2

JONATHAN RICHMAN & THE MODERN LOVERS - (1976) Roadrunner (single)





1. Roadrunner (once)
2. Roadrunner (twice)





          • Jonathan Richman (vocals, guitar)
          • Jerry Harrison (keyboards, vocals)
          • Ernie Brooks (bass)
          • Leroy Radcliffe (guitar)
          • David Robinson (drums)
          Antes de convertirse en un trovador romántico y un incansable correcaminos, Jonathan Richman fue un fanático admirador de la Velvet Underground (como curiosidad hay que decir que ostenta el record de haber visto más actuaciones en directo de la mítica banda neoyorkina), cuya sombra sería una influencia constante en su carrera.

          Con su inicial banda los Modern Lovers, fueron pioneros de sonidos tales como el pre-punk y la new wave, con una serie de himnos desenfadados, directos y atemporales, basados en tres sencillos acordes.

          “Roadrunner” es uno de esos himnos, una alegre canción de corte velvetiano, que refleja el disfrute que se siente al oir las canciones mientras se conduce en automóvil, a posteriori versioneada por los mismísimos Sex Pistols y convirtiéndose también en un referente de las bandas de garage.

          A partir de aquí, Jonathan Richman evolucionaría hacia las primitivas raíces del rock&roll y del pop, con un original y sencillo sonido repleto de optimismo y humor, el cual le permitirá siempre nadar contracorriente y estar alejado de cualquier estereotipo musical.




          Compartir este artículo en:
          Síguenos en: Suscripción Pinterest

          2 comentarios :

          1. Vaya Woody, justo tenía yo en mente preparar algo sobre esta gente cuando vas tú y te adelantas. ¡Vaya química tenemos!
            Banda de culto cuya historia cuenta que sus integrantes estaban ya separados cuando no habían siquiera grabado más que demos y no habían firmado contrato con ninguna discográfica.
            Originario de Boston e influenciado por The Velvet Underground, el joven Johnathan Richman viajó a Nueva York buscando una oportunidad para hacer su propia banda y para poder estar más de cerca de la “movida”. Llegó a tal grado su fanatismo por los velvets que consiguió vivir junto con uno de sus roadies y hasta hacerse amigo de John Cale y de ahí fue de donde aprendió el oficio.

            Aun cuando su principal influencia eran los velvets, las letras que Johnathan escribía estaban lejos de las del Lou Reed, ya que cuando Reed hablaba de fetiches sexuales, resacas de domingos por la mañana después de una noche llena de drogas y excesos y básicamente de la decadencia de la sociedad, Richman hablaba del amor y de las verdes carreteras de Massachussets; pero aun así, escribió canciones tan intensas que bien las podríamos comparar con las del los velvets como She Cracked, Pablo Picasso, Roadrunner, Astralplane etc.

            Los ML graban sus demos producidos ni mas ni menos que por John Cale, las reparten a unos cuantos en sus presentaciones y, cosas del destino, una demo viaja a Europa y cae en manos del hábil Malcolm McLaren (por entonces dueño junto con Viviene Westwood, de una tienda de ropa llamada S.E.X. y cerebro y principal responsable de Los Sex Pistols).

            Malcom hace su casting y elige a la primer alineación de los Pistols, los mete al estudio a grabar su primera canción…. ¿Cuál? precisamente un cover de esos desconocidos Modern Lovers. Como olvidar a Johhny Rotten cantando (o quizá balbuceando): Roadrunner, Roadrunner, going faster miles an hour!!!!
            Para la segunda mitad de los 70’s, Jonathan Richman y sus Modern Lovers encabezaban las filas de las llamadas bandas de culto; entre sus seguidores se encontraban los hasta ese entonces desconocidos, Pete Shelley (Buzzcocks), Joe Strummer (The Clash) y hasta David Byrne de quien se dice fue tal el impacto al verlos en vivo que un vez que se confirmó la separación de los ML reclutó a Jerry Harrison para que fuera su teclista en su banda Los Talking Heads.

