban las compañías discográficas independientes que servían de trampolín y que incluso competían en cierto modo con multinacionales que, junto a productos mediocres o de usar y tirar, llegaban a apostar por grupos de calidad para ciertos sectores y, claro, todo ello implicaba una grandísima promoción. Por otra parte las instituciones concedían más valor a esa rama de la cultura y los medios de comunicación más dispares, las discotecas, los pubs, los garitos, los baretos de turno, se aventuraban en pinchar un tipo de material musical en forma de vinilos que, digamos, era menos corriente, menos comercial, pero que tenía como consecuencia que una mayoría de esa generación conociera e impulsara un tipo de música que podría definirse como de mayor ralea o pelaje. Era algo así como “todos a una, como en Fuenteovejuna”. Evidentemente aquello fue cambiando gradualmente y lo que posteriormente podría equipararse a aquella popular calidad musical de dominio público pasaría a ser de conocimiento e interés para una minoría friki, o del mismo modo lo que en su momento era de culto para una minoría acabó derivando en una parte todavía más pequeña del colectivo social, especialmente juvenil. O quizás no y todo esto sea una gilipollez o un circunloquio subjetivo que carece de sentido. 

SANTIAGO AUSERÓN
Santiago Auserón
Tras el éxito, incluso en el entorno de las quinceañeras más entusiastas, de aquella “Música moderna” con “Enamorado de la moda juvenil”, “Divina”,…, tras la salida de Herminio Molero y de Javier Grueso de la banda, tras los singles de “La estatua del jardín botánico” y de “Dance Vd.”, habría un nuevo cambio de rumbo por parte de los dos hermanos Auserón (Santiago y Luis), Enrique Sierra y Carlos ‘Solrac’ Velázquez, quienes continuaron con la exploración de nuevos sonidos que les conducirían a un álbum de estudio en 1984, el cual se convertiría en un éxito masivo superando todas las expectativas de ventas y con él comenzaba la hegemonía de RADIO FUTURA como grupo de pop-rock español en la década de los ochenta.

ENRIQUE SIERRA
Enrique Sierra
La ley, a pesar de sus dos partes bien diferenciadas, tenía un modélico sentido de lo conceptual en el proceso de creación artística y en un imperio de letras enigmáticas pero con mucha sensación poética. Mientras en la primera cara, llamada La ley del desierto, era patente la sensación de calor o aridez y resultaba fundamental el papel que jugaban unos punzantes, metálicos y afilados sonidos de guitarra del gran Enrique Sierra, en La ley del mar resultaban más impactantes unas marcadas líneas de bajo por Luis Auserón y unas resonancias de apariencia líquida que, podría decirse, resultaban más alternativas.

LUIS AUSERÓN
Luis Auserón
La cara desértica se iniciaba con esa especie de “espectro encadenado” que huía del sol, rasgando el velo de la oscuridad, con el brillo de un cuchillo como protagonista en la potente Tormenta de arenadonde la guitarra de Sierra era más que nunca un torbellino del mal. 

El combinado guitarra/bajo del segundo corte es de fantasía. No creo que sea el único individuo del mundo, además de Don Santiago, que cayera rendido ante los encantos del misterioso perfume de Hadaly

Con ritmo marcial y con uno de los mejores riffs nacionales de guitarra que se recuerdan llegaba la sobadísima e hiperpopular, pero no por ello exenta de calidad, Escuela de calor, un glorioso himno de la década de los ochenta que, ojalá, con posterioridad hubiesen habido muchos más hits de su categoría en los decadentes medios de comunicación más comerciales. Y qué decir de la Escuela de calor instrumental, como diría uno que yo me sé “pa cagarse y no torcarse”, expresión que viene a referirse a algo espectacular, y es que me sigue pareciendo una puta genialidad esa versión instrumental. 

Carlos "Solrac" Velázquez
Carlos "Solrac" Velázquez
Sobre una Historia de play-back que le digan al siempre añorado Enrique Urquijo, que la tenía en el mayor de los altares a la que ha sido una de las composiciones más brillantes del cancionero español aunque no sea de las más populares de Radio Futura: “…alguien dicta en la sombra y tú solo mueves los labios…”

Y rematando la faena en el desierto “ahí viene Juan el Bueno, con una idea fija en la mente”, imponiendo La ley, su ley, “bang bang, hey hey”, con aires de western, apuntando al corazón a partir de “aquella estúpida canción, promesa de un verano eterno”

Arribamos a la cara acuosa y nos vamos a la costa, En Portugal, y ella es la protagonista, cerrando los ojos para no saber quien tomaba su cuerpo, con sus pechos rebeldes que ya no podían escapar. También cerca del mar es donde pensaron en un próximo plan con el eléctrico y arrebatador himno mafioso que era el Oscuro affaire”, antes de ir a aquella isla donde la noche era más profunda que el mar, donde las sirenas guardaban secretos de amor, los deLa secta del mar”. 

