2

EL VEZ - (1994) Graciasland

EL VEZ - GRACIASLAND

Algunos dicen que Elvis Presley está en todas partes. No lo sé, lo ignoro, y tampoco voy a fijarme mucho. Lo que sí que creo es que al que considero mejor Elvis “impersonator”, el autoproclamado Elvis mexicano es seguramente el más original de todos los imitadores del llamado Rey del Rock. 

EL VEZ
Hablamos de El VEZ, o lo que es lo mismo, de Robert Rodríguez, antiguo componente de la banda punk mexicana The Zeros, un tipo que aboga por la identidad chicana renegando de la hispanidad. Entre otras características también a tener en cuenta se podría citar que canta en una especie de ingenioso spanglish con mucha chispa, un detalle que pudiera acentuar más animadversiones entre puristas musicales o, en un momento determinado, hasta entre filólogos clasistas. Además realiza conciertos en directo en los que combina la parafernalia pélvica con el mejor rock de todas las décadas, desde el tradicional al setentero pasando por el punk en una especie de gospel-show rocanrolero donde juega un papel importante el traje de charro, el indígena azteca, el diablo americano o la virgen de Guadalupe. 

En sus canciones pueden aparecer fragmentos, extractos, referencias, citas dispersas de clásicos como Rolling Stones, Rod Stewart, Jimi Hendrix, Eddie Cochran, Simon & Garfunkel, etc., y cómo no Elvis Presley, mezclando clásicos del rock con canciones del Rey, cambiándoles la letra, maquillándolas y adaptándolas a su propio mundo reivindicativo y revolucionario. Como resultado de todo este cóctel es un sonido que se acerca en ocasiones a los Stray Cats, otras veces a Los Lobos y otras incluso a Iggy Pop. 

Desde la portada del álbum en "Graciaslandya se percibe el primer semi-plagio respecto al Lp que Paul Simon publicó en 1986 con el título "Graceland". Para colmo el chicano incluyó una adaptación del tema principal como "Aztlan", donde anima desde Río Grande a buscar aquel mito de la isla en un lago, esa especie de paraíso libre de enfermedades y de muertes que fue el supuesto punto de partida de la cultura mexicana más primitiva.

EL VEZ - GRACIASLAND - B
Pero todo ello es después de La negra, festiva presentación por parte de unas insinuantes Beautiful Elvettes (Lena Mari Aguirre y Pinky Turzo) entre mariachis, gritos al más puro estilo mexicano y muchos vivas a El Vez, así como de otro corte para ponerse a bailar sin pisar los "Huaraches azules" que en realidad son los "Blue suede shoes" de Carl Perkins. 

La fiesta solamente acaba de empezar. Si este tipo no contagia buen rollo al oyente de turno con "Chicanisma" es que el rock&roll no es lo suyo pues vaya pedazo de gran versión que se casca del “Little sister”, uno de mis temas preferidos de Elvis, y del que también recupera una suculenta interpretación con un Trouble que apuesto gozaría de la aprobación de Lux Interior. Ah, y hablando del siempre añorado líder de los Cramps seguro que incluso disfrutaría mucho más con Safe (baby let’s play safe)”

Más cosas. El tema "Go zapata go" procede del "Johnny B.Goode" de Chuck Berry y podría sacar de sus tumbas y poner a bailar a líderes militares de la resistencia campesina como Emiliano Zapata o Pancho Villa, mientras que por otra parte, con la mítica "It's now or never" demuestra sus dotes y nuevamente su admiración hacia Elvis hasta derivar en un "Maggie may" de Rod Stewart para quitarse el sombrero, pero el de mariachi, y exclamar finalmente a su compás ese "¡Que la chingada!"

EL VEZ - Mexican Elvis

Vamos con "Cinco de mayo", temazo guitarrero donde los haya en una magnífica composición propia dentro de un estilo cercano a los Clash o a los Who y en el que homenajea la conmemoración de la Batalla de Puebla en que el ejército mexicano derrotó a su adversario el francés. 

EL VEZ - Graciasland 2Y más. El instrumental "Gypsy queen" reivindicando a Carlos Santana, la recuperación para la causa del temazo ochentero "Mexican radio" de los Wall of Voodoo y, cual si estuviera poseído por los gatos más descarriados, Brian Setzer y compañía, nos insufla un rocanrol de raza con un homenaje a otro personaje histórico mexicano en The Cuauhtemoc walk

Por su parte, si con el tributo al líder activista estadounidense a favor de los derechos civiles para campesinos ilegales Cesar Chavez recupera la esencia de la pareja de compositores Leiber-Stoller, acaba siendo de fantasía ese final con "Immigration time" que empieza con el ritmo percusivo de las congas del "Sympathy for the devil" de los Stones para convertirse en una estupenda adaptación del "Suspicious minds" de Elvis. 

Muchos intentan emular pero pocos lo consiguen con tanta gracia y talento. Cada paso de Graciasland está milimétricamente calculado para el disfrute auditivo. Es a mi juicio el mejor disco de este tipo y, a mi gusto, uno de los mejores de 1994 y uno de mis preferidos de la década de los noventa mal que por decir esto le pese a pocos o a muchos. ¡El Vez vive!



Compartir este artículo en:
Síguenos en: Suscripción Pinterest

2 comentarios :

  1. Querido amigo Woody,gracias a uno de mis mejores amigos conocí a este crack llamado El Vez,y creo que has descrito lo que es de una forma perfecta,me parece que ni él mismo lo habría hecho mejor.Partiendo de la base que para mi Elvis no ha sido nunca el Rey del Rock ni de nada,bueno si del marketing y poco más,este personaje tan peculiar llamado El Vez es uno de los mejores imitadores,por no decir el mejor,del hipotético Rey.Tengo que decir que la primera vez que lo escuché me quedé alucinando y desde entonces tengo toda su discografía,la verdad que el que no lo haya escuchado se lo recomiendo.Un saludo,Voro.

    ResponderEliminar
  2. En efecto, Wood, el directo es el fuerte de este sinvergüenza. Ya queda menos para verle. Esperemos que los escenarios sean proclives para la cantidad de demostraciones físicas que nos tiene preparadas...

    ResponderEliminar

▼ Reseñas novedades discográficas 2019 ▼

▼ SUSCRIPCIÓN

TWITTER