            Sencillos, concisos, a veces hasta inocentes pero eso sí, siempre elegantes, los amantes modernos fueron una banda a la que hay que agradecer mucho del sonido que escuchamos a finales de los 70´s ´ y por ende de lo que escuchamos actualmente.
            Otro de sus componentes, David Robinson, formó parte de The Cars.
            Si habéis visto "Algo pasa con Mary" sin duda recordaréis a la parejita que siempre aparecía cantando en los sitios más insospechados. El guitarra es Jonathan y el otro es un minimalista batería que le acompaña últimamente.

            ResponderEliminar
          2. Bueno, este si es uno de mis favoritos. De los que no cansan, y siempre encuentras algo más cuando lo escuchas. Pienso que su música es tan asonante a veces, que se convierte en sonora, y la hace muy peculiar. No canta mal, es perfecto!!!

            Jonathan Richman ha escrito canciones, editado discos y actuando en directo durante gran parte de su vida, ganando fans y haciendo amigos por todo el mundo con su honestidad sin dobleces y sus pegadizas composiciones. Admirado por muchos otros artistas, se ha construido una audiencia fiel a fuerza de hacer giras incansablemente. Sus falsamente engañosas y directas canciones representan cualidades atemporales de la humanidad, como el optimismo, la introspección emocional y un ilimitado sentido del humor, canciones libres de cinismo o de nociones transitorias de relajada felicidad.

            En tanto que él puede sentir que ya está superando los problemas con las discográficas, los discos que J. Richman ha presentado en los últimos 30 años han ocupado un lugar especial en le corazón de sus fans. Empezó tocando la guitarra a los 15 años y, a principios de los 70 formó los Modern Lovers, cuyo sonido crudo, minimalista y canciones emocionalmente directas ayudaron a allanar el terreno para el punk rock. Pero para cuando el grupo lanzó su conocido álbum de debut en 1976 (que incluía la versioneada canción "Road Runner", que llegó al Top 5 de Europa), Jonathan Richman ya se había desplazado hacia un sonido más tranquilo y centrado en otras letras. Desde entonces ha seguido grabando y girando prolíficamente, primero en una serie de formaciones con los miembros de Modern Lovers, más tarde en solitario y a veces en formato duo, con el batería Larkins. A través de los años la música de Jonathan ha ido absorbiendo multitud de influencias, del doo-wop al country y a muchos otros estilos, sin sacrificar nunca la efervescente personalidad del artista.

            Los fans de Jonathan le han seguido siendo fieles con el paso de los años y su audiencia se extiende sustancialmente en los años 90, gracias a sus frecuentes apariciones en el programa de T.V. Late Night with Conan O'Brien, su destacada aparición en la famosa comedia de 1998 "Algo pasa con Mary" y las inclusiones de los clásicos de sus Modern Lovers "Ice Cream Man" y "I'm A Little Airplane" en Barrio Sésamo.

            Durante gran parte de su carrera Jonathan ha girado casi sin parar por todo el mundo. "Viajar y tocar para gente nueva en lugares nuevos es una de mis mayores ilusiones, apunta. "Es fantástico tocar en sitios que se salen de lo habitual". Puedes aprender mucho al tocar en un pueblecito de Holanda o de Australia, y aprendes cosas diferentes de las que aprenderías si tocases en una gran ciudad. Este año vamos a intentar tocar en Extremadura, en la parte oeste de España -podríamos ser los primeros americanos que actuasen ahí- Estoy deseando que podamos tocar pronto en las Islas Canarias.

            "Hacer conciertos y grabar discos sigue siendo fácil y divertido", dice Jonathan y añade "Tommy y yo tocamos ahora muy diferente de cómo lo hacíamos hace 2 años. Tocamos en un estilo distinto al que usábamos en aquel DVD en directo, y a su vez, entonces tocábamos distinto a como lo hacíamos tres años antes de ese DVD. Todavía siento que estamos empezando y cada noche aprendo cosas nuevas".

            ResponderEliminar

          ▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

          ▼ SUSCRIPCIÓN

          TWITTER