Radio futura - "La Ley del mar" (1984)
Los aires latinos y la fusión que iría desarrollando ese estilo tan personal de Radio Futura muestra sus primeros atisbos con ese "suave balanceo a la hora en que cierran los clubs" del Africano por la Gran Vía”. El turno después para El nadador”, el mar es inmenso, gran perla oculta de Radio Futura, donde con un poco de alcohol, y por qué no, se aprovecha mejor una ola. 

Llegamos al final, unos pajarillos pían y allá va ella, el ultramegatemazo, con esa profunda letra abierta a diferentes apreciaciones, con ese ritmillo a medio camino entre lo latino y el pop más artesanal, aquella que rechazó Miguel Bosé (a Dios gracias), con esa guitarra flamenca acompañante de Raimundo Amador que indicaba que la evolución estaba en el mestizaje, porque en la Semilla negra se entregó el gran beso al aire para que siempre estuviera, por algo intangible, etéreo, inmortal, “por la materia que me une a ti”. Mucha grandeza. 

Radio futura - "La Ley" (1984) - cassette
Como curiosidad destacar que el formato de cassette contenía dos temas más, la interesante e inédita Duda y un Dub que mostraba las posibilidades de la “escuela de calor”

Dicen que el único punto negativo de este álbum fue la pobre producción y la escasez de arreglos. Y es muy posible que no estén exentos de razón porque a posteriori algunos de sus cortes tuvieron sus correspondientes remezclas pero vaya, bendita pobreza si fue tal porque a su favor jugó una ejemplar sencillez creativa, la de una de las más grandes obras del pop-rock nacional que, posiblemente, por su constante uso, destruyera más de una aguja de los arcaicos platos giradiscos de aquellos años. Un disco implacable que impuso una "ley" musical como norma de obligado y saludable conocimiento.




Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

5 comentarios :

  1. Que decir de posiblemente la mejor banda española de los años 80,como casi todos los discos de Radio Futura no tiene desperdicio y lo mejor sus letras tan enigmáticas como frescas,analizar el siguiente fragmento de " El nadador " y darme vuestra opinión,desde aquí le doy las gracias a un muy buen amigo mio que me hizo reflexionar sobre ella hasta llegar a la misma conclusión que él.
    Sentir tu calor interior
    no sé si perdi la razón
    me fui desnudo tras el resplandor
    de otra ciudad
    oh y el rumor es como el mar.

    Pensar y reflexionar ya me contareis.Un saludo Voro.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Woody, una vez ya hablamos sobre la canción "El nadador" y coincidimos totalmente en que es un pedazo de tema quizás no lo suficientemente valorado. Con respecto al disco en sí, es una pequeña joya, una obra de arte musical que me marcó cuando lo escuché por primera vez y que hizo que me decepcionara cada vez que escuchaba un nuevo trabajo de Radio Futura.

    Escuché las canciones de este disco por primera vez en una cinta pirata de un concierto que dieron en Mallorca; no sé si ya había salido al mercado, pero yo no había oído aún ninguno de sus temas. Sentí una sensación de novedad, o quizá de modernidad ( hecho bastante comprensible en aquellos años y en un pueblo de provincias). Poco a poco, y con la edición cada vez más frecuente de discos de nuevos grupos, esta sensación fue desapareciendo pero aún conservo el recuerdo de canciones tales como "Historia de play-back", "Hadaly" o la ya citada "El nadador".

    De los mejores discos de la historia de la música española.


    Un saludo,
    beblack.

    ResponderEliminar
  3. Este album es prácticamente una recopilación de muchos temas tocados en directos durante los años 81-84. Creo que me tendré que enganchar a la canción "el nadador" que tanto comentáis. Que miedo!!!

    ResponderEliminar
  4. Sin miedo, Vinti. Escúchala como un buen nadador atraviesa la ola.

    Un saludo,
    beblack.

    ResponderEliminar
  5. Bueno ya llevo con esta 5 escuchas. En mi opinión creo que es bastante lírica, muy para los hombres, con mucho afán de libertad y de aprovechar la ocasión. Ahora no recuerdo pero hay una canción también llamada nadador de grupos actuales y con varias versiones. Ya os comentaré cuando se me ilumine la mente.

    Para demostraroslo:

    http://www.youtube.com/watch?v=8NT4FJWAwaQ

    El nadador:

    Sentí un calor interior
    no sé si perdí la razón
    me fui desnudo tras el resplandor
    de otra ciudad
    oye el rumor es como el mar

    En la piscina de un hotel
    con aire escéptico
    tomar un poco de alcohol
    oh, ao, ao

    Sube la marea
    como un buen nadador
    aprovecha la ola

    Como un buen nadador
    aprovecha la ola

    El mar es inmenso
    así que todo está en calma
    quizá mi alma es un trasto vacío
    pero mi cuerpo es un río

    Sentí un calor interior
    no sé si perdí la razón
    me fui desnudo tras el resplandor
    de otra ciudad
    oye el rumor, es como el mar

    En la piscina de un hotel
    con aire escéptico
    tomar un poco de alcohol
    oh, ao, ao
    Sube la marea
    como un buen nadador
    aprovecha la ola

    Como un buen nadador
    aprovecha la ola

    Sube la marea
    como un buen nadador
    aprovecha la ola

    Como un buen nadador
    aprovecha la ola

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER